La ciudadanía no puede permitir que lleguen al gobierno, los que se coluden contra sus intereses.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Nuestras ciencias: Humanidades, Artes y Sociales

Generalmente cuando se habla de ciencias, se tiende a excluir o dejar fuera a las humanidades, artes y sociales, ¿Es que acaso aquellas áreas del conocimiento no califican para ser consideradas ciencia?  Bien algunos investigadores y académicos sólo circunscriben las ciencias a las disciplinas vinculadas a la química, biología, física, astronomía, biotecnología e ingenierías. ¿Será que algunos todavía se preguntan y discuten, por ejemplo, si la historia es una ciencia? Como las humanidades y lo social no son rentable (económicamente hablando) bajo este sistema neoliberal, se tiende a ignorar o derechamente a marginar cuando la mentada “comunidad científica” habla, exige recursos y apoyo (estatal) para las ciencias o mejor dicho para un sector de ellas.

De ahí entonces que ya sea hora que aquellos que abrazan y se desenvuelven en disciplinas como la historia, filosofía, artes, sociología, derecho o antropología comiencen a alzar la voz y manifiesten su crítica (y molestia) cada vez que alguna autoridad o la referida “comunidad científica” no incluye en sus demandas o propuestas a éstas áreas del conocimiento.

Aquí no se trata de caer en una discusión bizantina si las humanidades, artes y sociales son ciencia o no. Aquel tema está resuelto hace bastante rato y quienes deseen seguir entrampados en aquella “discusión” o muestran una ignorancia supina o derechamente piensan que estas disciplinas no merecen la atención y menos el respaldo que otras ciencias. En todo caso, es cosa de ver (cuantificar) el apoyo y atención que reciben las humanidades, artes y sociales cuando se entregan los resultados de los proyectos Fondecyt, por ejemplo.

Ha quedado en evidencia desde hace muchos años que el modelo neoliberal ha permeado la academia y el desarrollo científico en nuestro país. Todo se mide bajo parámetros economicistas, rentables y aquello que tributa a generar mayores recursos económicos, por lo tanto, las humanidades, artes y sociales, no tendrían  mucho que decir o aportar.

El estudio del hombre en el tiempo, la sociedad, los grupos humanos y las distintas expresiones del pensamiento no pueden ser vistos como complementos, anexos o traducidos en números y cifras. Todo lo  contrario, merecen situarse en un lugar preferencial a la hora de pensar alguna política pública o bien algún proyecto que diga relación con el hombre y el desarrollo de la sociedad.

Pensar que solo se hace ciencia desde un sector del conocimiento o que las ciencias solo están situadas en un solo lugar, es tener una  mirada muy reduccionista o parcial de lo complejo que es la realidad.

Se hace necesario situar en el lugar que merecen las humanidades, artes y sociales. No esperemos que la citada “comunidad científica” lo haga por nosotros o sean nuestros voceros, seamos nosotros mismos, los que nos dedicamos a estas áreas, quienes levantemos la voz y dignifiquemos el gran aporte que hacemos como ciencias a la producción del conocimiento de nuestro país.

Danny Gonzalo Monsálvez Araneda.
Doctor en historia.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en Nuestras ciencias: Humanidades, Artes y Sociales

  1. Profesor. Usted siempre pone la vara alta .
    Gran artículo, nos falta mucha reflexión para acercarnos a la sabiduría que necesitamos.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl