Un pueblo, una ciudadanía consciente, jamás sale a saquear aún cuando, los que se creen dueños del poder les ... declaren la guerra.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

UNA TARDE DISTINTA

Gladys Semillán Villanueva

Embajadora por la Paz de las Naciones Unidas por la Letras UNILETRAS. Ave viajera de Semillas para la Juventud

Desde Castelar, Argentina

Fue un día extraño.
Tal vez no me di cuenta de cuanto había acumulado en ansiedades, esperas, noticias.
De cuanto se había cubierto mi piel de esas cosas que deseamos desechar y no siempre podemos.
Sin embargo realizando un esfuerzo quise adentrarme en esos rincones profundamente secretos y de ellos sacar a la luz como en un pase de magia lo necesario para seguir.

Agotada me acerqué al borde de la cama y con lentos movimientos dejé reposar el cuerpo extendido, los brazos cruzados sobre el pecho, la cabeza sobre un pequeño almohadón mullido, perfecto.
En él los aromas de mi pelo.
Tal vez fue eso que me llevó a serenarme y comenzar el sueño.

Sentía que me invadía una calma desconocida, era como aprisionar el bienestar deseado.
Cerré los ojos, incliné la cabeza hacia un lado para poder aspirar esa fragancia de mi cuerpo impresa en la ropa como un sello.
Me adormecí.
Fue superficial el sueño.
Sentí como toda yo era espacio que flotaba que nada me sujetaba, solo el recuerdo.

Entonces me dirigí al color del silencio.
Allí me estaba esperando, como una nube apenas agrisada, de levedad infinita.
En ella me quedaba, no sé  por cuanto tiempo.
Entonces comencé a sentir que se iba mi cuerpo sin irse.
Lo veía, quieto, tibio, se aflojaron mis dedos y las manos y los brazos se fueron deslizando a los costados como buscando algo.

Sentí una fuerte puntada en el medio del pecho, sé que respiré hondo y de nuevo el perfume,…mi fiel compañero.
Ciertos sonidos salieron a mi encuentro y trajeron memorias de momentos.
Me di cuenta de cómo se había pasado mí tiempo.
Una lágrima corrió apresurada hacia el almohadón para que nadie la viera.
Solo en la sien su salobre y fino surco.

Un temblor estalló rompiendo mi nido de silencio.
Cómo quien junta despacito los elementos recogí cada parte de mi cuerpo, lo armé de nuevo y lo puse de pie.
Una vez mas de pie…sintiendo que ese perder no es lo que no tengo sino lo que dejo.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

6 Comentarios en UNA TARDE DISTINTA

  1. Gladys es usted una gran escritora, un misterio para mí ya que la busco y no la puedo encontrar. Por lo que veo somos vecinas porque yo también viví o tengo casa en Castelar. Desde hace dos meses vivo permanente en mí amado Tafí del Valle Tucumán Argentina. Felicidades por tan excelente escritora 🙏🏼

    • APRECIADA NUNA…
      MI VECINA!!!!
      TAFÍ DEL VALLE, ME UNEN MUCHAS COSAS A ESA PARTE DE MUNDO ATRAPANTE,NO ME EXTRAÑA QUE DECIDIERAS VIVIR ALLÍ.
      HAY UN DUENDE QUE ME ESPERA PERO SABE QUE DEBO PRIMERO SOLUCIONAR COSAS DE SALUD,RECIÉN ENTONCES ME ENCOTRARÉ CON EL Y ESCRIBIRÉ SUS ANDANZAS IGUAL QUE LO HICE YA CON UN DUENDE QUE SIEMPRE ME ESPERA EN GALICIA Y QUE EL MUY PÍCARO SE QUEDÓ CON UNA MONEDA DE EURO PARA SU ÁNFORA.
      GRACIAS POR TUS CONCEPTOS ERES MUY GENEROSA.TE ENVIARÉ MI WHAST VIA LOS EDITORES
      UN ABRAZO Y NO SOY UN MISTERIO…ESTA AVENTURA MÍA DATA DE SOLO HACE SIETE AÑOS.

    • Gracias Isabel…
      El escrbir es para mi como una magia que practico saboreándola…Pareciera que tiene un paladar especial…Quizas como los vinos chilenos?

    • Gracias Hector por leerme.!!!!
      Creo que me estoy acostumbrando a los mimos de uds…hace tan bien
      Abrazo
      Gladys

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl