El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

LOS JÓVENES Y LA POLÍTICA.

Maroto

Desde Canadá.

Uno de los fenómenos que hemos observado desde la recuperación de la democracia es el progresivo descenso en la participación de los jóvenes en la política. La política, entendida como el arte de gobernar, parece interesar cada vez menos a los jóvenes, quienes manifiestan su desafección a través de la indiferencia y en muchos casos un decidido rechazo a todo lo que esté relacionado con la actividad política y los políticos.

Evidencia de lo anterior es la baja sostenida en la participación de los jóvenes en los procesos electorales y el desinterés de estos por inscribirse en los partidos políticos. En ambos casos, se observa una mayor participación de adultos y adultos mayores y una ausencia significativa del estamento juvenil.

Desde la llegada de la democracia, esta actitud de desinterés de la juventud por la cosa pública ha tenido solo algunos momentos de notable excepción; como no recordar las manifestaciones “pingüinas” que en solo días lograron la salida de un ministro de educación o las manifestaciones estudiantiles universitarias que tuvieron por las cuerdas al gobierno de Sebastián Piñera. Sin embargo, si observamos el comportamiento de la juventud en los últimos 30 años, es posible afirmar que estos eventos de participación y efervescencia social, no han sido más que eso, eventos o situaciones extraordinarias, cuya motivación ha estado ligada más a intereses de “grupo” o estamento, que a un genuino interés por lo colectivo.

La afirmación anterior encuentra ciertas excepciones. En el Chile de hoy, es posible identificar algunos movimientos asociados a causas específicas, como es el caso de aquellos ligados a la lucha por la igualdad de género, la no discriminación sexual y la protección del medio ambiente, en que se observa una mayor participación del mundo juvenil. Del mismo modo, y aun cuando puede ser todavía temprano para afirmarlo con certeza, el Frente Amplio parece presentar una interesante oportunidad de participación para los jóvenes. Sin embargo, en el marco global, estos ejemplos continúan siendo excepciones.

¿Y cuál es la causa de esta desafección? Exploremos algunas posibles respuestas.

El individualismo; inevitablemente, más de 40 años de un sistema económico esencialmente capitalista, han dejado una huella profunda en nuestra sociedad y particularmente en nuestros jóvenes. El modelo implementado en Chile por la dictadura y posteriormente agiornado por los gobiernos democráticos, es un modelo estructurado sobre la base del bienestar individual; en él, el bien común y la atención de las necesidades colectivas son vistos no como un objetivo conscientemente buscado, sino como una consecuencia indirecta del bienestar individual. En este esquema, la mayor parte de nuestros jóvenes se ha visto influenciado por una mirada egoísta, centrada primordialmente en la búsqueda y satisfacción de intereses personales, en desmedro de una preocupación desinteresada por el bienestar de la sociedad como un todo.

La falta de un relato que motive; los partidos y movimientos políticos se han ido asemejando cada vez más a verdaderas agencias que manejan y protegen los intereses de ciertos grupos económicos y de poder o que administran carteras de empleos. Ya no es posible identificar en ellos una propuesta sólida y coherente de país o una invitación a soñar juntos un Chile mejor. En su mayoría, los partidos y movimientos políticos de hoy, se mueven y deciden su actuar sobre la base del cálculo político electoral, dejando de lado aquellos sueños y anhelos que puedan implicar un riesgo. Los relatos se hacen y deshacen según lo dicten las encuestas; las prioridades políticas y sociales son en gran medida determinadas por las agendas de los medios de comunicación y no por las necesidades reales de la ciudadanía. ¿Cómo seguir un relato inexistente? ¿Cómo motivarse y comprometerse en torno a un potpurrí de propuestas cortoplacistas, muchas veces incongruentes y que cambian cada semana?

La falta de líderes en quienes creer y a quienes seguir; basta una rápida mirada al escenario electoral para concluir que Chile está seriamente afectado por una sequía de liderazgos. En su mayoría, quienes hoy aspiran a cargos de representación popular son creaciones y productos de las encuestas o se asemejan más a caciques y patrones de fundo, que a verdaderos líderes políticos. El relativismo ético y político de la mayoría de quienes aspiran hoy a dirigir los destinos de nuestro país es tan evidente, que la decisión de apoyar y seguir a alguno de ellos es más el resultado de un difícil y agotador ejercicio de descarte, que una espontánea motivación. Para seguir a un líder es necesario creer en él. Resulta hoy difícil creer en quienes se asemejan más a gerentes de parcelas políticas, que a líderes genuina y desinteresadamente preocupados por el bienestar de nuestra sociedad y especialmente de los más postergados.

¿Cómo culpar a las y los jóvenes por estar desencantados con esta forma de hacer política? ¿Cómo culpar a las y los  jóvenes por no sentirse llamados a luchar contra la marea, abandonando esa visión individualista, para comprometerse con partidos, líderes políticos y causas que muchas veces parecen incoherentes y carentes de contenido?

Sólo cuando partidos y movimientos estén dispuestos a cambiar la forma de hacer política, sincerando sus identidades y asumiendo sin miedo al costo político electoral, la propuesta de País que aspiran construir, estarán en condiciones de establecer un diálogo directo, honesto y transparente con nuestros jóvenes; este trascendental paso podría ser el inicio de una nueva relación y esfuerzo sincero por reconquistar el interés de quienes son el futuro de nuestro país.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl