La ciudadanía no puede permitir que lleguen al gobierno, los que se coluden contra sus intereses.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La acción empresarial responsable.

La empresa durante el último tiempo se ha constituido en una fuente de prosperidad y desarrollo para la sociedad en sus distintos contextos donde interviene, mas su labor no siempre es la de las mejores por lo que la RSE surge como una forma de tratar el tema desde una óptica integradora con objeto de asumir las responsabilidades que corresponden a las corporaciones por su acción en la realidad social; de tal modo vemos lo central del tema al ser muy actual por diversos motivos lo cual hace reflexionar al respecto sobre si la RSE es verdadera en el plano empresarial o solo una modificación de imagen. Pretendemos llegar a que la RSE sea vista como un instrumento certero para las corporaciones empresariales tanto dentro como fuera de estas, con el fin de que su práctica sea certera completamente.

Vemos como la empresa logra situarse un sitial de importancia en la sociedad al ser parte relevante de la economía de las naciones lo que conlleva más de una conflicto en la comunidad por las acciones emprendidas por las primeras, además de establecer el nexo entre RSE y economía donde el neoliberalismo establece una serie de promociones al mercado que dejan una gran tarea a la RSE, debido a que se da un valor máximo en todo sentido al buscar solo la eficiencia económica; a lo anterior se une el rol de la RSE dentro de las empresas ante sus componentes laborales con el fin de que ella no sea solo una vinculo con el entorno, sino que promueva una responsabilidad corporativa en todo ámbito de desarrollo. Por lo tanto la RSE es un concepto como práctica de suma relevancia para las empresas al establecer una responsabilidad social ante todos los actores que intervienen en dicho proceso empresarial, social y económico en el actual mundo globalizado.

Los hechos anteriores han desembocado en que surja un movimiento critico a mediados de la década de 1990 el que se conforma como un relevante actor sociopolítico a nivel internacional con gran influencia por su crítica la que se centra en el dominio ciego e irracional de la razón económica, junto con despreciar la racionalidad expandida por parte de las grandes corporaciones y empresas privadas; este movimiento aboga por la defensa de los valores de justicia y de solidaridad como elementos esenciales en la cohesión como en el desarrollo de los sistemas sociales, siendo un de puntos para que la RSE se desarrolle posteriormente adecuadamente en los distintos sectores donde interviene.

Por tal motivo los desarrollos más actuales de la RSE tienen un sentido más concreto dentro de los parámetros de estas ambiciones de racionalidad que son nuevas, si bien el concepto o término de RSE es usado desde 1960 sobre todo en las sociedades de cultura anglosajonas especialmente en Canadá, E.E.U.U. y Reino Unido es al final de 1990 cuando las reflexiones sobre las vinculaciones entre sociedad y empresa adquieren una notable actualidad al haber un contexto intelectual dominado tanto por la crítica como por el debate por las consecuencias negativas de la globalización que se hacen cada vez más latentes en la realidad social, es por esto que a través de la RSE se recupera de forma extraordinaria la concepción de que las empresas son una institución las cuales además de ostentar obligaciones para con sus accionistas que son legítimas, ellas son también responsables de “los impactos ambientales y sociales de sus actividades”.

Tales responsabilidades se encuentran más allá del cumplimiento de normas y leyes que regulan el desarrollo de los negocios donde las empresas y/o corporaciones económicas no pueden ubicarse fuera de los problemas, conflictos y retos que la comunidad enfrenta cotidianamente, debido a que la razón económica no puede justificar nunca las desigualdades y la exclusión social de amplios sectores de la población en la sociedad.

El nuevo escenario da como resultado que tanto empresas como corporaciones son más accesibles a las coacciones sociales al desarrollar nuevos equilibrios entre las responsabilidades propias con respecto a sus accionistas y las nuevas responsabilidades vinculadas a su rol principal como ente creador de riqueza dentro de la comunidad nacional e internacional unido al conjunto de la vida social; de tal forma vemos como actualmente la RSE se transforma en un discurso crítico sobre las diferencias entre las políticas y las prácticas empresariales emanadas de la racionalidad económica que se necesita en la realidad contemporánea.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl