La soberanía radica en el soberano, la ciudadanía. Esta no se transa ni se cede, se defiende con disciplina y rigor, ¡Rechazando el Vandalismo!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Certificamos o avanzamos?

Sofía Valenzuela Aguila

Doctora en Bio-química. Investigadora Centro de Biotecnología. Universidad de Concepción.

Hace una semana, en conjunto con colegas investigadores en biotecnología forestal de varios países, escribimos una carta en la revista científica Science para solicitar a las entidades certificadoras forestales que se permita el uso de árboles genéticamente modificados o editados, para su uso comercial. ¿Cuál fue la razón de esto? Desde fines de los años 1980s está disponible la tecnología para tener árboles genéticamente modificados, principalmente álamo (árbol modelo en estudios científicos), sin embargo, a la fecha no se permite plantarlos en áreas certificadas.

Las primeras modificaciones en especies leñosas, se realizaron para obtener árboles con un menor contenido de lignina y más celulosa, es decir, obtener una mayor cantidad de celulosa por hectárea plantada, reduciendo la presión sobre uso de tierras con fines forestales. En una segunda fase, se han realizado estudios para obtener árboles que sean más tolerantes a enfermedades, es así como a inicios de 2000, en China se obtuvo un álamo resistente a insectos dañinos, reduciendo la aplicación de insecticidas y su impacto en el ambiente. Desde 1990 a la fecha existen cerca de 1500 ensayos de campo con árboles GM, especialmente en Estados Unidos y Brasil. De cada uno de ellos, se obtiene información acerca de la bioseguridad tanto ambiental como para la salud humana y animal, esto es, la revisión exhaustiva de cualquier impacto que pudiese generar esta nueva variedad en el entorno, haciéndolos seguros y estables en sus características mejoradas.

Esta tecnología, no solo es aplicable a especies forestales con fines comerciales, sino que también se ha utilizado para la recuperación de especies en peligro de extinción. En Estados Unidos, el castaño americano estaba siendo devastado por un hongo patógeno y quedaban muy pocos ejemplares. Una de las alternativas para salvarlo fue la ingeniería genética, gracias a la cual hoy en día existen castaños genéticamente modificados que son tolerantes al hongo, siendo posible mantener y recuperar esta especie. Los análisis de bioseguridad indican que la liberación en campo de estos árboles es tan segura como la de su contraparte no modificada. Por tanto, hay evidencia científica que avala el uso seguro de esta tecnología en especies forestales, tanto en árboles empleados con fines comerciales, como para conservación. Treinta años después del primer árbol genéticamente modificado, hay nuevas tecnologías como Crispr-Cas, que permite modificar solo un par de bases en el ADN en el genoma, técnica conocida como edición génica. Esta técnica se ha hecho famosa por su simpleza y posibilidades múltiples de uso, y en plantas es donde mejores resultados ha entregado hasta ahora.

De ahí, entonces surge la pregunta ¿Por qué las certificadoras forestales, no permiten el uso de estas tecnologías? Razones científicas no hay, puede que argumenten con aspectos de percepción pública o tengan razones políticas y/o comerciales, pero la evidencia es clara y juegan a favor de los árboles GM.

Es más, frente al escenario de cambio climático en Chile y el mundo, esta tecnología nos permitiría tener árboles que puedan crecer en climas extremos (sequía, temperaturas muy bajas o de mucho calor), o más tolerantes a patógenos, que cada vez se harán más frecuentes tanto para la agricultura como el sector forestal. Lo cierto, es que, si esto no cambia, estamos perdiendo oportunidades de contar con árboles más productivos, sanos y tolerantes a las cambiantes condiciones climáticas que nos veremos enfrentados en los años que siguen. 

Fuente de figura: https://wrm.org.uy/es/listado-por-temas/plantaciones-de-arboles/arboles-geneticamente-modificados

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

4 Comentarios en ¿Certificamos o avanzamos?

  1. Um excelente artigo, Sofia.

    Você nos coloca uma reflexão que, ao menos para mim, ainda era desconhecida. Tanto a existência de árvores geneticamente modificadas quanto a possibilidade da utilização das mesmas para fins de contenção da destruição ambiental que assistimos atualmente e também para avanços em muitas áreas.
    Creio que é um tema que merece muito nossa atenção e divulgação.

    Publiquei um artigo aqui no La Ventana Ciudadana sobre a urgência da questão ambiental para nossa sobrevivência enquanto espécie:
    https://laventanaciudadana.cl/estamos-fracasando-como-especie-parte-1-2/
    https://laventanaciudadana.cl/estamos-fracasando-como-especie-parte-2/

    Abrazo.

  2. Un artículo muy bien argumentado y que nos muestra el esfuerzo colectivo de científicos, por enfrentar problemas graves, de cara a la ciudadanía.

  3. Acaso no hay peligros en las especies genéticamente modificadas.
    ¿Nos interesa verdaderamente la vida del planeta o, trabajar para producir, producir, producir y ganar, no importando los costos ecológicos ?.
    Solicito una explicación.

    • Gracias Lorena. Si esta tecnología ha sido estudiado hace más de 30 años, realizando análisis de seguridad alimentaria y ambiental. Por tanto, las especies genéticamente modificadas son tan seguras como su contraparte no modificada. Lo de la productividad y ganancia versus ecología, es un tema que implica a todo tipo de cultivos agrícola/forestal (orgánico, convencional y biotecnológico). Sin embargo, mientras necesitemos alimentos para la población, hay que producirlos, en terrenos que podrían tener otro uso. La ventaja de los biotecnológicos, es que podrían crecer en zonas áridas, empleando menos agua, nutrientes, en terrenos donde hoy en día no hay vegetación o no apta para la agricultura.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl