«La violencia debe ser desterrada de la vida nacional… esto no se resuelve con respuestas técnicas, burocráticas ni policiales por sí solas, todas las expresiones de violencia que vivimos, tienen un origen político, social, cultural , sociológico y, sus respuestas pasan por propuestas que apunten a  cambios culturales, cambios conductuales y planes integrales de salud mental para la ciudadanía. Los profesionales del área, las universidades, las instituciones todas y el estado deben hacerse cargo del tema, con autocrítica y real compromiso con el tema.»

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Fin de las ideologías?

Hugo Covarrubias

Académico Facultad de Derecho y Humanidades, Universidad Central.

Los ciudadanos chilenos necesitan generar un nuevo paradigma, un ordenamiento inclusivo, en definitiva, una Constitución que termine con las lógicas impositivas desde la cúspide del Poder Político y que considere la participación de la sociedad en el rayado de cancha.

Los acontecimientos vividos en el país deben llevarnos a reinstalar las prioridades sociales basadas en lo colaborativo y no en lo individual, y, por lo tanto, nuestras instituciones y quienes liderarán este proceso constituyente, deberán reencauzar sus aguas en base a la buena política, esa que se extravió en el camino de lo mercantil y la competencia desmedida.

En el marco de esta crisis, hemos visto muchas consignas, pero una de ellas debe llamarnos a la reflexión: el pueblo dejó la dicotomía política de izquierda y de derecha y decretó el término de las ideologías, ya que estas se han transformado en instrumentos para favorecer intereses particulares.

Esto nos lleva a repensar el modo no solo de hacer política sino también como desde las bases y la sociedad civil, toman un rol más protagónico a la hora de decidir qué es lo que queremos o entendemos como justicia social, igualdad y dignidad.

Citando al sicólogo y filósofo Zygmunt Bauman, el diálogo comienza cuando una persona habla, piensa y siente de manera distinta a otra persona, y es en ese escenario, que, para producir encuentros de posiciones y acuerdos políticos, no hay que situarse sólo desde la ideología, sino que alentar el cambio desde la participación social. A eso estamos todos llamados.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

3 Comentarios en ¿Fin de las ideologías?

  1. Las ideologías no se acaban amigo, lo que ha sucedido es que el nivel de rebajamiento intelectual, moral y ético de quienes llegaron del exilio a hacerse cargo de la política, mas otros cómplices internos se apoderaron de la política, compraron los partidos para usufructuar de ellos y hacerlos empresas, renunciando y vendiendo ideas e ideologías.
    La ideología no ha muerto, la tenían dormida, hay que rehabilitarla desde la ciudadanía.

  2. La ciudadanía tiene el deber y el derecho de organizarse y elegir a sus reales y verdaderos representantes, pero además, debe tener la obligación de evaluarlos constantemente y si nó cumplen, simplemente, sacarlos.

  3. Un gran análisis, cada día esa ventana nos nutre y nos sirve una buena dosis de alimentación para nuestros cerebros, ojalá se masifique.
    Felicitaciones al autor de esa columna.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl