La dignificación de la ciudadanía,construyendo su constitución es un buen camino a la libertad y justicia que necesitamos.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿La Independencia de México fue una Revolución?

Jonathan Marcial Mendoza

Licenciado en Derecho con Especialidad en Formación Docente

En las últimas semanas he estado realizando una serie de artículos sobre la Independencia de México, tanto sus antecedentes como la Consumación de la  misma. Es momento de precisar si realmente fue una Revolución y este artículo dará respuesta a la interrogante.

María del Carmen Absalón (Historia de México, 2005) menciona que la finalidad de la Revolución de Independencia era la abolición del dominio colonial español (específicamente en la desigualdad política y social). Esta misma premisa la corrobora Raúl Fradkin (2008), en su artículo ¿Qué tuvo de revolucionaria la revolución de independencia?, al indicar: “como procesos de descolonización supone…desatarse la crisis imperial y también las distintas formas en que podía expresarse”.

Es decir, representó un compromiso entre la independencia política y la inalterabilidad de la estructura socioeconómica colonial, así como la conservación de los privilegios de los grupos dominantes. El principal motivo de la Revolución de Independencia es “la igualdad civil de todos los mexicanos, sin distinción de raza” (Absalón, 2005, p. 133).

María Miranda (La Independencia de México y el derecho a la revolución, 2009) argumenta que las ideas políticas y concepciones históricas del movimiento revolucionario de independencia se fueron transformando, los criollos inician una resistencia con el apoyo de campesinos, trabajadores mineros y la plebe de las villas, sus ideas se vuelven radicales, rebasando sus intereses de clase para pasar a defender intereses generales basados en ideales liberales y democráticos de la Ilustración.

Además, en ideas de Fernando Vizcaíno, se generó un “nacionalismo que condujo a la emancipación de la España americana… [hacia] la construcción de una identidad de un grupo de personas que. real o simbólicamente, compartían elementos culturales y materiales específicos” (“El nacionalismo en las Cortes de Cádiz” en Independencia y Revolución. Contribuciones en torno a su conmemoración, 2010, página 64) relacionados directamente con la idea actual de nación y  soberanía del pueblo. Dicho de otra manera, se buscaba la integración a la construcción de la nacionalidad que englobara a todo el sector poblacional que los peninsulares habían desplazado para acabar con las formas de resistir al sistema de castas (Ricardo Quiroz Z. y Roberto Quiroz, “La plebe arriesgó el pellejo” en La independencia de México: las otras historias, 2008).

Debe entenderse como “el primer proceso [que] consiguió la emancipación política del país” (Alfredo Ávila y Rodrigo Moreno, El vértigo revolucionario. Nueva España 1808-1821, 2008, página 2). Es decir, la independencia se refiere el momento de alcanzar la madurez para no depender de nadie y a la libertad para decidir sobre las riendas del desenvolvimiento en pro de la patria. En pocas palabras, no hay independencia sin soberanía nacional porque se basa en ideales de libertad, igualdad y fraternidad (Ídem).

Podemos afirmar que tuvo rasgos revolucionarios en el sentido de posibilitar la expresión de diversos ideales políticos, que forman parte de los proyectos federalistas y liberal, que habrán de confrontarse en los proyectos centralistas y conservadores a lo largo de la primera mitad del siglo XIX (Juan Brom, Esbozo de la historia de México, 2007). Miranda agrega: “si bien no lograron esos fines, nos dieron la organización jurídico política que nos asegurara un destino como el de los pueblos más cultos y civilizados de su época basado en la ideología liberal individualista” (2009, página 466).

En consideración de lo anterior, la Revolución de Independencia solamente generó la autonomía política y económica regional, ya que “no se eliminaron las diferencias de clase en la sociedad del México independiente. El poder político y económico de los criollos seguía manifestándose como superioridad étnica” (Absalón, 2005, página 136).

A manera de conclusión, se puede afirmar que las cuestiones revolucionarias fueron: a) Independencia absoluta de México con respecto a España; b) Abolición de la esclavitud y c) Los cargos públicos serían para los nacidos en el país y no para los peninsulares.

Fuente de figura: https://sites.google.com/site/historiaparati3721/independencia-de-mexico-1810

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl