El Neoliberalismo, ante tragedias medio ambientales, prefiere cerrar colegios y no las empresas que contaminan, en definitiva, el Neoliberalismo valora más al empresariado que los niños, los colegios y la ciudadanía… Y, nosotros qué hacemos?
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

NO DEJARSE MORIR

Gladys Semillán Villanueva

Embajadora por la Paz de las Naciones Unidas por la Letras UNILETRAS. Ave viajera de Semillas para la Juventud

Desde su rincón de Castelar, Argentina

En 1978 ese papá del que alguna vez te hablé, viejito hermoso que me construyó el telar para que pudiera iniciar mi nueva inquietud, plantó una enredadera.

Una Santa Rita de bellas flores liliáceas, de no más de un metro de altura.
Se la veía fuerte, decidida a desarrollar su vida.
En ese momento presentí que se habían encontrado, mi padre y ella.

Eligió un buen lugar, uno de los postes de quebracho que sostenía una pérgola de madera dónde guardaba el coche. Decirte que ese sitio era un encanto es poco, ya había en cada poste otras enredaderas pero esta quedó particularmente expuesta, en primera línea como para que luciera.

Trabajó durante la mañana haciendo un hueco en la tierra, volcó unos garbanzos, agua poca y por último la planta. La acomodó bien en su mejor frente, acarició sus hojas, la cubrió de tierra fértil con suavidad, presionando de manera que la raíz no sufriera, por último otro poco de agua, poca pues es sabido que ella se surte no sé cómo.

Se estableció un diálogo entre ellos tan maravilloso que lo tuve en cuanta para poner en práctica con mis plantas.

Todas las mañanas, mate en mano, se acercaba y la saludaba y más de una vez desde mi ventana lo veía como que besaba a una de sus hojas, con ternura y le hablaba. Y bien digo un diálogo pues ella respondía creciendo con fuerza, floreciendo de una forma inusitada.

Dos vidas, si no digo ningún disparate…acaso ¿No tienen savia? ¿No crecen? ¿No dan frutos? ¿No se multiplican?
Todo en silencio, diariamente, ese milagro de ser presencia, compañía, gozo del alma pues así sentía mi padre con cada una de sus plantas, y esta era la benjamina.

Pasaron cuarenta años florecida, hasta que una tormenta partió al medio su gran tronco y cayó. ¿Vencida?

Papá ya no estaba pero me acerqué y hable con ella, desde el fondo mismo de mi alma. Le dije muchas cosas a sus hojas y aunque estaba en el suelo le pedí que no renunciara.

Nada se pudo hacer.
Cortaron al ras de la tierra su tronco. Solo quedó sobre el mismo, seco y viejo empalidecido, un poco de piedra blanca que servía de piso.
Pasaron los días y ese hueco me dolía.
¿Reemplazarla? ¿Cómo lo haría?

Me aseguraron que no brotaría.
Más de una mañana recordando a papá acaricié lo que quedaba, mortecino y seco. Nada ocupaba su lugar…no podía.

Una mañana de noviembre de 2018 al acercarme a sacar el coche miré  y quedé confundida, allí desde esa sequedad nacían dos hojitas.

Solté la llave y me puse de rodillas, las acaricie. Y casi como exhalación le murmuré…  ¡Estás viva!

Desde entonces cada mañana es mi mejor despertar verla crecer, derechita plena.  Le hablo, le cuento cosas, nos hablamos.

¿Sabes  cuánto ha crecido en ese breve tiempo de cinco meses?
Más de tres metros de altura, nacieron dos ramas más y se han abierto en abanico.  Viene la familia y la miran.

¿Dónde compraste esta maravilla?
Me sonrío y respondo,…otro día les digo y seguimos conversando de otras cosas.

Luego a la noche me acerco y le digo…¿tú crees que entenderían?
No quisiste morir, nos das ejemplo…que cuando uno se lo plantea no se deja morir de la forma que sea.

Ahora espero tus primeras flores, tu sombra. Tu presencia ya la tengo. Eres una forma de vida como yo lo soy para ti. Entonces amiga sigamos juntas hasta que Dios diga.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

6 Comentarios en NO DEJARSE MORIR

  1. Bravo Gladys.
    Cuanta ternura hay en su corazón, que bien lo expresa su intelecto.
    Gracias por esos sones melancólicos llegados de detrás de la hermosa cordillera.

    • LUCÍA,que bello nombre.
      Debo confesarte que la escritura le ha robado un poco de espacio a la pintura.
      Me apasiona y traslado imperiosamente lo que mi mundo interior me dicta.
      GRACIAS…GRACIAS…y sobre la cordillera es terriblemente bonita.

  2. Que hermosa ilustración, para tan delicada conjunción de sutiles y armónicos pensamientos.
    grande sensibilizada Gladys.

    • apeciado Leo te respondí casi de inmedito pero creo que debe haber quedado mi mensaje de
      agradecimiento en un pico de esa incríble cordillera

    • LUIS…creo que el alma se me escapa cada vez que escribo y por suerte tu la enucentras.
      GACIAS

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl