Urgente: Chile y el mundo deben cambiar... La humanidad debe iniciar un proceso de cambios asumiendo un nuevo orden , de la mano de la solidaridad, la justicia, la equidad, protección del medio ambiente y redistribuir las riquezas eliminando la pobreza.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

NUEVAS OLAS DE LA PANDEMIA

Especial para La Ventana Ciudadana
Desde Madrid, 26.3.2021

Los chilenos están asustados por el recrudecimiento de los contagios por el Covid 19. Las cifras oficiales no dejan lugar a la duda: estamos en una situación similar o peor que al comienzo de la pandemia, hace un año.

Los contagios crecen y los fallecimientos aumentan progresivamente. Entonces las autoridades adoptan medidas drásticas, pero que muchos no respetan. Unos dicen que “son maniobras de un gobierno sin capacidad de liderazgo”. Otros afirman que “la gente es indisciplinada e insolidaria y no respeta las instrucciones de prevención”. En esta situación de gravedad, las palabras suenan a simples justificaciones, basadas en pequeños resquicios de razón.

En todo el mundo está ocurriendo el mismo fenómeno. En Europa, las cifras también se han disparado y nadie sabe bien cómo detener la velocidad del contagio. Incluso en España, ya se está hablando de una cuarta ola de contagios y las 17 regiones en que se divide el país, se encuentran cerradas entre si. O sea, un madrileño no puede ir a Andalucía o a Galicia…ni los asturianos visitar Extremadura o Cataluña.

Algunos expertos sostienen que estamos en presencia de dos fenómenos distintos, pero que al unirse, provocan la situación en que nos encontramos. Por un lado, han aparecido nuevas cepas del corona virus que resultan de mayor peligrosidad por su rapidez de contagio. Afortunadamente, las vacunas siguen siendo eficaces para combatir el virus, sin afectarle el tipo de cepa a la cual pertenezca.

Por otro lado, está la conducta humana. La gente ha salido en estampida en cuanto se abrieron un poco las compuertas de las medidas de prevención. Playas repletas, cultos religiosos al completo, fiestas clandestinas al por mayor y, lo que es peor, reuniones familiares masivas, en casas, sin control alguno.

En todas estas apreciaciones, hay razones válidas.  Entonces llegamos a la conclusión de que el sentido común de la gente es el que debe operar en toda su esencia. Cada cual debe cuidarse más que nunca. Las recomendaciones de los expertos están ahí. Todos sabemos que las mascarillas, el lavado de manos, el alcohol gel, la distancia mínima con otras personas, son recomendaciones que debemos aplicarlas constante y exageradamente.

Pero el no salir de nuestras casas si no es necesario, sigue siendo la principal medida de seguridad. Mientras menos estemos en contacto con la gente, existirán menos posibilidades de contagiar o ser contagiados. Y eso lo debemos aplicar con rotundidad.

Hay explicaciones de que algunas medidas adoptadas por las autoridades son erráticas, inoportunas y se contradicen a cada instante. Eso provoca desorientación e incredulidad de la gente. Pero, si escuchamos la voz de los expertos, debemos entonces aplicar el sentido común y centrarnos decididamente en el autocuidado. O sea, es cosa de nosotros mismos comprender la magnitud  de la tragedia que estamos viviendo y de luchar con opciones de ganar la batalla contra el virus.

Es responsabilidad de cada cual aplicar la disciplina social, que es más necesaria que nunca. Y, a la vez, desarrollar la solidaridad social que urge aplicar en estos complejos momentos. Porque si nos cuidamos nosotros, cuidamos también a los demás. Y eso sí que es solidaridad.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl