“Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.” Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Pensamientos de Osvaldo Soriano

Equipo laventanaciudadana.cl

Periodismo ciudadano.

Osvaldo Soriano, argentino, escritor, novelista, guionista, periodista y activo defensor de los derechos humanos, nació en Mar del Plata el 6 de enero de 1943 y falleció en Capital Federal el 28 de enero de 1997. Colaboró con las revistas “Primera Plana”, “Panorama”, “Confidencial”, “El Eco de Tandil”, “El Cronista” y “La Opinión”.  En 1973, publicó su primera novela: “Triste, solitario y final”. En 1976, tras el golpe militar, se exilió a Bélgica y luego a Francia. Otras obras: “No habrá más penas ni olvido”, “Cuarteles de invierno”, “Una sombra ya pronto serás”, “La hora sin sombra”.

“La deseaba tanto que ni siquiera intentaba disimularlo”.

“Quizás lo único que me propongo al escribir es quitarle a la literatura cierta solemnidad que tiene. Tengo poca relación con la crítica. Me importan los lectores, divertirme escribiendo, abrir un mundo que mezcla la aventura con la política y el humor”.

“Los ideales son la única forma de saber que estamos vivos”.

“El fútbol tiene la significación de una guerra sin muertos pero con conflicto. Con drama, reflexión e ironía. Y amalgama a la familia, cosa que no consigue la política”.

“Sin padres, sin infancia, sin pasado alguno, no nos queda otra posibilidad que afrontar lo que somos, el relato que llevamos para siempre”.

“Creo que no soy tan viejo como para ser venerable ni tan joven como para ser un cómplice”.

“Mi padre nunca estuvo tan cerca de mí como en los momentos en que creí haberlo perdido”.

“Era un pueblo chico. Toda la comisaría estaba allí, en un Falcon viejo”.

“Mi padre nunca quiso tener un domicilio fijo. Era como si caminara delante de sus propios pies”.

“La memoria, al elegir lo que conserva y lo que desecha, no sabe de casualidades”.

“No sé. Me parece que siempre llegamos tarde a lo que amamos”.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl