Sólo el soberano tiene potestad para elaborar una carta magna verdaderamente democrática y participativa.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

LIBROS TERMALES

Fernando Arriagada Cortés

Investigador y escritor.

Las Termas Minerales de Chillán, propiedad ancestral de las comunidades picunches y chiquillanes que las conocían desde tiempos pretéritos, han sido motivo de estudios por parte de connotados investigadores desde que los aborígenes se las dieron a conocer a un fraile franciscano allá por el colonial siglo XVIII y desde ahí, sus aguas ricas en minerales, han logrado buena fama que ahora es un lugar conocido internacionalmente y en donde se ha explotado como recurso turístico en toda época de año, transformándose en un buen negocio para muchos.

En los últimos años, cuatro escritores vinculados a nuestra región, han publicado un par de bien logrados trabajos que actualizan y ponen en relieve no solo su valor como fuente de salud, sino también, han recuperado en texto e imagen el devenir de este enclave cordillerano ubicado en la comuna de Pinto.

El primer trabajo en comento es producto de la diligente pluma de los investigadores Alicia Romero Silva y Juan Ignacio Basterrica, quienes el 2017 produjeron un robusto libro de 504 páginas de tapa dura, estilo apaisado y profusamente ilustrado con motivadoras fotos de todos los tiempos. “Termas de de Chillán, aguas milagrosas” es un trabajo circunscrito entre los años 1674 a 1963 y dividido en tres partes (seis capítulos dedicados a la investigación propiamente tal, una segunda parte relativa a los álbumes fotográficos y una tercera a reseñas biográficas).  Cabe destacar que la primera parte entrega abundante información de las expediciones de naturalistas y médicos especializados que estudiaron profusamente in situ, el sector termal y sus alrededores, destacando los aportes de científicos como Claudio Gay, Ignacio Domeyko, Rodolfo Philippi, Amado Pissis, y los médicos Pelegrín Martín, Ramón Allende, Federico Puga, Juan Miquel, Guillermo Blest o Francisco Javier Tocornal, todos ellos dignos de memoria por sus significativos aportes a su conocimiento y difusión.

No terminábamos de alegrarnos con el libro anterior, cuando los académicos Armando Cartes y Marco Aurelio Reyes, publicaron otro trabajo termal llamado “Los Baños Minerales de Chillán, una comarca en la cordillera”, a fines del 2017. Un trabajo de 130 páginas con abundantes fotografías, ilustrativos textos que en síntesis nos dan un abarcador panorama de un lugar conocido a nivel internacional, dividido en siete capítulos (entre bosques y volcanes, antiguo poblamiento, las aguas curativas, en viaje a las termas, los baños minerales de Chillán, un destino de montaña y presencia cultural) que nos entrega un amplio panorama en donde están presente situaciones de todos los tiempos como la visita de Gustavo Verniory, un ingeniero belga que trabajó diez años en Araucanía en la construcción del ferrocarril en la frontera, como las peripecias de un grupo de amigos santiaguinos que hicieron un inolvidable viaje en vehículos a las termas chillanenses en verano de 1914 y posiblemente, la primera vez que vehículos motorizados arribaban al lugar. Este grupo se autodenominaba Los Comonó.

Ambos libros evocan el tren de trocha angosta que se planificó hasta las termas, pero solo llegó hasta Recinto y circuló entre 1910 y 1957. De Recinto, el viaje continuó en coches tirados por caballos y luego por automóviles. Famoso era el coche pokero, en donde los fanáticos jugadores continuaban sus apuestas en un vagón especialmente acondicionado.

Agradecemos a los apreciados autores, Alicia, Juan Ignacio, Marco Aurelio y Armando, haber ocupado parte de su tiempo y experiencia en entregarnos estos libros valiosos, dignos, informativos y amicales que nos dan a conocer un paraje que no solo aporta belleza, también salud, descanso, entretención y solaz, en los contrafuertes cordilleranos de Ñuble adentro, o, como diría Patricio Manss,  “Arriba, en la cordillera..”

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

2 Comentarios en LIBROS TERMALES

  1. Muy interesante su hermoso artículo y «refresca memoria».
    Felicitaciones Don Fernando.
    ¡¡¡para no olvidar!!!

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl