El orgullo en exceso, como forma de vida, da paso a la arrogancia, esta es , sin lugar a dudas un elemento contaminante en las relaciones humanas y en las comunicaciones. ...pero además, ¡¡¡ contribuyen a la soledad y generan enajenación social!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

TRANSFORMEMOS LA PANDEMIA EN UNA OPORTUNIDAD

Especial para La Ventana Ciudadana
Desde Madrid

Las desgracias, las tragedias que se producen en gran escala, además de combatirlas y de buscar la salida para recuperarnos, debemos hacerlo con inteligencia y con optimismo. Con inteligencia, porque debemos aprender de lo que nos sucedió, analizarlo en profundidad y sacar conclusiones de futuro. Y con optimismo, porque debemos secarnos con rapidez las lágrimas y proyectarnos una vida nueva hacia mejores condiciones de vida.

El enunciado es sencillo, pero de gran calado. Sobre todo ahora, que enfrentamos todavía una pandemia grave, feroz y desconocida hasta nuestros tiempos. Es el mundo el que está siendo afectado y los balances en vidas humanas, es terrible. Y ahora viene creciendo el varapalo de un quiebre brutal en la economía.

¿Hemos aprendido algo? Yo creo estamos sacando conclusiones muy concretas en cuanto al origen del masivo contagio y de las consecuencias que tienen estudios científicos secretos, ocultos, que se escapan del control de quienes los realizan. Y lo que es peor, estamos descubriendo el por qué y para qué se realizan estos ensayos científicos. Y el panorama no nos gusta. Por el contrario, estos son elementos a combatir entre todos, para que nunca más ocurran situaciones como las que estamos padeciendo.

También hemos aprendido que no estábamos preparados para enfrentar una situación de este calibre y que nuestra capacidad para prevenir es muy limitada. O sea, debemos alargar la vista y la imaginación, para que nada nos sorprenda en el futuro y menos aún, con las consecuencias que esta pandemia lo está haciendo.

Ha habido dos respuestas inmediatas en el mundo: una, que ha priorizado la vida de la gente, y la otra que se ha inclinado por la situación económica. Y lo digo con toda claridad, ha habido gobernantes que no han querido paralizar las actividades de su país, con lo cual se ha desatado el contagio y los resultados de muerte han sido catastróficos. Los otros, que han elegido el confinamiento de la gente en sus casas, paralizando al máximo las actividades, han conseguido rebajar los contagios y detener la mortandad.

Ahora llega el momento de, manteniendo el respeto a este virus que sigue ahí, latente y mortal, elaborar planes y proyectos destinados a construir entre todos una nueva forma de vivir. Debemos acostumbrarnos a medidas de prevención que, en muchas ocasiones, son restrictivas. Durante los confinamientos o cuarentenas, hemos aprendido también a valorar las cosas que necesitamos y tenemos. Con mucho menos de lo que pensábamos, podemos vivir bien. Entonces, prioricemos ahora nuestras necesidades y dejemos a un lado el consumismo enfermizo que nos afectaba.

Pero, por sobre todo, saquemos conclusiones positivas para el futuro. Aprovechemos las nuevas tecnologías para el trabajo y la convivencia. Evaluemos mejor lo que es la educación técnica y profesional, para que subamos los niveles de nuestra mano de obra. Fijemos objetivos más sencillos para nuestras empresas, con mayor participación de los trabajadores. Con ello mejoraremos la productividad y la calidad de vida de la gente también se verá mejorada. Subamos el nivel de exigencia en cuanto a conocimientos y preparación de nuestras autoridades. Ellas deben adoptar decisiones fundamentales, por lo cual deben tener un mínimo nivel de conocimientos. Pero, por sobre todo, debemos tener una mirada más social que económica. Debemos pensar en que todos deberíamos tener igualdad de condiciones en todo orden de cosas. La inequidad y la injusticia nos llevan a situaciones difíciles de abusos, de corrupción, de descomposición social y de violencia humana.

Por lo tanto, debemos transformar en nuevas oportunidades que nos brindan estos momentos de desgracia y levantarnos de nuevo para caminar hacia el progreso, en mejores condiciones de vida y en un planeta más cuidado y más limpio.

Fuente de figura:
https://www.facebook.com/agrupacionecopatagonica/

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl