La Pandemia mata, el individualismo y la perversidad humana matan mucho más... sólo se sanan con Solidaridad, Bondad,Humanismo y Misericordia con los que más sufren !
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Lo que la pandemia oculta

La pandemia ocupa, hoy por hoy, todos los espacios. Territorialmente alcanza prácticamente a todo el planeta (hasta ahora no se sabe nada de lo que ocurre a este respecto en los “paraísos fiscales” en que muchos compatriotas hasta del más alto nivel guardan sus dineros) y comunicacionalmente, al menos en Chile, copa todo al extremo que la gente común ya no es capaz de discernir lo importante de la vacuidad faradulesca.

La pandemia viene a ser la perfecta cortina de humo que nos hace olvidar que, pese a todo, el país y el mundo siguen su marcha. A medias, pero todo sigue andando.

Brasil, nuestro gigantesco hermano latinoamericano, ve como su presidente infringe todas las normas sanitarias, se burla de ellas, destituye sin más al Ministro de Sanidad del país y se pasea eufórico en motos de agua para demostrar que es invulnerable. Mientras tanto sus compatriotas mueren por miles. Aquí, sus amigos Jacqueline van Rysselberghe y José Antonio Kast que hace pocos meses corrieron a rendirle pleitesía guardan discreto silencio.

También en ese país, la Ministra de Cultura designada por Jair Bolsonaro, la actriz Regina Duarte, protagoniza su propio número. Según relata Folha de Sao Paulo (09.05.2020) “cuando el entrevistador (periodista Daniel Adjuto, para CNN-Brasil) le preguntó por los asesinatos durante la dictadura, Regina restó importancia al asunto: “Hombre, lo siento, la humanidad no deja de morir. Si hablas de la vida, al lado tienes la muerte”, respondió. Más tarde se preguntó a la Secretaria sobre las muertes y torturas del período militar: “Stalin, cuántas muertes. Hitler ¿cuántas muertes? No quiero arrastrar un cementerio de muertos sobre mi espalda… Soy liviana, estoy viva, estamos vivos…¿Por qué mirar hacia atrás? Los que arrastran ataúdes no viven”.

¿Para qué perder tiempo en comentarios?

…………………..

El diario “Times”, de Londres, publica un comentario del ya viejo Mijail Gorvachov quien declara: “El problema de la pandemia hay que verlo con sentido de humanidad y no de país”.

El abogado, académico y experto en Relaciones Internacionales, José Rodríguez Elizondo, ante la situación actual, y recordando que el histórico economista Paul Samuelson, a su ya clásico “Tratado de Economía Política” le agregó hace ya más veinte años,  un capítulo que tituló “El capitalismo fascista”, concluye: “la pandemia es un golpe mortal a los ortodoxos de la teoría de Chicago”. El “Estado mínimo” de su padrino Milton Friedman (solamente orden público, defensa nacional y justicia) ha sido sobrepasado por los hechos. El dogmático Cristian Larroulet, el poder en las sombras detrás de Piñera, guarda silencio y se oculta entre los bastidores de su segundo piso de La Moneda.

Pero, la “petite politique” no se preocupa de hechos nimios como el “coronavirus”.

El Ejecutivo propone un plan de ayuda económica decreciente para los sectores más vulnerables: 65.000, 55.000 y 45.000 pesos sucesivamente. Las “oposiciones” insisten en que se mantengan los tres meses a igual nivel. La diputada UDI María José Hoffman abandona la reunión de la Comisión de la Cámara para ir al matinal “Bienvenidos” de Canal 13 y luego justifica su rechazo a la petición opositora: “Nos oponemos porque no queremos que las personas vivan del Estado”. (!)

El Congreso Nacional vive su propia fiesta a pesar de la cuarentena vigente.

Se discute la reducción de la dieta parlamentaria (la única dieta que no adelgaza), que es la más alta de todos los países OCDE; 2,5 veces superior a la Nueva Zelanda; 3 veces superior a Suecia; 1,5 veces superior a la de Japón, Alemania y EE.UU.;  11 veces el producto per capita del país; y 38 veces nuestro ingreso mínimo. No hay acuerdo y se aprueba que el Consejo de Alta Direción Pública  fije transitoriamente tales dietas. Los señores paramentarios no tuvieron el coraje de determinarlas ellos mismos y enfrentar con su decisión la opinión ciudadana..

En medio de la crisis que vive el país y en medio del hondo desprestigio que tiene el Congreso Nacional en el juicio ciudadano (con un nivel de aprobación incluso inferior al del Presidente de la República), resulta inconcebible que los “representantes populares” no sean capaces de dar un primer paso ejemplificador en esta materia demostrando en los hechos y no con las palabras, que están en sus cargos para “servir” y no para lucrar en beneficio personal y familiar.

Los discursos sobre la desigualdad, sobre la necesidad de avanzar en la redistribución del ingreso, no resultan en nada creíbles si los propios parlamentarios muestran una tendencia incontrolable a transformarse ellos mismos en una nueva clase privilegiada. Por lo demás, no debe olvidarse que varios de ellos, no han sido electos por la ciudadanía sino por las cúpulas partidarias (también altamente desprestigiadas) que los han instalado en cupos seleccionados a dedo.

La pandemia, al parecer, no pasará en el corto plazo. Bueno sería que se aprovechara todo este tiempo en aprender y practicar conductas más decentes.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en Lo que la pandemia oculta

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl