El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

LA LIBERTAD DE PRENSA Y LA RESPONSALIBIDAD SOCIAL DE LOS MEDIOS

Por Maroto desde Canadá.

Mucho se ha escrito en estos días acerca de la querella presentada por la presidenta Bachelet en contra de periodistas del semanario Que Pasa. Se critica la decisión desde un punto de vista político por inapropiada e inoportuna y por ser finalmente perjudicial a los intereses del gobierno; se le critica también desde la perspectiva del respeto a la libertad de prensa por considerársele una decisión que potencialmente restringe este derecho esencial a la democracia; se hace burla de los asesores presidenciales y de la misma presidenta por este supuesto error garrafal de pretender defender la honra de Bachelet en su calidad de ciudadana. Son cientos los comentarios y artículos en este sentido. Sin embargo, son escasas las reflexiones acerca de la responsabilidad periodística de Que Pasa, de sus periodistas y del periodismo en general en el ejercicio de esta libertad.

Para los efectos de este artículo asumamos que la gran mayoría de los chilenos estamos de acuerdo en:

  1. La libertad de prensa es un derecho esencial a una democracia; entre otras cosas, permite denunciar actos de corrupción, injusticias,  desigualdades y violaciones a la normativa vigente y a los requerimientos éticos exigidos a políticos, empresarios y líderes en general.
  2. La querella presentada por la presidenta Bachelet no contribuye a fortalecer este derecho;
  3. La mencionada querella es un error de cálculo político que no ayuda al gobierno en una etapa de escaso apoyo ciudadano y baja credibilidad y confianza en el sistema;
  4. La distinción entre la ciudadana Bachelet y la presidenta Bachelet es difícil de comprender y aceptar;
  5. Los cargo de alta responsabilidad política están sometidos a un nivel de escrutinio mayor del que está sometido cualquier ciudadano; ergo, un presidente de la república debe actuar con gran sensatez frente a cuestionamientos a su actuar político y ético.
  6. El semanario Que Pasa ha tenido una actitud que puede calificarse al menos de errática en el manejo de esta noticia.

Habiendo despejado estos temas, entremos de lleno al fondo de este asunto; que es la libertad de prensa y como ha sido ejercida esta por el semanario Que Pasa? Cuál es el rol de la prensa en un sistema democrático? Cuál es la responsabilidad social de los medios de comunicación?

Una definición generalmente aceptada señala que la libertad de prensa es un derecho esencial a un régimen democrático que implica que los medios de comunicación social podrán informar de manera libre, independiente y sin censura acerca de todos los acontecimientos de interés público nacionales e internaciones y podrán expresar sin presiones de ningún tipo sus opiniones y las de sus lectores.

Que implica entonces la libertad de prensa?

  1. Libre acceso a los medios de comunicación;
  2. Libertad para informar temas de interés público;
  3. Independencia al momento de entregar la información;
  4. Contenidos informativos entregados sin censura previa, ni presiones por parte de los grupos de poder;
  5. Capacidad y libertad de expresar opinión.

La prensa tiene entonces el derecho a exigir respeto a ciertos requerimientos esenciales que le permitirán informar y promover un debate acerca de los eventos políticos, sociales y culturales del día. Algunos de estos requerimientos son: el libre acceso a las fuentes de información y la adecuada protección de las mismas; libertad para decidir que, como y cuando cubrir una noticia ejerciendo para ello su juicio editorial en forma independiente; libertad para desarrollar su capacidad investigativa; protección efectiva ante acciones legales, judiciales o de censura que pretendan limitar el ejercicio de este derecho; libertad para tomar e implementar en forma transparente decisiones editoriales; y libertad para distribuir y diseminar la información que se ha decidido cubrir.

Como contrapartida, el derecho a la libertad de prensa conlleva la responsabilidad de ser ejercido de manera seria y responsable, de acuerdo a los más altos estándares éticos y garantizando de la mejor manera posible a la ciudadanía el acceso a información de interés público en forma veraz, completa y pluralista.

Vale la pena detenernos un instante en que se entiende por interés público; según el Consejo de Prensa de Quebec, información de interés público es toda aquella información requerida por los ciudadanos para participar de manera plena en las dimensiones sociales y políticas de la vida nacional e internacional.  En el ejercicio de determinar cuáles son materias de interés público los medios de comunicación social deben actuar libres de toda presión y limitación, salvo aquellas impuestas por los códigos éticos del ejercicio profesional de la función periodística y los definidos en la legislación vigente; y con independencia de prejuicios e intereses personales o grupales.

Parte esencial de la labor periodística en el ejercicio de la libertad de prensa es hacer todos los esfuerzos posibles por entregar información completa y veraz. El citado Consejo señala que la calidad de lo informado está determinada por el profesionalismo y disciplina que los medios ejercen en el cumplimiento de su función; disciplina que debiera entenderse no como un acercamiento conformista a la labor periodística, sino que como un esfuerzo permanente por ser acucioso, integro, analítico y respetuoso de los hechos, de la noticia y de las personas involucradas en esta. Los hechos deben ser informados tal como son, sin distorsiones ni sensacionalismos, y evitando de manera responsable las manipulaciones conducentes a tergiversar la noticia que se está informando.

El contenido informativo de los medios no es el resultado del azar, sino que de elecciones realizadas por un consejo editorial (formal o informal); este proceso debiera siempre estar guiado por un sentido de responsabilidad social y justicia para con la noticia como hecho, los involucrados como actores miembros de nuestra sociedad y los lectores como receptores de un mensaje directo o indirecto que finalmente crea opinión.

Es responsabilidad de la prensa denunciar los intentos de individuos, grupos u organizaciones que pretenden manipular el contenido informativo para por esta vía controlar el proceso informativo y la creación de opinión. La publicación de información incompleta (cuando se tiene acceso a la información completa) o tergiversada es inaceptable en medios de comunicación serios. Los medios de prensa son responsables por todo el contenido noticioso publicado; y no debieran nunca excusar su falta de profesionalismo en la urgente necesidad de informar, la existencia de supuestas persecuciones o conspiraciones o simples errores editoriales. Así como la libertad de prensa es un derecho esencial, el ejercicio profesional y ético de la misma es consustancial a su existencia.

Los medios de prensa tienen la responsabilidad de definir y hacer públicos a priori sus lineamientos editoriales o sus relaciones con determinados grupos económicos. Los medios de prensa y los periodistas no solo deben aparecer independientes sino que deben serlo; los medios de comunicación atentan contra su responsabilidad social y de servicio público cuando permiten que su labor informativa sea tergiversada por la presión ejercida por grupos políticos o económicos, de la misma manera en que atentan contra los estándares éticos del periodismo y violan la confianza de la ciudadanía cuando sus contenidos informativos son publicados a medias o de manera sesgada para satisfacer los intereses de un determinado grupo de poder.

La concentración en la propiedad de los medios, si bien no es una situación ideal, no es una amenaza en si misma; lo que si constituye una amenaza es cuando esta concentración se traduce en una tergiversación permanente de los contenidos informativos para manipular la opinión de la ciudadanía; la repetición constante de información sensacionalista o la manipulación sostenida en el tiempo de la agenda informativa, permiten al grupo que controla la propiedad de los medios, generar un clima de opinión que no necesariamente se ajusta a la realidad, o que acercándose a la realidad, la exacerba o deforma en un sentido perverso. Estas manipulaciones ya fueron utilizadas en el Chile de los años 70 y 80 con resultados lamentables cuyas consecuencias terminamos pagando la mayoría de los chilenos, con la excepción de aquella minoría responsable de, a través del control de la prensa, coadyuvar al deterioro del tejido social y que termino beneficiándose económicamente con el resultado de estas manipulaciones.

La responsabilidad social de la prensa es una responsabilidad ineludible. Una sociedad democrática no puede funcionar adecuadamente sin una ciudadanía informada y participativa y la prensa juega un rol central en ello. La prensa tiene que asumir su cuota de responsabilidad en el desarrollo del país; responsabilidad que se manifiesta en un periodismo que informa libremente, de manera profesional, independiente, contribuyendo al fortalecimiento del tejido social y contribuyendo a promocionar la participación informada por parte de la ciudadanía. Los medios de comunicación que adoptan una postura interesada, sensacionalista y orientada a manipular opinión en lugar de fomentar un debate serio y transparente, se transforman no solo en cómplices activos del deterioro de la convivencia nacional, sino que traicionan además las responsabilidades intrínsecas asociadas al derecho que reclaman, la libertad de prensa.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl