Ciudades Sustentables... Una necesidad Urgente en el camino del desarrollo Integral del Ser Humano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

La Satisfacción de tener más de un trabajo

Pamela Espinosa

Psicóloga, Magíster en Desarrollo Organizacional Coach Profesional Pontificia Universidad Católica Directora Consultora Desafío

Sé que los modelos políticos son fundamentales para el desarrollo justo y ordenado de nuestra existencia como seres humanos en sociedad. Sin embargo, creo que les endosamos gran parte de la responsabilidad de nuestra calidad de vida y de las expectativas de satisfacción económica que tenemos durante la vida. Tenemos el hábito arraigado de pensar que si no tengo el salario ideal, es culpa del gobierno, de la situación del país o de lo ‘poco que paga la empresa en la que trabajo’.

Piénselo bien, tenemos tan enraizado en nuestra cultura y en nuestra educación la idea de ‘tener sólo un trabajo’ y lo peor, es que la única alternativa laboral para la que nos educa el colegio y la mayoría de las universidades e institutos, es la de ser contratados.

Nadie salió de 4º medio teniendo conciencia de lo que es la Iniciación de Actividades, ni Impuestos Internos, ni lo que significa una Planificación Financiera mínima para desarrollar cualquier tipo de emprendimiento.

Cuando estaba en la universidad en pregrado, me daba impotencia observar que la mayoría de los alumnos de último año, de casi todas las carreras, comentaban que iban a comenzar a “buscar trabajo”, o los recién egresados, que llevan 6 meses tirando currículum y no encuentran nada (o más de 1 año…). Decimos “Es que está difícil la cosa, el mercado está saturado”.

Me pregunto, ¿quién limita realmente mis posibilidades, el gobierno, las empresas o mi propia educación? Son mis propias fronteras mentales las que limitan la percepción de posibilidades que pueden haber en mi entorno, me cierro en la sola posibilidad de que me deben contratar y no al mundo de oportunidades que podría tener si me atrevo a crear nuevas alternativas de fuentes de ingresos.

Lo invito a cuestionar el paradigma, tan iluso para mi gusto, de creer que una sola fuente laboral debe completar el total de nuestras expectativas económicas familiares. En realidad, es tremendamente difícil que un solo contrato pueda darla la holgura económica que puede requerir conocer y disfrutar la vastedad de experiencias que nos ofrece nuestro mundo, ni tampoco para darles la calidad de la educación que quisiéramos para nuestros hijos a través de viajes, diferentes idiomas y conocimiento global para que tanto ellos como nosotros podamos alcanzar el máximo potencial.

Lo incito a que en vez de buscar la fuente laboral ideal se proponga complementar el trabajo que ya tiene, creando alternativas ideales para usted, que en complemento unas con otras, junto a un trabajo a tiempo completo o de media jornada, en conjunto aporten a un ingreso mensual más interesante para usted y su familia. Enseñaremos así a nuestros niños desde pequeños a llevar adelante pequeños proyectos que en el futuro puedan transformarse en fuente de ingresos.

Una advertencia: no se engañe pensando que esta forma de vida es mas fácil o requiere de menos esfuerzo y disciplina personal, sino que por el contrario, requiere de todo su compromiso, tolerancia a la frustración y trabajo, pero sin duda le reportará una existencia infinitamente más rica, responsable y satisfactoria.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl