¿El mundo que estamos construyendo, el mundo que estamos destruyendo o el mundo que debemos construir?
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿PARQUE CIENTÍFICO TECNOLÓGICO?

J. Antonio Zelada Espinosa

Arquitecto Premio Regional de Arquitectura y Diseño Consejo de la Cultura y las Artes 2012

El Consejo del Gobierno Regional, GORE aclara posiciones cuando  propone sus nuevos representantes en la Corporación Parque Científico Tecnológico, proyecto que lidera la UdeC para ser instalado en predios de la Universidad, en los cerros que dan respaldo a la ciudad. Y esto nos demuestra que, antes que cualquier otra cosa en este proyecto, hay una orientación hacia el negocio inmobiliario por sobre una urbanización para instalaciones “científico-tecnológicas”.  Pues el CORE propone justamente a ejecutivos del negocio ultra  inmobiliario, como son las empresas Aitué y Valmar. 

            Y esto en un delicado contexto, puesto que desde el comienzo de la idea del PacyT muchos hemos visto que el propósito principal de la UdeC es el de potenciar comercialmente esos  suelos ahora agrestes antes que poner en marcha la idea de instalaciones académicas.  Y eso lo vimos desde dentro de la misma Universidad,  cuando personalmente, junto con un destacado grupo interdisciplinario de académicos de cuatro facultades, estuve dirigiendo un estudio urbanístico para todo el campus y nos opusimos a ocupar esos terrenos por diversas causas, principalmente por las difíciles condiciones de esos territorios para ser urbanizados, lo que podría ir  en perjuicio de la propia universidad y también del sitio de la ciudad.  Encontrando interesante la idea de un parque científico tecnológico,  nuestra posición declarada entonces fue sí al Pacyt, pero no en esos territorios. Tal posición nos costó que la rectoría eliminara nuestro ya avanzado estudio del campus, que se desintegrara el equipo y que todo lo avanzado desapareciera literalmente del mapa.  Y entonces la UdeC le dio mayor luz al proyecto Pacyt, allá arriba en sus altos territorios.

            Permanecen nuestras aprensiones de entonces, que quiero compartir y paso a señalar: 1) Un primer informe sobre el territorio encargado por los promotores (EmpreUdeC entre otros)  fue terminantemente negativo a la idea de instalarse allí. El estudio estuvo a cargo de la Facultad de Ciencias Forestales, ni más ni menos;  2) Esa zona funciona como un corredor ecológico de la fauna y flora remanente de lo que fue el sitio original de la ciudad, y en eso  se vincula muy directamente con la Reserva Nonguén, la gran reserva natural aledaña que está en vías de ser declarada Parque Nacional;  3) Que por su compleja topografía y la calidad del suelo, construir allí una gran urbanización (per se una aberración), implicaría triplicar los costos de la transformación a suelo urbano en relación con suelos planos normales (basta ver la insólita imagen de los edificios del Pacyt puesta recientemente en la prensa para vislumbrar lo aberrante que es ponerlos en el “nido del cóndor”);  4) Que, no obstante lo anterior, si se urbanizasen  y se ocupasen aun cuando sea parcialmente, eso transformaría el  barrio universitario actual, incluyendo al  propio campus, en un corredor vial (sin alternativa posible) degradando lo que hoy es un “bolsón” ejemplar de calidad de vida en pleno corazón de la ciudad. 5) Como universitarios, en un principio no nos parecía que una idea de esa envergadura terminara como una propiedad exclusiva de una universidad, ya que por su concepto y sentido, debiera ser un proyecto común de ojalá todas las universidades regionales.

            Conociendo la historia de la antes oculta gestión  del Pacyt, y habiendo  estudiado las débiles y eufemísticas Declaraciones de Impacto Ambiental presentadas por la UdeC al SEA (porque no hubo EIA, como debió serlo) no nos ha quedado duda que lo que se pretende a ultranza es la urbanización de los dos fundos de la  Universidad  con una superficie de 255 hectáreas, de las cuales solo 90 se destinan al Pacyt. Pero el solo hecho de abrir la conectividad vial desde Chiguayante al centro de Concepción  por el Alto Caracol multiplicaría el valor de esos suelos, para ganancia absoluta de la UdeC respaldando de mejor modo sus manejos financieros. ¿Ganancias? Sabemos que la urbanización en esos suelos significaría costos muy altos y que esas obras, sí o sí, dañarán a la ciudad “allá abajo” por flujos de transporte y de escurrimientos de todo tipo. Recordemos los catastróficos efectos cuando, justamente desde el fundo La Cantera, un lluvioso invierno hizo llegar aluviones con mucha agua, arenas y piedras hasta el bajo: Paicaví, Roosevelt y Plaza Perú.  Recordemos que todo el sitio del barrio universitario eran “vegas”, casi un humedal, como pretéritamente lo fue toda la base de la ciudad (una llanura aluvial). Tampoco dudamos que la promoción en imágenes del Pacyt “edificado”, es solo un “volador de luces”. La gran cantidad de edificios de altura que muestran, ¿son para instalar los 40 emprendimientos científico-tecnológicos que reiteradamente han mencionado? Pues uno solo de esos bloques sobraría para instalarlos. Y los demás, ¿qué contendrían?

            Si el Gobierno, Nacional y Regional, está tan decidido a apoyar la existencia de un Pacyt, ¿por qué no aporta uno de los grandes terrenos fiscales en áreas urbanas bien conectadas y con los que no saben qué hacer? Y el dinero de todos que se está aportando (y apostando) a esta empresa Pacyt, al parecer ahora mixta (¿público-privada?), estaría más seguro de terminar productivamente.            

Finalmente, ¿por qué las autoridades, GORE, consejeros regionales que están financiando la urbanización del Pacyt no miran en la web qué y cómo son los parques científico-tecnológicos y dónde se instalan, en los países y ciudades que los tienen? Al menos así sabremos de qué estamos hablando.

Fuente de figuras:https://impulsa.gijon.es/page/2729-parque-cientifico-tecnologico-de-gijon

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

6 Comentarios en ¿PARQUE CIENTÍFICO TECNOLÓGICO?

  1. Carmen, para aquilatar las explicaciones de Antonio Zelada acerca de las características geográficas que debe tener la ubicación para un PACyT, es útil observar la vista del PACyT de Gijón, España que encabeza el artículo. La gran mayoría de los parques científicos de España y otros países están ubicados en lugares de esas características y no arriba de cerros.

  2. Comento la pregunta de Carmen y la respuesta de Antonio. Tal como dice él hemos escrito muchos artículos sobre ese pretendido lote y urbanización, que sería nefasto. Es por ello que hemos explicado, con diferentes enfoques y raciocinios, que es urgente evitar un ‘urbicidio’ así.

    En ellos hemos manifestado claramente que no estamos en contra de un PACyT. Pero en este caso es claro que pretender ubicar un parque científico en el peor lugar estratégico que puede imaginarse es una aberración y que se trata evidentemente de una peligrosa maniobra para disimular las verdaderas intenciones de los loteos por etapas de ¡nada menos 255 ha!, ¡¡territorio un tamaño 6 veces más grande que el campus de la U!!

    • No entendió usted mi posición. El problema es el lugar donde lo instalarian: 1) será tan caro hacerlo que le costará la quiebra al proyecto 2) El interés de la rectoria anterior era urbanizar (y con fondos de otros), valorizar con eso al máximo esos terrenos, por efectos financieros para las operaciones de la UdeC, con altísimas deudas respaldadas con su patrimonio, y el Pacyt fue un buen pretexto, pero en principio no era el objetivo principal en si mismo 3) el lugar es una reserva ecológica que se transformará en «ciudad» 4) cuando todo eso funcione (Pacyt y proyectos inmobiliarios entre Lonco y el campus, que van a venir si o si, con Pacyt o sin Pacyt, claro que sí) eso transformaría absolutamente el sector bajo, el campus y el barrio La Toma, (la faja Edmundo Larenas, Victoria, B. Mathieu, Los Aguilera) e incluso afectará tambien a Agüita de la Perdiz( esa zona urbana (o barrio universitario) , no será lo que hoy es: una isla de tranquilidad y calidad de vida. 4) Para un parque científico de verdad, ese lugar es inconveniente, a todas luces: mala conectividad con el resto de la gran ciudad, topografía muy dificil (no hay planicies), problemas de calidad del suelo, riesgos de deslizamientos de tierra y barro, destrucción de la vegetación natural, etc, etc., 5) Los cambios en ese territorio incidirán negativamente en la única reserva natural del area metropolitana, la Reserva Nonguén, en vías de declararse Parque Nacional. Hay más, vea usted los artículos anteriores en laventanaciudadana.cl, tanto los mios como los de Carlos Bonifetti. Creo que el actual rector debió informarse mejor y no seguir las aguas de Lavanchy y Larraín….El lugar para un Pacyt exitoso y modelo, como lo quieren, debe ser OTRO.

  3. Qué Contundente y esclarecedor documento.
    Esto se debe difundir y exigir una buena aclaración.
    Por favor y que opina nuestro nuevo y flamante rector y su equipo???

  4. Excelente y bien documentado trabajo Antonio, Felicitaciones, Usted habla con absoluto conocimiento de causa.
    Mi pregunta, la comunidad universitaria y las nuevas autoridades de la Udec, conocen realmente la «integralidad» del proyecto???
    No valdrá la pena que documentos como este se socialicen en la comunidad Universitaria y la comunidad penquista.
    Finalmente que opinan los «ambientalistas»de Concepción??? , digo, por que este proyecto, de una u otra forma impactará en la reserva de Nonguén

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl