La mejor defensa de la ciudadanía ante los embates del Neo Liberalismo,frente al dominante Señor Mercado es, Fomentar la conciencia crítica y el razonamiento colectivo.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Alteraciones climáticas y deterioro medioambiental

Nelson Morales

Magíster en Ciencias Sociales Profesor de Historia y Geografía Ingeniero (E) Prevención de Riesgos

Como se ha mencionado en artículos anteriores, las distintas actividades productivas (mineras, agrícolas, pesqueras, ganaderas, silvícolas, entre otras), generan impacto medioambiental, produciendo daño en el equilibrio ecológico de las distintas zonas del planeta.  De este modo, la humanidad, desde el neolítico comenzó a modificar su espacio inmediato tras separarse de los demás animales y comenzar a dominar el planeta.  Posteriormente, durante la era de los metales, primeras civilizaciones y las demás denominaciones de los distintos periodos de la historia humana, se ha intensificado el uso de los recursos naturales y el daño provocado, hasta llegar a la revolución industrial, hecho que cambió el sistema productivo y aceleró el impacto medioambiental producido hasta ese momento.

La revolución industrial significó un cambio rotundo de los sistemas de producción, en la división del trabajo, en el deterioro de las relaciones laborales-sociales y el daño ecológico producido por contaminación que la industria generaba tras el aumento casi descontrolado en la extracción de recursos naturales para mover las mismas. Por consiguiente, el crecimiento de la población es un factor relevante en el aumento del consumo y de los productos industriales creados para satisfacer la demanda de bienes manufacturados.

En el hecho, el aumento demográfico experimentado durante los siglo XIX y XX, es una de las variables fundamentales al momento de analizar el impacto medioambiental que hemos generado sobre el planeta, traduciéndose esto en el daño causado al ecosistema, hechos marcados por una diversidad de especies extintas (animales y vegetales) y además, hemos puesto en riesgo nuestra propia existencia como especie en el planeta. En este punto recuerdo algunos documentales relacionados con el tema, algunos algo lapidarios respecto al daño que producimos al planeta (Cuanta gente cabe en la tierra, Home, Antes que sea tarde, Residuos, entre otros).

El acelerado ritmo de la industria mundial ha generado una alteración climática importante, la que se ve reflejada en que los eventos climáticos se han tornado más intensos, periodos de sequías más agudas en distintos continentes, al igual que el aumento de precipitaciones en cortos periodos de tiempo, lo que se traduce en inundaciones y aluviones; en general, uno de los factores que han modificado el clima son los gases de efecto invernadero, como por ejemplo: el dióxido de carbono CO2, el óxido nitroso N2O y el metano CH4, gases liberados en los distintos procesos industriales y en la utilización de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas).  De este modo, a nivel mundial las industrias han hecho que la concentración de estos gases aumentara aproximadamente un 30% durante el siglo XX, situación que se ve más crítica debido a la considerable deforestación de las zonas tropicales del planeta, como son las selvas del Amazonas, África, Sudeste Asiático y otros pulmones verdes en zonas templadas.

Los bosques tropicales y templados del planeta son fundamentales para la reducción de los gases contaminantes y así mejorar la calidad del aire. No obstante, la deforestación y la contaminación producida en cientos de años de intensa actividad industrial han producido un alza de la temperatura a nivel planetario, lo que incide en las alteraciones climáticas, aumento del nivel del mar, acidificación de los océanos, el deshielo de los glaciares y derretimiento de los polos. Además, esto trae como consecuencia una significativa pérdida de biodiversidad y modificaciones de los hábitats de las distintas especies existentes.

Para finalizar, es factible relacionar el daño medioambiental que hemos provocado en el planeta a causa del uso excesivo de recursos naturales y la contaminación del aire, agua y tierra, lo que se traduce en el desequilibrio del sistema climático planetario. Como humanos debemos considerar que tenemos solo un planeta, el que estamos destruyendo inconscientemente, como si tuviésemos otro planeta tierra a la vuelta de la esquina.   En este sentido, reitero la importancia de la educación ambiental en los colegios, una mejor y más efectiva legislación ambiental en todos los países del mundo, incluido Chile, ya que este problema no solo afecta a un país, afecta a todas las especies que habitamos el planeta.

 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

20 Comentarios en Alteraciones climáticas y deterioro medioambiental

  1. Muy interesante el artículo de Nelson y muy provechosos los diálogos.

    Con respecto a la respuesta a Macarena sobre como separar los desechos, me permito agregar que es muy fácil transformar los residuos orgánicos domésticos en ‘compost’, en el patio de la casa. Es un proceso aeróbico muy limpio, que resulta de gran valor educativo para adultos y niños al observarlo, además de entretenido; se obtiene un abono de alto valor de modo gratuito, evitando que esa rica ‘materia prima’ sea transportada a basurales por los camiones recolectores. Hay abundantes artículos sobre la materia en Internet.

    • Carlos, hacer el compost es realmente sencillo y como señalas reduciría considerablemente el volumen de la basura que se deposita en vertederos o rerrenos sanitarios.
      Por otro lado, tendriamos tierra para las plantas del jardín, sin tener necesidad de comprar tierra de hoja.
      Saludos

    • Carlos, es una forma muy efectiva de reutilizar los desechos orgánicos, sería de mucha ayuda si se involucrara a las nuevas generaciones desde pequeños al uso de compost como abono y enriquecedor de nuestro suelo. En los colegios se descartan kilos y kilos de basura orgánica que pudiese ser usada en jardines comunitarios, plazas, áreas verdes en general. Donde trabajo hay contenedores para aquellos elementos que se pueden reutilizar como papel, plástico y tetrapack. Los pequeños saben que deben poner en cada contenedor, el problema es que veo esos contenedores llenos hasta más no poder y nadie que los vaya a buscar ¿de qué sirve el trabajo de separar si no hay empresas comprometidas realmente en esto? Debiese ser política de Estado que en todo colegio se realizara ésta selección de desechos y su posterior re utilización, así los niños, desde pequeños, se acostumbrarían a esto y llevarían a sus hogares el aprendizaje, educarían a sus familias. Creo que podríamos lograr un cambio a largo plazo

  2. Macarena, además de separar los residuos orgánicos domésticos puedes hacer ‘compost’ con ellos obtener un rico abono en forma ¡gratuita!, evitando que el material orgánico -que en ningún caso debemos considerar basura- se vaya al camión de la basura y de ahí a los basurales (vertederos ‘que le llaman’ los siúticos). Así se disminuye la masa transportada y se ahorran viajes y combustible (recordar que Lo orgánico es aprox. un 80% agua). Si tienes patio o jardín, tanto mejor. Yo hago compost doméstico desde hace 40 año; ¡es súper fácil y entretenido!

  3. Los planteamientos que señalas resultan realmente preocupantes, debido a las alteraciones climáticas que se producen por causa de la acción del hombre, la que acelera el cambio climático.
    La contaminación es un hecho grave, que compromete la supervivencia de muchas especies en el planeta, así como la misma supervivencia humana en el futuro, ya que los procesos industriales causan gran daño e las aguas, tierra y aire en todo el mundo, contaminando nuestros alimentos. Así como también, lo pesticidas, fungicidas y otros químicos empleados en la industria productiva.
    Los gases de efecto invernadero son varios, pero los tres que mencionas son los más significativos, y sería fundamental que se creara una conciencias colectiva para hacer pensar a la gente sobre la contaminación que provocamos y que los recursos naturales son finitos.

    • Felipe, con el crecimiento industrial en aumento y la sobre explotación de recursos naturales, hemos puesto en peligro nuestra vida en el planeta, considerando que hemos extinto muchas especies vegetales y animales, como mencionó Bruno en un comentario, los humanos somos una especie de “paracito” que nos estamos comiendo todo el planeta.
      La contaminación que producimos es alarmante, por ello debemos tomar conciencia real del daño que generamos al ecosistema planetario.
      Saludos

      • Bien Nelson, buenos los comentarios.
        Creo que más que parásitos, los seres humanos somos la GRAN PLAGA DEL PLANETA TIERRA.

        • Carlos, así es, somos una plaga, un virus que está acabando con todo el planeta.
          Al ritno que vamos, es difícil ver un futuro para la vide sistémica del planeta.
          Saludos.

  4. Desde temprana edad tuve fascinación por documentales relacionados con la tierra y el tiempo de vida promedio que le quedaba debido a la contaminación que el hombre genera mediante sus industrias. He llegado a la conclusión que la especie humana es una especie de parásito en la tierra, piensenlo un momento, solo buscamos obtener beneficios de nuestro entorno, no nos importa las consecuencias y no vemos que en el momento en que muera nuestro huésped moriremos nosotros. Se debe hacer algo, pero ¿qué se debe hacer realmente? Y si sabemos que hacer ¿qué estamos esperando? El tiempo se nos agota, y aunque se grita a los cuatro vientos que estamos destruyendo nuestro planeta y que el cambio debe ser inmediato, la sociedad no reacciona.
    Este realmente es un tema apasionante y muy interesante para mí. Gracias por tomarte el tiempo de investigar y realizar este artículo, muy bueno. Saludos desde Perú

    • Bruno, al leer tu reflexión al señalar que nosotros como “humanos” somos una especie de parácito y nos estamos comiendo el planeta, considero que tienes mucha razón al decirlo.
      Realmente sabemos lo que debemos hacer para reducir las toneladas de contaminación, el problema es que no es un tema que importe a toda la población y menos a la economía global, que se mueve mediante la producción de bienes demandados por las personas.
      Somos una especie relativamente egoista y empática, pero si no queda opción, no tenemos reparo en comernos todo al punto de llevar a muchas especies animales y vegetales a la extinción.
      Espero que tengamos un futuro no tan dramático y logremos reducir nuestros índices de contaminación.
      Saludos desde el sur de Chile.

  5. Buen diálogo Macarena y Nelson, esa es una de nuestras ideas, incentivar el dialogo y el razonamiento colectivo.

    Felicitaciones a ambos y ojalá ustedes logren entusiasmar a sus colegas con estos importantes y necesarios diálogos

    • Juan Luis, como señalas, la idea es generar debate o intercambio de ideas sobre el tema en cuestión, aportando mediamte la reflexión desde distintas miradas un mismo fenómeno.
      Saludos

  6. Es difícil tener una mirada optimista frente al tema de la contaminación ambiental cuando los mayores contaminantes del mundo como China y Estados Unidos (entre otros) no pretenden reducir su cuota de CO2. Los esfuerzos personales y de gobierno parecen diluirse ante la nula intención de cambio de las grandes potencias. Debemos entender que somos un “SISTEMA” y como tal, si una parte de este se ve afectado, afectará al resto también. Con esto no quiero decir que no aportemos nuestro grano de arena para cuidar el planeta, solo digo que tal vez ya sea demasiado tarde para producir un cambio significativo.

    • Fernando, tristemente tienes razón, los mayores productores de contaminación son los países industrializados como Chile, Estados Unidos y otros del primer mundo, que liberan grandes cantidades de gases de efecto invernadero, desperdicios a las aguas y tierra. No obstante, el aporte de los países tercermundista en la reducción de los contaminantes emitidos es un paso fundamental, el punto está en que las potencias industriales reduzcan la cuota de misiones.
      Por otro lado, es fundamental el aporte ciudadano, ya que si sumamos el aporte de todas las personas de un país como el nuestro o de todo un continente, o tal vez, la de todo el plantea, se verá el impacto positivo que tiene la reducción de basura. En esto, juega un papel fundamental la educación medioambiental, donde el reciclaje es un factor primordial.
      Saludos

  7. Muy acertado su artículo. Desde su punto de vista ¿qué soluciones se podrían plantear de forma doméstica para disminuir el impacto medioambiental?

    • Macarena, no existe una solución que logre mitigar el daño acumulado en siglos de contaminación, lo que se debe hacer es reducir los niveles de contaminación, para ello, es preciso políticas más profundas y con mayores multas a las industrias que generen miles de toneladas de desperdicios.
      En el hogar, como aporte doméstico, se debe implantar el reciclado, que el Estado invierta y plantas de reciclaje y que las personas en sus casas separen la basura en:
      1. papeles y cartones
      2. metales
      3. vidrios
      4. desechos orgánicos.

      Esta puede ser una alternativa, pero para ello, nos falta mucho. Primero debemos crear una conciencias ecológica en la ciudadanía en general y no solo en algunas personas.

      Saludos

  8. Con la actual visión extractivista difícilmente se puede avanzar en mejorar la situación en la que todos nos vemos involucrados, y esto pasa más allá del Estado. Lamentablemente ningún gobierno chileno ha tenido propuestas vanguardistas que logren una mejoría, ejemplo que se repite en la mayor parte del mundo.

    • Tal vez se podría generar un cambio a largo plazo mediante la educación; sin embargo en nuestro currículum nacional en donde se promuebe la enseñanza de datos duros por sobre otras disciplinas, no deja lugar a que se pueda hacer conciencia sobre el tema; no basta con que estos temas estén implícitos en otras asignaturas, debiese haber un mayor impacto y así promover el cuidado. También podemos aportar de forma individual en nuestras casas disminuyendo el consumo desmedido de productos.

      • Macarena, efectivamente, el cambio real sólo es factible mediante la generación de una conciencia ecológica en los niños, quienes serán los ciudadanos mañana y ellos, al ritmo que vamos, recibirán un planeta en una profunda crisis medioambiental.
        La familia también constituiría un importante aporte a la educación medioambiental de los niños/as, ya que en el hogar se deben enseñar valores y ahí está la oportunidad de educar en cuidado del medioambiente.
        Saludos

    • Gonzalo, como señalas, ningún gobierno, sin importar el color político, no se han preocupado profundamente sobre el deterioro ambiental, yo diría que legislan sobre el medioambiente casi solo por cumplir, ya que los intereses económicos están sobre el cuidado ecológico de las distintas áreas donde se realice alguna actividad extractiva o productiva. Lo mismo ocurre en la mayoría de los países del mundo.
      Por ello, sostengo que una educación ambiental en los colegios es algo fundamental para realizar un cambio efectivo en la conciencia de los ciudadanos.
      Saludos

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl