La Filosofía y las Ciencias, deben estar presentes en nuestras vidas, sin perder su rigurosidad…hay que usarlas de modo cotidiano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El RENEGADO, LEYENDA REGIONAL

Fernando Arriagada Cortés

Investigador y escritor.

Entre los ríos que cruzan la comuna de Pinto, hay uno que siempre nos ha llamado la atención como es el caso del Renegado, un cauce fluvial que nace a los pies del volcán y, bordeando el camino a Las Termas, sigue paralelo hasta el sector de Los Lleuques en donde sigue al sur poniente hasta fundirse con el Diguillín, y dejar en su trayecto hermosos parajes como sus saltos que ahora solo son un recuerdo en verano y una esperanza para el tiempo de lluvias, debido a que por su excesivo uso, ahora está seco.

Conocido desde tiempos inmemoriales por los pehuenches, estos guiaron a los misioneros por sus rutas evangelizadoras desde mediados del siglo 18, como el franciscano Bernardo Pérez Puga, quien fue el primer hispano en saber de las aguas termales y recorrer la cordillera hasta conocer sus secretos y entrar en una amable amistad con la montaña. No ocurrió lo mismo con su compañero de misión, quien no solo se prendó del paisaje, sino también de una bella joven pehuenche que había bautizado, hija de un cacique principal, naciendo en ambos un amor a primera vista, muy humano y sincero, que el religioso optó por plantearse ante fray Bernardo que prefería dejar la misión, la iglesia jerárquica y casarse con su amada.

Así la situación, el ex religioso, ahora apodado El Renegado, se fue a disfrutar su amor en plena consonancia con la naturaleza indómita y sus sentimientos de pareja enamorada en que nada le importaba lo social ante los certeros flechazos que Cupido y Eros habían encendido en sus corazones, que con el paso del tiempo se extendió en varios hijos que alegraban a esta feliz pareja en medio de la cordillera de nuestra región.

En tanto, en la comunidad franciscana de Chillán, nunca olvidaron a su hermano renegado e hicieron ingentes esfuerzos por llevarlo de nuevo al camino de la religión, pero todo fue inútil hasta que muchos años después, ya mayor reflexionó seriamente en repensar su actitud de juventud. Ya no era el fogoso amante del ayer y el reloj de la vida le indicaba que se acercaba su fin. Mucho lo pensó hasta que finalmente optó por volver ante el sentimiento de dolor de toda la comunidad pehuenche que lo reconocía como a uno más, pero a una machi esto le pareció una traición y cuando se preparaba para regresar le asestó un flechazo que lo mató de inmediato, ante el estupor de su pareja, hijos y misioneros, quienes sepultaron sus restos a orillas del conocido río, que recibió el nombre de renegado solo por albergar en su orilla el cuerpo de esta persona que amó tanto a Cristo y la iglesia, como a su mujer e hijos.

Muchos años después, el inspirado poeta y vecino al Renegado Gonzalo Rojas Pizarro, escribió: “Piedad, muerto, por nosotros, que / íbamos errantes, danos este y no otro / ahí para morar, esta por / música majestad, y no otra, / para oir al Padre” En: Poema Torreón del Renegado, fragmento.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en El RENEGADO, LEYENDA REGIONAL

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl