La ciudadanía no puede permitir que lleguen al gobierno, los que se coluden contra sus intereses.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

DE CASACAS E INCENDIOS

DE CASACAS E INCENDIOS

Andrés Cruz Carrasco.
Abogado. Udec
Magister en Filosofía moral.
Magister en Ciencias Políticas.

Estúpidos y desadaptados han habido siempre. También incendios forestales, más aun en zonas plagadas de bosques que cohabitan sin ningún tipo de regulación con poblaciones de todo tipo. Una vez más nos comió la falta de prevención que nos permitiera enfrentar este mega desastre. Lo vivimos con el terremoto y otros sucesos tal vez de menos envergadura pero que han tenido un denominador común: ocurren fuera del ámbito en el que se desenvuelven quienes ejercen el poder. Un incendio de estas características que hubiese afectado a la Región Metropolitana indudablemente que habría determinado la adopción de medidas más oportunas. Los estados de excepción habrían permitido una movilización y disposición más efectiva de los recursos disponibles. Incluso, los medios que se encontraban sin operar habrían sido rápidamente puestos en estado de funcionamiento. El lenguaje utilizado por las autoridades habría sido menos indolente y la ayuda internacional, sea pública y privada, habría sido recibida con menos trabas. Si el humo y los gritos de espanto y de dolor hubiesen sido percibidos directamente por quienes tenían la responsabilidad, no digo de evitar, sino que de enfrentar de manera más efectiva desastres de esta magnitud, tal vez aquellos brotes incendiarios producidos por desequilibrados o fanáticos de cualquier color habrían sido prevenidos, reprimidos y descubiertos de manera mucho más eficiente. No se trata de gobiernos en que los funcionarios usen casacas rojas o de cualquier otro color. Se trata de una organización estatal paranoicamente centralista, que no confía más que en una pequeña elite que se mira el ombligo y que actúa de manera cansina cuando se trata de hechos de esta envergadura que ocurren en provincia, más allá de lo que quieren ver. Si, los incendios forestales en estas épocas siempre han existido y esto hace mucho más grave la situación, por cuanto no será la primera ni la última vez que un sistema de emergencia será exigido a este punto. Tampoco será la última vez que, para sacar algún mezquino provecho, las castas políticas se intenten sacar los ojos para determinar quienes son los culpables de esperar que siempre las cosas se salgan de control para despabilarse y ser mucho más ágiles para ir en ayuda de quienes no están pidiendo un favor, sino que exigiendo se haga lo mínimo que le corresponde hacer a cualquier autoridad: tender la mano y no esperar que sean algunos privados los que tengan que paliar por solidaridad o caridad la ineficiencia de los que sentados en un cómodo escritorio bien alejados de donde está el sufrimiento, se dicen “expertos” de la seguridad.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl