La ciudadanía no puede permitir que lleguen al gobierno, los que se coluden contra sus intereses.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El Debate Vicepresidencial.

Por Guilmo Barrio Salazar

La Universidad Longwood, del Estado de Virginia, fue el centro de atención el pasado martes 4 de Octubre, 2016, cuando se llevó a cabo el único debate Vicepresidencial estadounidense, entre los candidatos, el senador Tim Kaine, del Partido Demócrata, y el gobernador Mike Pence, del Partido Republicano.

Los medios de comunicación han tratado a Mike Pence como un respetable profesional, quien tendría que responder sobre la cantidad de errores cometidos por su compañero de la campaña presidencial, Donald J. Trump; ignorando el hecho de que Mike también tiene un montón de errores propios, los cuales necesitan una aclaración personal de su parte.

La Coordinadora del Debate, la periodista del canal de televisión CBS, Elaine Quijano, permitió que Pence se escapara con muchas cosas sin justificación alguna, pero Tim Kaine no cometió la misma equivocación y forzó a su oponente a dar serias explicaciones.

El punto más alto del debate estuvo al final del mismo, cuando el gobernador Pence pretendió pinchar al senador Kaine, por apoyar a las mujeres en su derecho a poder adoptar  sus propias decisiones, con relación a tener un aborto.  Pero Kaine no se quedó callado, y le respondió: “Esa es una materia en la  que confiamos en que las mujeres  tomen la mejor decisión en sus vidas”, y como buen católico irlandés del Estado de Virginia, continuó enérgicamente: “Lo último que el gobierno debería hacer es penalizar a las mujeres que adoptan sus propias decisiones reproductivas.  Porque ustedes, con su candidato a la presidencia, ¿confían en las mujeres para que tomen  sus decisiones por ellas mismas?”  Dado que la selección de Hillary al  escoger a Tim Kaine para ser su candidato a Vicepresidente, en Julio pasado, decepcionó a muchas personas feministas, esta respuesta fue realmente sobresaliente para terminar un debate bastante disparejo.

Mike Pence lo hizo bastante bien, según  los medios de comunicación controlados por millonarios que apoyan  a Trump, y que, además,  lo han presentado como más “sereno” en el debate. Esos mismos medios entendidos en la política nacional, son los que han presentado anuncios comerciales indicando que “los cigarrillos no matan”.  Mike ha sido catalogado como un hombre “moderado”, a quien se le puede confiar el puesto de Vicepresidente de la nación.

Las mujeres estadounidenses,  sin embargo, se sienten ofendidas e intimidadas, tanto por Mike Pence, como por Donald J. Trump, porque mientras a Trump le gusta controlar a las mujeres sexualmente,  Mike lo hace políticamente.  Cuando se trata de los derechos de las mujeres, ambos candidatos son unos patriarcas cubiertos por una sola vaina.  Y Pence lo demostró en este debate.

También se pudo ver que él puede mentir como lo hace Trump.  Repetídas veces, tanto el senador Kaine como la Coordinadora Quijano,  presentaron al gobernador Pence con las mismas formas que Trump ya ha dicho públicamente, y han visto la lealtad del nominado a la vice presidencia, al negar las cosas dichas por Trump.  Además, Pence mintió sobre su propio record político, insistiendo que la única razón de que trató de eliminar el financiamiento federal del programa denominado “Planificación Familiar”, sólo porque era “fiscalmente responsable” ante el déficit presupuestario.  Naturalmente, nadie le creyó eso, incluyendo al propio grupo de  extrema derecha que lo apoyaba.

El anodino y canoso Mike Pence, que parece haber sido enviado a actuar en un escenario público como un ciego partidario de la extrema derecha, como en realidad es, hizo lo mejor para indicar que Trump es un candidato presidencial razonable.  Entretanto, el senador Tim Kaine, fue juzgado extrañamente, como el tipo rudo, por los medios que apoyan a   Trump.  Sí, él interrumpió algunas veces, particularmente cuando la plácida coordinadora Quijano fracasó al no  desafiar ninguna de las indebidas respuestas del gobernador Pence.  Incluso Tim lo reconoció al decir: “Esta noche, le he dicho seis veces al gobernador Pence, que no puedo imaginar cómo él puede defender la posición de Trump.  En realidad, según se ve, no lo ha hecho”.

Al presenciar el debate, yo no pude comprender lo que la Coordinadora intentó hacer con relación a la política de relaciones exteriores, aunque pude apreciar sus preguntas sobre la situación actual en Siria, a lo que Pence señaló, que él piensa que Trump debiera tomar una acción militar, y fue bien específico al decir: “Sobre lo que está pasando en Aleppo y en Siria, verdaderamente creo que los Estados Unidos de Norteamérica deben establecer inmediatamente unas Zonas de Seguridad, de manera que las familias con sus niños puedan salir de esas áreas, debemos trabajar con nuestros aliados árabes en este momento, para que eso ocurra.  Las provocaciones rusas necesitan ver la fortaleza norteamericana.  Si Rusia continúa envolviéndose en estos ataques barbáros contra la población civil en Aleppo, el ejército estadounidense necesita estar preparado para atacar los puntos militares del régimen de Assad, para prevenir la crisis humanitaria que está sucediendo en Aleppo”.

El senador Kaine también hizo un excelente trabajo en repetidas ocasiones, insistiendo en  los fracasos y problemas  de Trump, específicamente al  no pagar sus contribuciones en los últimos 20 o más  años.  Luego le preguntó a Pence: “¿A usted le parece justo que Trump,  en forma increíble,  utilice la ley de los impuestos, para no pagar sus contribuciones, como todo ciudadano debe hacer en nuestro país?. Cuando Pence le respondió que él lo creía justo, el senador Kaine le volvió a preguntar: “¿Cree usted que es ser inteligente no pagarle a los militares?  ¿Es ser inteligente no pagarle a los profesores?”.

Tanto Pence como Kaine discutieron sobre la reacción apropiada ante la epidemia actual que sufre el  país de las matanzas a diario de jóvenes de la raza negra por la policía estadounidense.  Pence acusó a Hillary Rodham Clinton de usar generalizaciones contra la policía, porque no todos son racistas.  A lo que Kaine disparó: “No puedo creer que usted defienda la posición de que no existe  discriminación en el cuerpo policíaco nacional”.

También el senador Kaine, en repetidas ocasiones, le mencionó al gobernador Pence que Trump falsamente señaló que la mayoría de los inmigrantes indocumentados de origen mexicano, son violadores de mujeres y criminales.  A lo que Pence solo pudo responder: “Otra vez ha sacado la cosa mexicana”.

Con esta frase, se selló el debate a favor del senador Tim Kaine.  Creo que tanto los televidentes que vieron el debate vicepresidencial, como la mayoría de los votantes de esta nación, estarán de acuerdo conmigo.  Puedo señalar que el 69% de las declaraciones de Mike Pence fueron falsas, y el 79% de las indicadas por Tim Kaine fueron verdaderas, y esto hará toda la diferencia el 8 de Noviembre próximo, en los Estados Unidos de Norteamérica.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl