La Pandemia mata, el individualismo y la perversidad humana matan mucho más... sólo se sanan con Solidaridad, Bondad,Humanismo y Misericordia con los que más sufren !
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

PAISAJES DE LA CONTINGENCIA

María Gabriela Saldías Peñafiel

Ingeniero Agrónomo- Paisajista. Investigadora y docente, Escuela Arquitectura del Paisaje, Universidad Central de Chile.

Vivimos inmersos en paisajes, somos parte de uno o varios de ellos. Recordamos paisajes que nos conectan con momentos, personas, penas y alegrías. Anhelamos paisajes, aquellos que nos tranquilizan, nos dan paz y recurrimos a ellos en momentos difíciles. Para algunos, sus paisajes cotidianos son principalmente urbanos en que predominan las calles, edificios, autos, letreros, luces, calor o frío, polvo, ruidos, personas que se desplazan, para otros quizás el negocio de la esquina, las casas del barrio, la plaza, árboles, flores, espacios de recreación y descanso más cerca de la naturaleza. Cada uno reconoce los paisajes que le pertenecen, aquellos que lo acompañan, que le dan sentido espacial, temporal y sentimental, sean o no de su agrado.

El paisaje es mucho más que una superficie de territorio con una determinada geomorfología, suelo, agua, flora y otros seres vivos, incluyendo al ser humano, y todo lo que éste construye, sean éstos, puentes, carreteras, edificios, casas, veredas y monumentos; también son relaciones, asociaciones, formas de expresión, de sentir entre los seres humanos y todos los otros seres vivientes y el medio físico, en síntesis, naturaleza y cultura integrada. Sin embargo, tal como plantea Burbano-Orjuela (2016) la cultura occidental considera separadas a la naturaleza y la cultura, de allí gran parte de los problemas ambientales que vivimos hoy día incluyendo el cambio climático.

Desde hace dos meses hemos visto, olido, escuchado, sufrido, comprendido e incomprendido nuevos paisajes que nos enfrentan con una particular forma de sentir y de expresión. Inesperada para algunos, evidente para muchos. Son paisajes de la contingencia que responden a cambios globales y locales. Los cambios globales, incluyen al clima con sus efectos en las temperaturas y las precipitaciones, cambios de usos de suelo con fines agrícolas, forestales, urbanización, pérdida de especies y asociaciones vegetales y animales, entre otros. Y por su parte los cambios locales que comprenden, principalmente, la gran insatisfacción de la ciudadanía por una larga historia de abusos y discriminación.

Nuevos paisajes que nos muestran la apropiación del espacio público, que por esencia es de todos/as y para todos/as. A los habituales paisajes urbanos de niños que juegan en la plaza, familias disfrutando de un picnic en el césped, jóvenes bailando una coreografía, vendedores ofreciendo su mercadería en la vereda, ciclistas esquivando a peatones y autos, se suman estos paisajes de la contingencia. Sorprendentes encuentros entre vecinos que apenas se saludaban y que ahora se comunican y deciden sobre el barrio, ciudad y país que desean; encuentros entre mujeres de diferentes lugares, edades y actividades unidas por una historia de mal trato y abuso común que quieren poner fin. Es hora de mirarse a la cara, escuchar y compartir sentimientos, algo no valorado en la economía de mercado en la que nos hemos formado, crecido y envejecidos.

No hay dudas, se respiran nuevos aires, que nos invitan a la reflexión y al cuestionamiento de lo que hacemos y lo que hemos dejado de hacer. Que bueno que así sea, por algo somos seres pensantes y no un rebaño que solo copia al que tiene por delante, que se alinea; pasaron los años del alineamiento. Es momento para darse tiempo, para extender el tiempo y tratar de comprender al estudiante, compañero de trabajo, jefe o empleado que piensa y argumenta lo que a veces cuesta entender.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

2 Comentarios en PAISAJES DE LA CONTINGENCIA

  1. Una visión paisajista-sociológica que nos «endilga» el rumbo respecto de lo que debemos hacer y de lo que nó debemos dejar de hacer.
    Mas movilización !

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl