La Solidaridad no es "flor de un día", tampoco un "remedio" de pandemia... La SOLIDARIDAD verdadera nace de lo más profundo de la inteligencia y bondad humana y, es una conducta permanente.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

LO QUE QUEREMOS

Desde Madrid

¿A quién le interesa la violencia? ¿Qué intereses hay detrás de los actos vandálicos que se producen tras las manifestaciones? Me imagino que no se trata de actos reivindicativos, ni siquiera podría engarzar la violencia con la propaganda revolucionaria armada, porque nadie se la ha planteado.

Estamos viviendo momentos álgidos de nuestra política social. La gente, en forma muy mayoritaria y espontánea, salió hace cuatro meses a la calle a protestar. A reivindicar derechos perdidos y mejores condiciones de vida, más justas, más ecuánimes, más equitativas.

La gente exige pensiones dignas. Que la salud se ejerza como un derecho, no como un negocio. Que la educación también se aplique como antes: libre, gratuita y de calidad. Que el derecho al trabajo se ejerza bajo condiciones mínimas de seguridad y de sueldos dignos, así como conseguir un techo también digno donde cobijarse. 

La gente se aburrió de tanto abuso, de la colusión inmoral, de la inexistencia de justicia equitativa, y  se indignó con tanta corrupción, incluso en instituciones responsables de custodiar el bien común y la paz. Esa corrupción que corroe a la clase política y a los partidos que representan.

En definitiva la gente, la mayoría popular, ha dicho ¡basta! y se ha echado a la calle a gritarle al Gobierno que esto se acabó, que ya no tienen credibilidad y que el crédito al sistema se ha acabado.

Pero todos esos gritos y protestas, sin precedentes en nuestra historia, están terminando con una violencia inusitada, con unos actos vandálicos que, según mi entender, no aportan en nada al movimiento reivindicativo. Por el contrario, ahonda en la división de la sociedad y entrega argumentos para que se ejerza la otra violencia represiva del Estado.

Por eso me pregunto: ¿a quién interesa la violencia? ¿Qué hay detrás de los actos vandálicos?

Es necesario aislar a quienes propician la violencia, venga de donde venga. Debemos identificar a quienes la promueven y a quienes la ejercen. Debemos denunciar sus intereses mezquinos, porque al final la violencia genera más violencia. El argumento del asesinato impune, de la tortura indiscriminada, de la piedra artera, del incendio voraz, de la lacrimógena a corta distancia, del balín a la cara, no son válidos en una sociedad madura e inteligente como la nuestra.

La violencia de los lumpen o de los ultras infiltrados, la violencia represiva del Estado, no nos van a sacar del atolladero en que nos encontramos. El diálogo, la búsqueda de consensos y todo aquello que nos una en la búsqueda de una solución común, son el camino para solucionar nuestros problemas.

Queremos el fin de la corrupción, queremos pensiones dignas para nuestros mayores y una salud gratuita. Queremos que la educación no nos ahogue económicamente y que nuestro pueblo tenga una formación de calidad. Queremos justicia y equidad. Queremos vivir en paz, para lo cual necesitamos un marco jurídico decidido por todos, una Constitución que realmente  represente a las grandes mayorías y que sea respetuosa con las minorías. Queremos participar en el futuro que nos afecta, en la forma de alcanzar mejores condiciones de vida y queremos avanzar como seres racionales e inteligentes. Queremos, simplemente, lo que Chile y los chilenos nos merecemos.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en LO QUE QUEREMOS

  1. Qué buena columna, la que nos presenta hoy el periodista Miguel Ángel San Martín. Fiel reflejo de lo que sucede en Chile hoy, situación que se está prolongando en el tiempo sin mayores variaciones. Esperemos que prime el consenso y la cordura, que terminen los actos vandálicos de los desquiciados, los matonescos y atolondrados de las fuerzas policiales, las erráticas maniobras del presidente y su gobierno y cambiemos los comportamientos para llegar al acto del plebiscito por una Nueva Constitución en PAZ.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl