A nuestra ciudadanía, aún le falta orgánica, disciplina y a sus líderes generosidad!!! Esta elección de constituyentes es una muestra de lo anterior, reflejada en dispersión y falta de unidad... Los partidos una vez más sacan provecho de estas insuficiencias ciudadanas y manipularon los métodos de esta elección, para sus nefastos objetivos.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

EL BOSQUE

Gladys Semillán Villanueva

Embajadora por la Paz de las Naciones Unidas por la Letras UNILETRAS. Ave viajera de Semillas para la Juventud

Desde Castelar, Argentina.

LA  MAGIA
No esa que supones puede salir de una galera, no…esa otra que solo le corresponde a la Naturaleza.
Con toda su grandiosidad, temperamento y fuerza.
Esa que respiras al entrar a un bosque y no te das cuenta y piensas en otras cosas pero él te está imponiendo su presencia.
Pasa que al acercarte a él lo primero que miras es la altura de la arboleda, la cabeza va hacia atrás hasta donde llega, entonces adviertes que pequeño eres y si te detienes a pensar un escalofrío recorre tu espalda, das el primer paso y entras.

Quédate ahí donde estás, no sigas, escucha…silencio absoluto…ni los pájaros,…es un segundo…para ellos suficiente, ya saben que has entrado.. ahora esperan.
Unos sonoros follajes y crujientes hojarascas te llevan a un sendero, irregular, tímido, hecho por otros que se te han adelantado.
Sigues despacio, con cuidado, te detienes, aspiras los aromas que ellos van exhalando.
Te dejan gozar de su sombra portentosa, puedes visualizar los nidos de los pájaros, giras como un molinete descubriendo.
Tu piel se cubre de una humedad perfumada.
Y los murmullos de ese reino comienzan a hacerte sentir parte de ellos.

Ya te conocen y te dejan seguir; no hay machetes, ni sierras que dañen su estructura solo tus borcegos pisando con cuidado, quebrando ramas y hojas secas que solas se han precipitado.
El sendero cambia, se hace más ancho, hay piedras claras y areniscas y allá arriba en el cielo, un espacio enorme que te deja ver el sol jugueteando con las copas de los árboles más altos que abren sus ramas para dejarlo pasar.
Los sonidos son distintos, escuchas un murmullo…suave…se agrega un aleteo
vivaz y un pitorreo.
A la derecha entre helechos de gran altura una hebra de agua similar al velo de una novia cae casi sin hacer ruido.
Allí en una rama, absortos y curiosos, dos cuervos te miran.

MÁS ADELANTE
Desde una elevación de piedras y extrañas plantas emerge esa cantarina catarata. Que parece musitar una letanía de vírgenes en oración, donde todo es luz.
Esa misma que en el pasado daba de beber a San Benito y él, al mismo tiempo, ofrecía desde sus manos el agua a sus amigos los cuervos.
Este bosque cargado de leyendas, de presencias, algunas ignoradas otras haciendo una poderosa huella de fe.
El panorama cambia un poco desde ese salto de agua… una huella en la arena se ha marcado y desciende dando saltos entra las piedras lustrosas y brillantes.

Te asomas, humedeces la cara, miras el cielo y sientes que todo eso que vives es una gracia, nada has pedido todo te lo están dando.
Sientes que el tiempo te da una clase de existencia porque estás allí pleno por ellos,
los magos del bosque que hacen de tu vida esto…

UN HOMBRE
que asiste al milagro de la VIDA.
Que recorre con su mirada desde el suelo hasta el cielo.
Encuentra en fabulosos símbolos el útero, la semilla, el alimento acuoso que la
germina y girando a su alrededor montones de retoños nacidos, creciendo, multiplicados para el bien.

Porque un bosque es mucho más que ese imponente espacio de verdes,
es tu respiración, es tu sangre, es tu piel, son tus ojos, es el deleite insospechado
de poder, desde el silencio, hablar con sus majestades los árboles que trasmiten vida y te ofrecen vida.
Arrebújate como un recién nacido, murmúrale al viento tu necesidad de alimento
y descubre que si estás vivo es por el bosque que todo lo ha previsto.
Hasta  en el arrullo para tu sueño ha pensado en ese silbar armonioso de las hojas y los pájaros formando una celestial orquesta que te está esperando.

¿No te has detenido a pensar que todo lo que necesitas proviene de él?
¡¡NO!!
¿Y SI AHORA TE SUELTO DE MI MANO?
¿Y ESCUCHAS OTRA VOZ QUE TE DICE…VE EN PAZ Y REGRESA CUANDO QUIERAS, AQUÍ PERMANECERÉ, ESPERÁNDOTE?

Fuente de figura de cabecera:
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/somosagro/forestal/2020/02/27/monte-gallego-medira-galicia/0003_202002L27C7991.htm

Fuente de figura al pie:
https://www.hispantv.com/noticias/sociedad/351120/hombre-india-plantar-arbol-bosque

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en EL BOSQUE

  1. Los bosques son muy parecidos en todos los lares,.. tienen árboles, claro para sostener el cielo, hojas muertas que cayeron ya cansadas de fotosíntesis, que ahora siguen dando vida en el suelo sirviendo de alimento a otros seres; tienen nidos, aves, coleópteros, agua, bacterias, en fin, una infinidad de seres. El bosque galego de tu bello relato, Gladys (como me los has dicho), es muy similar a los bosques del sur de Chile. Gracias por el placer que nos provocas con la lectura de tu poética prosa.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl