«Desarrollo a Escala Humana: Si pasamos de la teoría a la práctica, con respeto a la naturaleza, haremos un aporte a la humanización de la sociedad»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

De regreso a la súper normalidad

Agrosuper es uno de los holdings de productos alimenticios más importantes del país. Fundado en 1955 por el empresario Gonzalo Vial Vial, es conocido en el mercado por sus tradicionales marcas “Súper Pollo”, “Súper Cerdo”, “Sopraval”, “La Crianza”. “Súper Salmón” y “Pollos King”.

El eslogan del consorcio es: “Alimentamos lo bueno de la vida toda los días”. Más aún: su página web mantiene una entrada de “Denuncias Anónimas” que señala:   “Agrosuper cuenta con canales de comunicación para denuncias anónimas” relacionadas con la observancia de su Código de Conducta en los Negocios con la libre competencia, control interno, estados financieros, hechos que afecten la integridad, etc.

Salvo el problema se la “colusión de los pollos”, se trata de una empresa modelo.

Gonzalo Vial Concha, hijo del fundador, es propietario de las empresas, “Graneles del Sur” y “Agrogestión Vitra”. A través de ellas controla a Agrosuper, y es socio también de “Inversiones Vial Concha” (25%) la que tiene el 79% de la propiedad de Inversiones Doñihue Limitada, sociedad que es dueña del 78,7% de Agrosuper.

Si nuestros lectores no entendieron, no importa. Lo que sí deben saber es que cada vez que se encuentren con una maraña de sociedades de este tipo, lo más probable es que en el caso haya “gato encerrado”.  Y, por supuesto, un estudio jurídico lleno de apellidos vinosos que, con su sapiencia, ha urdido la red.

El holding debe unos 290 millones de dólares al sistema bancario que no ha pagado en los plazos pactados. De esa suma, 60 corresponden al Banco Santander. Como los deudores no pagaban, llegaron a un arreglo: Vial padre, destinaría todos los dividendos que recibiera de las sociedades de las cuales forma parte, a abonar a la deuda. Como el mismo Vial Vial controla esas sociedades, a partir de 2017, pese a registrar utilidades por sobre los 500.000 millones de pesos, las juntas de accionistas (o sea, el mismo) sucesivamente han acordado no repartir dividendos. El problema es que el poderoso Santander se cansó de tanta triquiñuela, y está emprendiendo acciones legales para impedir que Agrosuper evada el cumplimiento de sus obligaciones.

También en el seno del mundo empresarial, uno de nuestros íconos Andrónico Luksic Craig, ha hecho noticia. Este personaje, que en el último tiempo ha dejado de tuitear y de comprar informes para regalarle al Gobierno, fue sorprendido, una vez más, portándose mal. Su empresa Agrícola El Cerrito, propietaria del fundo “El Cerrito”, en el valle de Elqui, fue sorprendida extrayendo agua en un lugar no autorizado y almacenándola en un estanque clandestino. Su personal reconoció la “falta” y dispuso el retiro inmediato de las instalaciones ilegales. Vecinos del lugar aseguran que esto se estaba haciendo desde hace varios años y, además, recuerdan que en el cercano predio “Bellavista” (comuna de Paihuano), cuya propiedad Andrónico comparte con Jorge Errázuriz, dueño de Celfin Capital, han sido acusados reiteradamente por el uso de agroquímicos que han intoxicado las viviendas del lugar y que en 2006 causaron la muerte del tractorista Wilson Rojas.

Otro tema. La revista Forbes, en su edición del 11 de febrero ha publicado el texto “The Real Time Billionairs List” con la variación de las fortunas de diversos connotados personajes entre Marzo de 2020 y el 11 de Febrero de 2021, período de pandemia en el mundo. En lo atingente a nuestro país, para aquéllos eternos inconformistas que se deleitan en destacar lo negativo (caída del PIB,  11% de cesantía….), la publicación aporta datos positivos:

  • Doña Iris Fontbona, matriarca del grupo Luksic, aumentó en el año su patrimonio de 10.800 millones de dólares a 22.300 millones;
  • Don Julio Ponce Lerou, ex yerno del general Pinochet, de .1.700 millones a 4.700 millones (177%);
  • Don Sebastián Piñera Echenique, de 2.600 a 2.900 millones;
  • El grupo Angellini ( Roberto y Patricio), de 2.300 a 3.400 millones;
  • Don Álvaro Saieh (Copesa, Unimarc…) de 1.300 a 1.600 millones.

Lo anterior demuestra que con esfuerzo todo se puede, así que si alguien ha iniciado algún emprendimiento sólo tiene que ser paciente.

Constanza Hube, investigadora del think tank Libertad y Desarrollo y, por supuesto, militante de la UDI, inició su campaña a Convencional Constituyente. Su eslogan lo dice todo: “¿Qué propongo? Incluir en la Constitución el derecho a desarrollar cualquiera actividad económica, sin limitaciones fundadas en la moral, el orden público y la seguridad nacional”.

Al parecer, aunque explica que se trata “de un error de tipeo” (sic), la traicionó el subconsciente. El libertinaje económico amparado por el ideologismo de la actual carta fundamental, que premia de hecho con la impunidad hasta los más graves atentados contra la libre competencia, es lo que defiende el sector que Constanza pretende representar.

Por ahora, miremos lo que pasa día a día y concordemos con lo que ha dicho el Presidente: “Estamos retornando a nuestra normalidad”.   

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl