El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

“La ciencia de vivir y el arte crear”

Conócete a ti mismo, es la esencia de la filosofía clásica, base del humanismo y punto de partida de todo progreso en la condición de la persona.

Pablo Huneeus.

Ser, estar y pertenecer a un lugar determinado, persigue mi esencia. Viéndolo desde un punto de origen, todo lo que vivo, donde me relaciono, mi vida en general es el principio del reflejo de lo que soy. Todo  lo que soy corresponde a mis deseos y reflejos constantes de mi mundo interno. Soy lo que he forjado hasta hoy, Las vivencias constantes que mi cerebro ha almacenado en el transcurso de mi crecimiento. Esos momentos que expresan mi personalidad.

A través del subconsciente tomamos decisiones y nos relacionamos de una forma determinada con el mundo exterior.  Si mi mente es miedo, mi vida es miedo y todo lo que atraigo hacia mí, será desde el miedo.

Como determinábamos en el artículo anterior es de suma importancia sentirnos vacíos, vacíos de la crítica externa y autocriticarnos sobre  nuestro comportamiento desde un punto creativo, desde afuera. Tratando así de sentirnos ajenos a esa persona que soy, una vista ecuánime y equilibrada para ver con claridad lo que perturba en mi vida.

Veámoslo desde un ejemplo sencillo:

Si tengo un libro pegado a mi frente poco sabré que es, solo sentiré un objeto palpando el ceño de mi rostro. Si luego alejo el objeto  desde tal punto que pueda ver de qué se trata, comprenderé que es la manifestación de la escritura a través de un libro, un libro que puede ser un manual para el manejo de mis emociones y mi vida general.

Hay veces que los problemas propios o impropios nos atormentan tanto que al tenerlos tan presente no logramos solucionar las dificultades  desde un punto amplio. Por lo mismo hay que sentirse ajeno, distante y desmenuzar comportamientos para analizar cómo se ha desenvuelto mi vida hasta llegar a esa manifestación. Todo acto tiene un origen mental y suele ser difícil comprender lo que se presenta, porque no hay conciencia de quien soy. Todos actuamos según nuestras vivencias y por tanto somos parte de ese aprendizaje constante de la vida. Nuestras caretas y personajes solo son programaciones de nuestra mente.

Soy lo que planifico, lo que pienso y me hago sentir. Soy un organismo viviente atrapado en el conflicto de mis pensamientos…

Las dimensiones de la mente, según el libro “Claves del Yoga” del autor  Swami Digambaranand (Danilo Hernández).

 Estado de Vigilia o Jagrat (dimensión Consciente)

El hombre es consciente de su cuerpo a través de los 5 sentidos. Toda la información que recibe del mundo exterior es interpretada por la mente.

Mi mente durante el sueño o swapna (dimensión Subconsciente)

Se desconectan los sentidos del cuerpo físico y el mundo exterior. Quedamos identificados solo por la mente que crea un mundo llamado sueños, que son las  impresiones que ha ido acumulando nuestra memoria en estado jagrat o dimensión consiente.

Sueño profundo (dimensión inconsciente)

Es un estado profundo de nuestra mente donde no existe consciencia objetiva ni subjetiva. Es un trance donde nuestra mente se desconecta en un estado de éxtasis, pero al despertar conservamos la misma ignorancia de nuestra propia existencia.

Turiya (dimensión trascendental).

Es un estado de conciencia absoluta, más allá del tiempo y del espacio. Donde el ser se reintegra a la fuente, la fuente de toda existencia sintiéndose parte de un todo. Eso se logra gracias a la meditación y la práctica del yoga, que recordamos no solo es trabajar un método que respalde nuestro cuerpo físico, sino también mental, emocional y psicológico.

Si analizamos los estados de la mente comprenderemos que hay todo un mundo detrás que conocer aceptar y reestructurar.

Saber enfatizar en una autocrítica para  comprender el manejo de mi vida es esencial  para el cambio.

Soy lo que planifico, lo que pienso y me hago sentir. Soy un organismo viviente atrapado en el conflicto de mis pensamientos”

¿Me destruyo o me construyo?

Por circunstancias de la vida nos lamentamos de nuestras acciones y conductas, pero ya es tiempo de comprender que todo cambio acontece desde mi mente.

Conozco mis culpas y me perdono, doy gracias por comprender y emprendo un camino de cambios.

¿Cómo reestructuro  mi mente?

Primero decantar, ser precisos y selectivos  a la hora de escoger lo que me sirve de mis pensamientos  y lo que no. Es una lucha constante, la mejor batalla es vencer nuestros aspectos psicológicos programados.

Anticiparme a los hechos es analizar todos los días mi comportamiento desde la autocrítica. Antes de dormir conectemos nuestro cuerpo a la mente, solo tres minutos para analizar mi día en distintos aspectos.

De esta forma no le damos  paso a la mente desordenada, todo debe tener una organización para generar nuevas costumbres.

“Que mi costumbre diaria no solo alimente mis satisfacciones físicas sino también mi crecimiento personal”

El tiempo cronológico solo sirve para estructurar, organizar y dar forma a una mente en sumisión. Cuando organizo mis pensamientos y mis emociones no soy presa del tiempo. Si mi vida no está clara es porque falta organización y estructura para aquello que necesito emprender, cambiar o simplemente dejar ir.

Las Circunstancias planeadas y no planeadas tienen propósito referencial. No estamos lejos de ser parte de un todo, en un mundo paralelo de emociones que convergen a la ciencia de la vida misma y de otros. Todos estamos interconectados en un mismo planeta, pero con diferente sintonía. Si yo cambio mi entorno también cambia.

Momento de poesía

Frases Claves

  • El vacío suele ser nada, pero la nada suele ser mucho.
  • El miedo a vivir libre me sostiene los pies, me ata las manos, me ciega los ojos y confunde mi voz interior.
  • Soy un mundo de posibilidades abiertas a una nueva vida.
  • Todo lo que conlleva un acto de valentía es con uno mismo.
  • Mis pensamientos se vuelven mi sintonía de
  • Una mente libre crea, sustenta las emociones para hacer un acto consecuente y consciente.

 En teoría si no afrontamos una vida de victorias y derrotas jamás obtendremos el triunfo.

La vida nos invita a forjar una mente con sueños que se vuelvan metas, metas que se vuelven estilos, estilos  que profundizan en el filosofar de una vida, a través de la ciencia propia, donde nadie puede comprender y sentir mejor que uno mismo. Crear con el verdadero arte de la vida, es conectar cada día de mi vida a la vida de otros; todos somos un organismo viviente y ese organismo es la tierra.

 

Autor:   Nicole  Villagrán Orellana.

Fotografía: Vladimir Gavilán.

 

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl