Los pueblos tienen los gobiernos que merecen... mientras son manipulados, pero pueden rectificar, cuando esos pueblos logran conciencia en sí!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Ciudadanía y sus potencialidades.

A lo menos dos hechos registrados en la realidad política y social del país, vivida en los últimos dos días, evidencian que la ciudadanía tiene un inmenso potencial, el que se expresa y se hace real y efectivo, cuando esta se organiza tras sus propias y más sentidas reivindicaciones, dejando atrás y superando todo tipo de dificultades.

Lo acontecido con el tema de los “medidores inteligentes” más allá de los errores comunicacionales del gobierno, -encabezados por erróneas declaraciones del Presidente, sumado a confusas y poco creíbles intentos de ejecutivos de empresas eléctricas por explicitar y defender lo indefendible- lograron irritar a la ciudadanía. Comenzaron los repudios públicos y varias organizaciones sectoriales manifestaron su rechazo de modo conjunto, a lo largo del país.

El segundo episodio significativo fue la “marcha protesta” de las mujeres el 8 de marzo, manifestación que recuerda una histórica reivindicación, con amplios matices y expresiones.

Lo anterior, deja de manifiesto el único camino que la ciudadanía tiene para expresar sus derechos y, además, que la organización es el camino que la puede llevar a vencer las injusticias sociales políticas y económicas que la afectan de modo permanente. No hay otro camino, ya que las instituciones se encuentran “lesionadas” de gravedad y el deterioro y rebajamiento partidista es una clara realidad. La ciudadanía debe tomar conciencia que este es el camino: organización y movilización. Es más, asumido en serio y responsablemente, puede efectivamente llevar a la ciudadanía, con disciplina y responsabilidad cívica, a ocupar espacios de poder que hoy ocupan quienes deberían representar los intereses de la ciudadanía, pero en quienes cada día se acrecienta la desconfianza popular.

Un fantasma recorre el país: La desconfianza y la corrupción.

Las fuerzas armadas y de orden han defraudado a la ciudadanía, los colegios profesionales en general no funcionan o lo hacen mínimamente, las organizaciones sindicales están deterioradas y las organizaciones comunales debilitadas. Los partidos que ayer se llamaron progresistas, brillan por su ausencia y confusiones, han perdido la confianza del pueblo. Lo mismo sucede, en buena parte con la justicia y con las instituciones del Estado.

En relación a todo lo anterior, aparecen sólo dos inquietudes: ¿Qué pasa hoy por ejemplo con la Ley de Medio Ambiente y con los Planes Reguladores Urbanos y los Permisos de Construcción? ¿Respetan los intereses de los ciudadanos? ¿O los burlan?

En tanto no se recomponga la institucionalidad social, jurídica, administrativa, política y gremial, nos queda una sola herramienta la civilidad férrea y disciplinadamente organizada, bajo parámetros éticos y normas de conducta solidarias y participativas.

Fuente de figura:

https://www.yorokobu.es/redesquintopoder/

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

7 Comentarios en Ciudadanía y sus potencialidades.

  1. Gracias por cada uno de los comentarios…
    Claro, Luz María, usted tiene razón, se nos han caído todas las instituciones, pero además de «caerse», dejan una espesa estela de daño moral, social y la desconfianza latiendo.
    Sí Luz María, lo de la iglesia católica es, sin dada, «CORRUPCION» tambien.

  2. Muy acertado Juan Luis pero se te olvidó mencionar la iglesia católica que también ha decepcionado a sus feligreses y que era muy importante como guía espiritual de muchos Las razones que tú mencionas deben ser la base para la RABIA de los ciudadanos comunes Luz Maria

  3. Gueeena Juan Luis Castillo.
    Hay que pasar a otra democracia, mas real, mas auténtica y sana: Democracia participativa y Democracia Ciudadana, con valores y honestidad.

  4. Si Juan, Usted tiene razón, pero, la solución está en las manos, las mujeres estamos unidas y somos la solución.

  5. En este país no hay oposición a un gobierno que alienta y respalda al neo-liberalismo, que es la real raíz de todos nuestros males.
    La ciudadanía organizada es nuestra solución.
    Adelante

  6. Los partidos políticos han perdido el norte hace harto tiempo. La eficacia del parlamento es muy baja. No saben hacer leyes. En Chile se cree que todos los problemas se resuelven legislando y no es así pues nadie respeta las leyes. No nos preocupamos de la crisis climática y seguimos actuando como si este mundo funcionara perfectamente. Las ONG, en su mayoría, tienen sólidos conocimientos y hacen buena labor pero el sistema político poco las toma en cuenta. Debemos llamar al Chapulín Colorado.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl