La Filosofía y las Ciencias, deben estar presentes en nuestras vidas, sin perder su rigurosidad…hay que usarlas de modo cotidiano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Comentario de cine: Hereditary (El Legado del Diablo)

2018, Director: Ari Aster

El horror verdadero, discutiblemente, colinda con una forma exacerbada de angustia. Por ello resulta insatisfactorio (por no decir ofensivo) cuando hay una plétora de películas que se refugian bajo el paraguas del “horror” cuando se contentan con arrojar payasos y criaturas digitales varias a la pantalla para provocar el archiconocido jump scare. Un buen jump scare (literalmente, “salto de miedo”) resulta efectivo y es una más que aceptable forma de entretenimiento; sin embargo, hay otra categoría mucho más insidiosa, cuya ambición no es morir en la sala de cine, sino acompañar al espectador hasta su casa, su cama, sus pesadillas. Son cintas que no le temen a la ambigüedad y a probar la paciencia del espectador. Y es algo que ha ocurrido cada vez menos. Es muy probable que, como audiencia, nunca podamos replicar la histeria colectiva que produjo el estreno de El Exorcista en 1973. Es muy probable que nunca surja otro cineasta como Kubrick, cuya ominosa El Resplandor continúa siendo un referente en la construcción de una atmósfera opresiva e intoxicante. Pero últimamente, gracias a las erráticas bendiciones del dios del cine, hemos sido testigos de una impresionante camada de películas* que le devuelven al género su vitalidad, dignidad y relevancia, y de paso, exploran y ensanchan su terreno estético.

Hereditary es el más reciente ejemplo de esa camada. La ópera prima de Ari Aster relata la historia de la familia Graham, focalizada en Annie (Toni Colette, en la que probablemente sea la mejor actuación de su carrera), que parte en la película lamentando la muerte de su madre. Se unen a ella su marido Steve (Gabriel Byrne), y sus hijos Peter (Alex Wolff) y Charlie (Milly Shapiro). Pronto descubrimos que la tragedia ha marcado a la familia durante varias generaciones y que guarda un propósito muchísimo más retorcido y siniestro.

La cinta se toma su tiempo en desenvolverse, enunciando sus intenciones desde el ambicioso primer plano. De ahí en adelante, Aster construye un meticuloso y potente drama familiar que sólo intensifica el horror de los Graham. Porque en el fondo, el oscuro corazón de Hereditary no reside en la aparición súbita de un monstruo o un espíritu maligno, sino la resoluta crueldad con que la familia cae en un abismo emocional sin término aparente. El horror es dolor, paranoia, incredulidad. No provoca el querer cerrar los ojos, sino el ser testigos atónitos de la desesperación de un grupo de personajes que hemos llegado a conocer bien. Ese hecho, en conjunción con una dirección de rara inteligencia, transforma a Hereditary en una experiencia que se instala bajo la piel y es difícil de sacudir durante horas, incluso días.

Hereditary (“El Legado del Diablo”) está actualmente en cartelera.

*Para ver después de Hereditary: It Follows (2014), The Babadook (2014), Goodnight Mommy (2014), The Witch (2015), The Wailing (2016), It Comes At Night (2017), The Killing of a Sacred Deer (2017), y la próxima a estrenarse, Suspiria (2018).

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

3 Comentarios en Comentario de cine: Hereditary (El Legado del Diablo)

  1. Interesante, serio y pulcro comentario.
    Merece ser leído y masificado, un siete para el autor, ojalá no deje de escribir,

  2. Qué buen comentario, además tuve el privilegio de ver la película,
    El incorporar comentarios de cine en la ventana ciudadana la hace aún mas atractiva e interesante.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl