«Si la justicia existe, tiene   que ser para todos; nadie puede quedar excluido. De lo contrario, ya no sería justicia»

Paul Auster

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Cómo predecir el futuro: confesiones de una Casandra moderna [*]

Ugo Bardi

Desde Florencia, Italia
En la figura, una interpretación de la profetisa Casandra gritando sus profecías. Fue creado usando Dezgo AI. Decir la verdad siempre ha sido peligroso, y la Casandra original, la profetisa troyana, tuvo que sufrir las consecuencias de lo que dijo. Pero hay una pregunta más interesante: ¿Cómo logró ella tener razón mientras todos los demás se equivocaban? Hacer predicciones siempre es difícil, aunque no imposible. Hace unos años, resumí mi historial como oráculo en mi blog “Cassandra” (“Cassandra” blog). Aquí presento una versión actualizada del mismo registro. Esta publicación es un preludio a una discusión sobre pronóstico que planeo publicar pronto. (Si quiere escuchar la historia contada por la propia profetisa, puede leerla acá y acá (here and here).

Mis predicciones acertadas (o casi acertadas):

2002. La economía del hidrógeno es un engaño.

2002 es el año en que (Jeremy) Rifkin publicó su libro titulado «La economía del hidrógeno». Había estado trabajando en hidrógeno y pilas de combustible durante algún tiempo mientras estaba en el Laboratorio Lawrence Berkeley, en Berkeley, y sabía muy bien que las cosas no eran tan fáciles como Rifkin las pintaba en su libro. Pero, al principio, debo confesar que intenté seguir a la multitud en busca de becas de investigación. Luego lo medité y decidí que tenía que decir lo que pensaba: que esta idea no funcionaría. Y tenía razón: 20 años después, no hay rastro de la economía del hidrógeno, ni vehículos de hidrógeno en las carreteras, ni producción de hidrógeno a partir de energías renovables. Aquí hay una publicación mía de 2007 sobre este tema (post of mine on this subject).

2003. Sin armas nucleares en Irak.

No creo que tuviera un blog en ese momento, pero escribí mi evaluación, en italiano, sobre si era probable que Irak pudiera haber tenido armas de destrucción masiva en forma de armas nucleares. Mi conclusión fue que no era posible: Irak carecía de las condiciones y las infraestructuras necesarias. Como resultado, fui vilipendiado e insultado de diversas maneras y me dijeron que, si amaba tanto a Saddam, ¿por qué no me fui a vivir a Irak? Pero ya sabes cómo terminó. No he podido encontrar ese artículo mío, pero se menciona en esta publicación (mentioned in this post).

2005. El coche de aire comprimido (Eolo) es una estafa.

El coche que funciona con aire comprimido es una idea que permaneció viva en Europa durante unos diez años, a partir de 2005. Un inventor francés, Guy Negré, afirmaba que podía producir en serie un vehículo al que llamó «Eolo» que podría competir con otras tecnologías en términos de precio y rendimiento. Desde el principio me mostré escéptico basándose en algunos cálculos sencillos. Y tenía razón. Por mucho que algunos seguidores acérrimos del Eolo me insultaran, más de 10 años después el señor Negré ya no está entre nosotros, pero su coche Eolo nunca apareció en las carreteras.

2005. Los coches eléctricos son el futuro.

Ya en 2005 me compré un patinete eléctrico y comencé a escribir artículos donde promocionaba los vehículos eléctricos como una buena tecnología que podía aliviar varios problemas que tenemos: tráfico, contaminación, cambio climático, etc. Tenía razón al pensar que los vehículos eléctricos se convertirían en moda, aunque a los responsables de la toma de decisiones les tomó algún tiempo comprender el punto. Incluso hoy en día, los vehículos eléctricos enfrentan una fuerte resistencia por parte de una alianza impía de compañías petroleras, fabricantes de automóviles y ambientalistas. Pero van a sustituir a los vehículos tradicionales en los próximos años.

2008. Los precios del petróleo bajarán.

¿Recuerda cómo, en 2008, los precios del petróleo habían iniciado un repunte que llevó al precio del barril a 150 dólares? Hubo un momento de pánico en el que todos esperaban que los precios siguieran subiendo aún más. Olvidaron que los precios son el resultado de un compromiso entre oferta y demanda y que, como la demanda no puede ser infinita, los precios tampoco pueden serlo. Entonces, en 2008 publiqué un post sobre «El bidón de petróleo» donde sostenía este sentido y propuse que los

2011. El E-Cat (Catalizador de energía) de Andrea Ross es una estafa.

En 1989, fui testigo de las primeras afirmaciones sobre la «fusión fría». La historia arrasó el mundo científico como un tsunami, pero resultó haber sido un error. También desencadenó infinitos intentos de imitación, algunos de los cuales fueron auténticas estafas. Una fue la historia del «E-Cat» inventado por Andrea Rossi en Italia. Después de algunos intentos iniciales de valoración, tuve claro que se trataba de un total engaño, y lo dije más de una vez. En realidad, debería haber quedado claro para todos, pero Rossi generó un grupo de fieles seguidores que se dedicaban, entre otras cosas, a insultar y vilipendiar a los incrédulos; nunca en mi vida recibí tantos insultos como los de esta pandilla de locos. Ahora, casi 10 años después de la primera afirmación de Rossi de que pronto comenzaría a producir en masa su máquina, creo que se puede decir que fue un engaño. Encuentra la historia aquí.

2011. ¡Los límites del crecimiento eran correctos!

En 2011 publiqué mis primeras valoraciones de la historia del informe «Los límites del crecimiento», y más tarde, un libro titulado «Los límites del crecimiento revisitados», mi primer libro en inglés. Reexaminé toda la historia de cómo el estudio fue rechazado y demonizado, ampliamente descrito como que contenía «predicciones erróneas». Llegué a la conclusión de que no había nada malo en el libro y que su rechazo fue uno de los primeros ejemplos de una campaña de relaciones públicas negativa diseñada para desacreditar resultados científicos que fueron considerados perjudiciales para algún lobby político o industrial. Mi evaluación fue uno de los primeros análisis que llevaron a una reevaluación del estudio que aún está en curso. Aún es pronto para decir si uno u otro de los 12 escenarios publicados en el libro de 1972 era «correcto», pero no hay duda de que el estudio se considera ahora un hito en la comprensión de sistemas complejos, como merece serlo. En este sentido, había hecho una predicción correcta.

2016. El “Camino del Sembrador”: La Energía Fotovoltaica es el futuro.

Aquí siempre he sido un sustentador de la energía fotovoltaica desde 2005, cuando coloqué paneles fotovoltaicos en el techo de mi casa. Creo que también tenía razón, especialmente cuando la energía fotovoltaica alcanzó la «paridad de red» con otras tecnologías que producen energía eléctrica. Pero está avanzando. Marqué la fecha «2016» porque fue cuando publiqué un artículo que trataba sobre el concepto del «Camino del Sembrador», es decir, que necesitamos invertir energía fósil para construir la nueva infraestructura de energía renovable. Vamos en esa dirección, la rápida caída de los costes de las energías renovables está haciendo que esta predicción sea un éxito, aunque puede que no sea suficiente para contrarrestar el colapso en curso.

2019. Greta Thunberg: la tormenta inesperada.

En 2018 publiqué una nota (published a post) en la que examinaba las tendencias del meme del «cambio climático», y concluí que el interés público por él estaba disminuyendo y que pronto ya nadie estaría interesado en él. En 2019, Greta Thunberg pareció falsificar esa predicción y aparentar ser capaz de cambiar la aceptación pública del problema climático. Pero finalmente, tomó el mismo camino que la mayoría de los memes: hacia el olvido después de la demonización.

2020. El crecimiento del COVID-19 no será exponencial.

Debo confesar que, al principio, me engañó la tormenta propagandística sobre la pandemia, y pensé que realmente era la amenaza existencial que describían. Poco a poco comencé a examinar los datos y llegué a la conclusión de que los riesgos eran muy exagerados y que la curva habría seguido su normal “forma de campana”, típica de todas las pandemias, incluso sin las medidas salvíficas impulsadas por la propaganda. La mayoría de mis publicaciones sobre este tema fueron en italiano, pero puedes ver un resumen de mi consideración en una publicación de 2023 (a 2023 post). El debate aún continúa sobre este tema, pero gradualmente se está acercando a mis conclusiones; ver, por ejemplo, el blog “Confía en la evidencia” (“Trust the Evidence”).

Ahora algunos casos en los que estuve equivocado:

2003. Pico del petróleo en 2012.

En este caso, creo que nunca he hecho una predicción de la fecha del pico (“peak”), pero sí he sido un “seguidor del pico del petróleo», y entre otras cosas, el presidente de la sección italiana de ASPO, la Asociación para el estudio del cenit del petróleo. Entonces, comparto la culpa por los dos errores que cometieron los “seguidores del pico”. La primera fue centrarse en el «pico» como si fuera el equivalente del apocalipsis y pasar cantidades excesivas de tiempo tratando de predecir la fecha exacta en la que llegaría. El segundo fue subestimar la importancia que pudo haber tenido el petróleo «no convencional». No nos dimos cuenta de que el petróleo de esquisto no es tanto un recurso económico sino un arma de dominio estratégico (strategic dominance weapon). Ha habido varias predicciones (incluida la mía) de que la «burbuja» del petróleo de esquisto iba a estallar, pero hasta ahora no ha sido así.

2005. EROI es una métrica que puede ayudarnos a elegir las mejores alternativas para el futuro.

Cuando descubrí el concepto de TRE (energía recuperada de la inversión energética) o EROEI (retorno energético de la inversión energética), desarrollado por Odum y Hall, fue una pequeña epifanía para mí: he aquí una manera objetiva, científica y racional de evaluar las mejores tecnologías para el futuro. Escribí mi primer artículo (my first paper on the subject) sobre el tema en 2005. Ese texto se hizo bastante popular en Italia. Pero no imaginé lo que podría hacer la parte reptil del cerebro humano cuando entendiera qué era la TRE y para qué podía usarse. El concepto fue estirado, masacrado, mestizado, cortado en pedazos, convertido en un guiso y más. Cualquiera que tuviera interés en hacer que una determinada tecnología se viera bien podría encontrar formas de hacer malabarismos con los números y asignarle un TRE alto. Lo contrario también era posible si se quería demonizar una determinada tecnología. Así, se pueden encontrar estudios que asignan un TRE <1 a la fotovoltaica y >100 a la nuclear, y también a la inversa. En este punto, la TRE se ha convertido en una métrica inútil, destruida por la demasiada política que se le aplica.

2009. Energía Eólica de Gran Altitud.

En 2009 publiqué en Oil Drum  (on the Oil Drum) un balance positivo sobre la energía eólica a gran altitud, en particular sobre el prototipo que se está desarrollando en Italia, el Kitegen. Fui demasiado optimista. Desarrollar la energía eólica a gran altitud resultó ser mucho más difícil de lo que parecía al principio. No hay nada en la idea que vaya en contra de las leyes de la física, pero, evidentemente, hay grandes problemas, probablemente relacionados con el control de las cometas. Hoy en día, la energía eólica a gran altura sigue siendo una promesa incumplida, aunque todavía existen empresas dedicadas a este campo. Sigo pensando que esta tecnología puede desempeñar un papel en el futuro, pero no cambiará las reglas del juego como parecía hace 15 años.

2015. El “pico del petróleo de esquisto” llegará pronto.

Expresé esta idea más de una vez, pero siempre me equivoqué. La producción de petróleo de esquisto sigue creciendo y me sigue sorprendiendo (it keeps amazing me). Sin embargo, ¡un día u otro tendrá que alcanzar su punto máximo!

———————————————————————————

Puede que haya más cosas malas y buenas de las que dije, después de todo, calculé que infesté la Web con algo así como 3-4 millones de palabras, ¡hasta ahora! Entonces, si recuerda algo que escribí que estuvo notoriamente incorrecto o correcto, dígamelo en los comentarios, lo agregaré como una nota a esta publicación.

En general, tal vez podría haberlo hecho mejor, pero creo que si Lady Cassandra me ve desde donde esté ahora, en Hades, ¡puede estar asintiendo con aprobación!

Fuente: 25.03.2024, desde el blog de Ugo Bardi “The Cassadra’s Legacy” (“El Legado de Casandra”), autorizado por el autor.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl