“Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.” Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Qué son las sectas?

Jonathan Marcial Mendoza

Licenciado en Derecho con Especialidad en Formación Docente Desde México

El artículo 6º de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público determina que las asociaciones religiosas deben regirse “únicamente por sus propios estatutos, los que contendrán las bases fundamentales de su doctrina o cuerpo de creencias y determinación tanto de sus representantes como, en su caso, de las entidades y divisiones internas que a ellas pertenezcan”. 

Lo opuesto a la asociación religiosa son las sectas. Si partimos de la raíz etimológica, proviene del latín sectare que significa cortar. Así, significaría de forma tentativa: separar de lo principal. La definición de secta nos la ofrece Eunice Bocanegra Trejo lo siguiente: “Son grupos religiosos que han surgido de otro principal, del cual se han separado algunos creyentes, que crean sus propias normas y son dirigidos por un líder que se presume designado como tal por la divinidad” (La Intolerancia Religiosa en México y sus Situaciones de Hecho, 2004, página 9).

Las sectas establecen fuertes restricciones para permanecer en ella. Ésta, en opinión de Cesar Guevara González, “no está abierta a la sociedad en general y se deben cumplir una serie de requisitos para incorporarse” (Individuo y sociedad, 2001, página 136). Exigen que la identidad que ella proporciona a sus miembros sea exclusiva y las demás queden relegadas o anuladas, exige aislamiento del mundo y de la esfera del trabajo, la escuela y la propia familia; demanda obediencia a sus dirigentes, incluso por encima de otras instituciones reguladoras como es el Estado o la propia familia. Así, suele suceder que el miembro de la secta está dispuesto a actuar en contra de las leyes o contra sus parientes, si así se lo demandase el líder.

Aun cuando entre las asociaciones religiosas y las sectas existen una serie de elementos que les resultan comunes, éstas pueden ser diferenciadas conforme a los criterios que han sido señalados previamente. Las semejanzas encontramos:

  1. Creen en la existencia de un ente supremo llamado Dios.
  2. Consisten en un conjunto de personas que cumplen sus creencias.
  3. No tienen o no deben tener fines preponderantemente lucrativos.
  4. En la práctica se ofrecen “diezmos”.

En lo que respecta a las diferencias notamos:

  1. Denominación.
  2. Número de adeptos que los integran.
  3. Cuerpo interno de doctrinas.
  4. Formas de desarrollo del culto y adoración.
  5. Distintas formas de interpretación de los “mandatos divinos”.

Retomando los párrafos anteriores, las sectas representan conductas antisociales realizadas por organizaciones engañosas que fomentan fanatismo irracional y pueden hasta cometer delitos.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl