La ciencia y la tecnología inciden de modo significativo en la vida social y humana... ¿ y qué pasa con la espiritualidad, la ética los valores, la inteligencia, el conocimiento, la sabiduría y el desarrollo humano?
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

DEBEMOS SILENCIAR LOS TAMBORES DE GUERRA.

Desde  Madrid, España.

Cuando el mundo se debate en la incertidumbre por el intercambio de bravuconadas y amenazas de irresponsables líderes del máximo poder, no debemos permanecer como atónitos espectadores de la debacle. Debemos reflexionar y hacer oír nuestra voz.

La voz de los más desposeídos, la de los postergados, la de los olvidados del mundo, debe hacerse oír para que las fuerzas y recursos se destinen a otros fines y no a la autodestrucción.

Estamos en una era en que los avances tecnológicos nos achican el mundo. Y vemos con pavor que las desigualdades se siguen profundizando y creciendo, con lo cual crece también la vergüenza de quienes alzamos nuestra mirada crítica. Pero aún nos queda voz y fuerzas para gritar que detengan esta bárbara espiral de violencia. Violencia que no conduce más que a la degradación generalizada de la especie humana.

Las tensiones obedecen a intereses particulares de las superpotencias, sin pensar que el daño se hace a los demás. Porque, dentro de la pobreza y las limitaciones, cada encontronazo de los grandes se convierte en cataclismo para los menores.

Hablan de crisis por el petróleo. Pero no dicen que se realizan esfuerzos enormes de investigación para conseguir energías diferentes que lo sustituyan. Porque el petróleo tiene fecha de caducidad y, además, contamina y degrada nuestro medio ambiente.

Todos son conscientes de lo que ocurre, pero siguen las amenazas. No sólo se muestran los dientes y se gruñen, sino que exhiben y movilizan un aterrador poder bélico.

Estados Unidos, bajo el actual régimen, quiere impedir que China se transforme en una superpotencia económica a nivel mundial. China, por su parte, desea ser la contraparte de Estados Unidos, para lo cual utiliza la competencia desleal y la producción con mano de obra súper barata y súper explotada.  Los demás, miran y tiemblan.

La Unión Europea no quiere participar en el actual estiramiento de la cuerda de la tensión. Pero ya tiene experiencia en colaborar con las invasiones, agresiones y escaladas violentas. Ahora se asustan y hay líderes que denuncian -sin mucho entusiasmo- lo que se avecina.

Debemos unirnos y alzar la voz denunciando con la mayor fuerza lo que se pretende por parte de los voraces tiburones. Señalar que los apetitos de unos pocos nos van a afectar a muchos. Que queremos vivir en paz, crecer, romper las desigualdades vergonzantes y avanzar en un mundo que protege su medio ambiente y que va a dejar en herencia un planeta un poco mejor.

Debemos decir basta y unirnos al coro de los modestos para que se nos escuche, para que se comprenda la tragedia que estamos viviendo y para que comencemos a construir una barrera enorme y fuerte llamada solidaridad, capaz de aislar a los violentos irracionales y capaz, además, de corregir las directrices de los voraces, destinando recursos y esfuerzos para que nuestra patria común sea mejor, en paz y con un futuro lleno de progreso y esperanza.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

2 Comentarios en DEBEMOS SILENCIAR LOS TAMBORES DE GUERRA.

  1. Estimado Miguel Angel, sostengo que el Neoliberalismo es mucho mas que una expresión económica, es al mismo tiempo, y de modo integral, una visión de mundo económica, social filosófica y conductual.
    Modela las conductas humanas…
    Es una expresión del egoísmo, del individualismo y de la concentración del poder, modela comportamiento de personas y de sociedades.
    No le importa destruir el medio ambiente, no le importa desojar a los hombres de valores, de ética y moral, qué importan las buenas conductas, esas no le sirven para ganar, destronando a cualquier enemigo, el tema es…quién es el IMPERIO, para someter a los lacayos.
    Eso pasa amigo en lo micro y en lo macro, social e individualmente.
    Conciencia crítica y razonamiento colectivo, herramientas para salir del deterioro, del rebajamiento en que el neoliberalismo nos ha sumido, así nos quiere y nos necesita, sólo yo, cuanto mas egoísta y encerrado en mí, destruyendo al de al lado, soy feliz…

  2. Muy de acuerdo con lo que nos dice don Miguel Ángel. Como humanidad debemos, de una vez por todas, “recoger cañuela” para bajar el volantín porque los vientos están tomando inusitada fuerza, como hacíamos cuando niños jugando a elevar volantes de papel y varillas de coligüe (no los actuales, de plástico que vienen de la China. Quiero decir que ya no es posible seguir huyendo hacia adelante, sino tener un mínimo de valentía para afrontar la realidad y cambiar el rumbo. EE UU, el líder mundial de la ineficiencia energética y China que le copia los esquemas, está enfrascados en una absurda guerra por la hegemonía mundial que a lo único que conducirá es a un desastre.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl