Quienes postulan al crecimiento económico sin restricción, sin respetar el Medio Ambiente... Desprecian la vida!!!.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS

Ronald Mennickent Cid

Astrónomo. Director departamento de astronomía, Universidad de Concepción.

Así se llama la famosa trilogía cinematográfica del director Neo Zelandés Peter Jackson. Sin embargo, desde mucho antes de la invención del cine y de la escritura, un verdadero Señor de los Anillos se ha desplazado por el cielo de nuestra Tierra. Nos referimos a Saturno, el planeta gigante que está rodeado por un conjunto de anillos extremadamente delgados cuya historia de formación aún desafía a la ciencia.

Galileo fue el primero en apuntar un telescopio a Saturno en julio de 1610. Sin embargo su instrumento no tenía la precisión suficiente para revelar los anillos en todo su esplendor y a Galileo le pareció ver sólo un abultamiento en el planeta. Telescopios con mejor resolución permitieron en 1655 a Christiaan Huygens proponer que tal abultamiento era en realidad un disco de materia separado del planeta y ubicado en su plano ecuatorial. El problema con esta idea de un disco de materia es que la combinación de la fuerza de gravedad que lo atrae hacia Saturno y la fuerza centrífuga que lo repele haría que el disco se rompiese en mil pedazos. Posteriormente Pierre-Simon Laplace sugirió la hipótesis de los anillos a fines del siglo XVIII, la que fue comprobada matemáticamente en 1857 por el físico James Clerk Maxwell, el mismo que descubrió una serie de ecuaciones que unifican la teoría electromagnética. Hoy en día, los instrumentos modernos e imágenes tomadas con satélites artificiales como los Voyager de la NASA revelan el espectáculo fascinante de un planeta rodeado de un magnífico conjunto de anillos concéntricos y de una estructura exquisitamente compleja y colorida.

Los anillos de Saturno están formados por pedazos de rocas cuyos tamaños van desde dimensiones microscópicas hasta varios metros. Ellos se extienden desde una distancia de 6700 kilómetros hasta 480.000 kilómetros, medidos desde la superficie del planeta. Sorprendentemente, los anillos tienen un espesor de sólo unas decenas de metros. En relación con su anchura, son miles de veces más delgados que una hoja de afeitar. Es como una pizza gigante cuyo grosor fuese de 1 centímetro y su diámetro de 50 kilómetros. La masa total del sistema de anillos es aproximadamente igual a la mitad de la masa de nuestra luna y su composición principal es de cristales de hielo, algo no muy apetecible para la mayoría de nosotros por cierto. Yo, personalmente, prefiero las pizzas de jamón y queso.

Existen varios anillos, y entre ellos se han descubierto pequeñas lunas llamadas “pastores”. Se cree que la influencia gravitatoria que estas lunas ejercen sobre los anillos ayuda a mantener su estabilidad y es la causa de las franjas vacías que ocurren entre varios anillos. La luna pastora Mimas, por ejemplo, es la responsable de la gran división entre los dos anillos más brillantes que se llama división de Cassini, en honor al astrónomo francés de origen italiano Giovanni Cassini quien la descubrió en 1675.

Al comienzo se creía que el sistema de anillos de Saturno era antiguo, y que se habría formado juntamente con el planeta, hace miles de millones de años. Hoy el alto brillo de los anillos hace sospechar que son relativamente jóvenes, de unos pocos millones de años de antigüedad y que pudieron haberse formado por la ruptura de un cometa que pasó demasiado cerca del Saturno y cuyos fragmentos quedaron orbitando el planeta. Cuatrocientos años después de su descubrimiento, los impresionantes anillos de Saturno, siguen siendo un misterio para la ciencia. El Señor de los Anillos mantiene sus secretos.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl