«Incomprensible que uno de los temas más importantes y trascendentes del país, esté en manos del organismo del estado más desprestigiado y peor evaluado durante años: nuestro nunca bien ponderado parlamento y partidos políticos.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

SSUCv3H4sIAAAAAAAEAJ2Sy2rDMBBF94X+g9E6Bj9iJemvhC5GDztDZCtIctoS/O+V/CiTQjfd+Z7RmHuv9Hh9yTImwKNkb9kjqajRmNEHBwHtEHGxW7lWGKxDMAkmNs0T5gOE0WtPflFWtWujrrddMNB/RVBuQGDng5XX28UGSwcShj8GTkdLd92Du+pAf67ipPcBe01pG/cNAkU3/AzPwA6qSYDEkRB0F3M+Bdo6Oi862war5WSHsR1hfhQz29C0+/fm8vH+U2WnB5m6fEzEtdNGw3IJ5+Uou34E7fo5xXrojkpbomFUaEnKu5Vg/K8+bg4lDh1Zs+GiHdEyPhfbEzDYMDtZgzEVK02yrEteNNWJV9Wh5JwXBdueULxxVNQrqrRxEI3i6lDk4ghNvm+PTQ57JfKqBdGe6orzfRGbmr4BM3qCbsoCAAA=

Mañana empiezo la dieta

Juan Francisco Maureira Sánchez

Director de Pedagogía en Educación Física, UCEN

Ad portas de las fiestas patrias, nos preparamos para compartir en familia y amigos estas celebraciones. Son fechas, en las que abunda el consumo de alcohol y de alimentos (choripán, asados, empanadas, sopaipillas, terremotos y de un cuanto hay). Esto genera de inmediato la aparición de la célebre frase de “mañana empiezo la dieta”.

Para quienes nos ocupa y preocupa la salud de la población, los excesos de calorías y grasas saturadas, nos lleva directo al camino del ‘síndrome metabólico’ el que conlleva enfermedades como la obesidad, hipertensión, dislipidemia, diabetes, problemas cardiovasculares, entre muchos otros. La adopción de hábitos destructivos perjudica mucho la salud de la población.

Durante las fiestas patrias se puede llegar a consumir cerca de 4.000 calorías, el doble de lo que una persona nutricionalmente necesita al día. Si le suma a esto la ingesta de alcohol y otras comidas, podríamos hablar incluso de 5.000 calorías, es decir una persona podría llegar a subir entre 3 a 5 kilos.

El comer de forma desequilibrada nos puede producir una falta de micronutrientes importantes, alterando nuestro bienestar físico. Si es de los que después se arrepiente y quiere iniciar una rutina de ejercicio, primero recuerde acudir con un especialista que asesore con un buen programa. Segundo, puede trabajar la fuerza muscular con rutinas muy simples como subir escaleras, andar en bicicleta, realizar trekking o un trote suave si su condición se lo permite; acá la clave es fortalecer el músculo que es un gran trabajador para fortalecer la salud.

Un último consejo, aprenda a escuchar su cuerpo y respete los procesos de adaptación que ocurren en él, son procesos lentos, nos los apure con dietas milagrosas para que después no diga que no le advirtieron.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl