“Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.” Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La era de los exterminios: ¿quiénes serán las próximas víctimas?


Si piensa en la historia de las cacerías de brujas de los siglos XVI-XVII en Europa, puede tener la impresión de que la bruja típica era una vieja bruja que vivía en una choza en los márgenes del pueblo, sola con un gato negro.

Pero no, ese no fue el caso. Quizás este tipo de personas marginales fueron asesinadas ocasionalmente por ser brujas, pero no eran las víctimas habituales. En realidad, la caza de brujas tenía un fuerte componente monetario y a menudo se llevaba a cabo con el fin de obtener beneficios de la confiscación de los bienes de las víctimas. No eran mujeres pobres e indigentes, sino más bien miembros de la creciente clase mercantil en Europa. 

La faceta lucrativa de la caza de brujas ha sido a menudo ignorada por los historiadores, pero está siendo reevaluada y destacada en los últimos tiempos, por ejemplo, por Johannes Dillinger (2021) [1] y por Shmakov y Petrov (2018) [1]. Ambos artículos son muy sugeridos y proporcionan una gran cantidad de datos sobre el mecanismo financiero que llevó a la caza de brujas: en resumen, no hubo (o muy poca) caza de brujas donde el gobierno no permitió que los activos de las víctimas fueran confiscados. Matar brujas, entonces, fue solo una de las muchas formas de robo legalizado en la historia.

Es una historia fascinante que tiene que ver con el nacimiento del capitalismo en Europa. Durante los siglos XVI y XV, Europa pasó de una economía agrícola casi pura a una economía comercial e industrial que implicaba la formación de una clase mercantil que se dedicaría a actividades como el préstamo de dinero, la fabricación y otros servicios. Fue entre los miembros de esta clase recién formada donde se encontraron las «brujas». La aristocracia terrateniente de Europa encontró conveniente utilizar las técnicas de propaganda de la época para despertar a la chusma contra esta nueva clase media e incorporar sus ingresos. Fue una lucha de clases que se extinguió cuando la clase media creció a tal nivel de riqueza y poder que pudo negarse a ser victimizada. 

La caza de brujas, entonces, fue solo uno de los muchos casos en los que la transferencia de riqueza no se obtuvo mediante el comercio, sino mediante el exterminio. Se pueden encontrar muchos ejemplos en la historia en los que una población en expansión invadió los territorios de otra población, los exterminó (al menos a los hombres) y se apoderó de la tierra (y a menudo de las mujeres). 

Un caso especial es cuando el exterminio se lleva a cabo contra personas que pertenecen a la misma sociedad que los exterminadores, al menos teóricamente. La caza de brujas fue un ejemplo, pero la madre de todos los exterminios domésticos fue la de los judíos en Alemania durante el régimen nazi. Las razones ideológicas de la persecución de los judíos fueron prominentes en los medios de comunicación y en la historiografía posterior, pero el factor que impulsó el exterminio fue que los judíos eran relativamente ricos y que sus propiedades podían ser confiscadas en beneficio de los exterminadores. De lo contrario, no encontraría lógica en el gobierno alemán alentando el exterminio de una categoría de personas que habría sido útil para el esfuerzo de guerra (los judíos alemanes habían luchado por Alemania durante la Primera Guerra

Mundial). Pero, claramente, el exterminio benefició a los exterminadores, entonces se llevó a cabo.

Hay más ejemplos de este tipo, incluido el exterminio de los cátaros europeos (una secta cristiana) en Europa (1209-1229 d.C.), el de los armenios a principios del siglo XX, los ruandeses, los camboyanos y varios más. Sin entrar en detalles, podemos decir que estos exterminios tienen varios puntos en común:

1. Un subgrupo relativamente rico de la sociedad que puede identificarse por rasgos físicos, lingüísticos o culturales, lo suficientemente grande como para generar buenos ingresos si es derrotado y estropeados sus activos.

2. Una situación económica, social o militar tensa que lleva a los grupos dominantes a buscar nuevos recursos.

3. La falta de capacidades efectivas de defensa militar por parte del subgrupo.

Si estas condiciones se mantienen, la tentación es fuerte para un gobierno o para un grupo político poderoso de explotar la situación para hacer un paquete convenciendo a la gente de que el subgrupo está compuesto por personas malvadas: comen niños, te lanzan hechizos malignos, comen repugnantes cosas, lo que sea. Entonces, puede tener lugar la eliminación física.

Ha sucedido tantas veces que es impensable que no vuelva a suceder. No hay duda de que estamos en un momento difícil, tanto económica como militarmente. Entonces, la tentación es fuerte para las élites de identificar uno o más subgrupos para exterminar y robar sus activos. ¿Quiénes podrían ser las próximas víctimas?

Creo que puedo identificar algunos posibles candidatos al exterminio para el futuro cercano. Pero dejaría esta pregunta para que la respondan los comentaristas. ¿Cuál crees que sería el objetivo más probable de la próxima ronda de limpieza étnica/política?

Fuente: [*] Del  blog  de Ugo Bardi “The Seneca Effect” (“El Efecto Séneca”), con la autorización del autor.

Descripción Dibujo: Detalle del libro, «El agravio de Inglaterra descubierto…» de Ralph Gardiner, 1655. Observe, a la derecha, la escena descrita en el texto como «Witchfinder  toma su dinero por su trabajo». El libro fue escrito cuando la era de la caza de brujas ya estaba en declive y enfatizaba  que matar brujas era un buen negocio para los cazadores.

Bibliografía: 

[1] https://aeon.co/essays/how-economic-behaviour-drove-witch-hunts-in-pre-modern-germany

[2] https://sciendo.com/pdf/10.2478/sbe-2018-0044

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl