El Poder del dinero, no debe ni puede prevalecer ni estar por sobre la ética, los valores ni el bien común.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿Pronóstico del tiempo? Impredecible.

La quincena transcurrida entre la Navidad y la Fiesta de Reyes (Año Nuevo, de por medio) prometía ser de paz y prosperidad para tirios y troyanos. En verdad, en el área del triunfante “Chile Vamos” las aguas, aparentemente, están calmadas. En la vereda de enfrente, el problema se observa mucho más grave. Sin que se anuncie un “retiro espiritual” destinado a sacarse las iras, a restañar las heridas del fracaso, el rompecabezas de mil piezas se hace cada vez más difícil de armar. Peor aún, si algunas de estas piezas han empezado a fracturarse.

El electo presidente Piñera ha hecho lo que debe hacer cualquier caballero en situaciones como esta: se fue a veranear, junto a su familia, a Cachagua. Mientras contemplaba el ir y venir de las olas del Pacífico, meditaba y pensaba. El correo privado le llegó cargado de correspondencia pues las diversas colectividades que conforman su coalición, le hicieron llegar las largas nóminas de los escogidos para ser propuestos como eventuales ocupantes de altos cargos de Gobierno.

Por supuesto, ahora viene lo más difícil para él. Por cada nombre seleccionado habrá una media docena de personajes frustrados. Los partidos-eje de la coalición, muy pronto  pelearán la principalía en el poder: la UDI para no perder espacios y ceder terreno; RN, para hacer valer el respaldo mayoritario que le dio la ciudadanía el 19 de noviembre. Los hermanos menores (Evópóli,  Amplitud y PRI) buscarán marcar presencia por lo menos, procurando asegurar su futuro y evitar que se desnaturalice el pacto político que ha sido presentado a la consideración de los ciudadanos  como un eje más variopinto y renovado.  José Antonio Kast probablemente no se arriesgue a disputar puestos importantes (sus tropas carecen de oficialidad a nivel de mandos medios) y opte por jugársela cobrando cuentas en materias valóricas y de política de derechos humanos. No puede descartarse, por el momento, que el nuevo mandatario recurra a nombres de independientes y tecnócratas para atenuar los perfiles partidarios.

En su anterior gobierno, Piñera cometió el grave error de privilegiar como equipo de gobierno a una tecnocracia empresarial, decisión por la que tuvo que pagar significativos costos. No se ve posible que pueda reincidir a este respecto pues ello significaría que no ha aprendido nada de experiencias anteriores. El más alto riesgo que se atisba en el horizonte, radica en que opte por escoger nombres sacados del parlamento o de las alcaldías. Aunque podría argumentar que Bachelet también lo hizo, lo cierto es que ese mecanismo constituye un fraude a la democracia. Las personas que fueron votadas y elegidas para ocupar cargos de congresales o para desempeñar funciones  edilicias, debieran estar moralmente obligadas a cumplir sus períodos, más aún si se considera que la dejación de sus responsabilidades implicaría su remplazo por personas que precisamente no fueron las elegidas por los ciudadanos.

En la vereda del frente, se perciben vientos huracanados que presagian fuertes tormentas.

El Frente Amplio, el más vencedor en la gama de los derrotados, ha empezado a mostrar sus fisuras. Pese a su discurso renovador, en estos días se ha movido con la sagacidad “de los viejos y corruptos políticos”. En su veintena de diputados han aflorado antes de tiempo,  sus ambiciones  por ocupar cargos en la mesa de la Cámara de Diputados. Las negociaciones han sido llevadas sotto voce por sus actuales diputados, lo que ha despertado la ira de los demás, los cuales han usado argumentos de género para defender sus espacios. Se ve claramente que no será fácil el manejo de un corral tan heterogéneo y mantener bajo control a personalidades tan fuertes como la diputada Pamela Jiles. Lucía Topolansky, vicepresidenta de Uruguay por el Frente Amplio de su país y cónyuge del mítico José Mujica, ha sido categórica en señalar: “Acá hay un pequeño partido que se llama Unión Popular y que se dice de izquierda, y ellos tienen un diputado y lo que han traído al Parlamento son cosas irrealizables, porque una de las cosas positivas que tiene el Frente Amplio uruguayo es que no se ha despegado de la realidad posible, por aquello de que lo excelente es enemigo de lo bueno… Nunca voy a ir a un extremo. Hay que buscar soluciones de equilibrio y las soluciones de equilibro nunca son extremas… para qué nos vamos a engañar: esta es una sociedad capitalista, eso no lo hemos podido cambiar… Nosotros tenemos intención socialista, queremos caminar hacia una sociedad más igualitaria pero estamos bajo una sociedad capitalista que lo ha pervertido todo”…(Al Frente Amplio chileno) le digo “crezcan, traten de hacer propuestas y convencer a la gente, que cuando estén en el momento de gobernar van a darse cuenta de que también hay limitaciones, que no todo pasa solo por la voluntad”.

En las otras piezas del ajedrez, el PC procura articular una oposición total con el problema de que su estrategia al tiempo que implica  la incorporación de algunos  solo deriva en la salida de otros. El PS y el PPD viven sus propias crisis, con la diferencia entre ellos que lo que el socialismo oculta y evade,  el PPD,  por ahora, pareciera más dispuesto a asumirlo reconociendo  su derrota y reflexionando sobre su difícil futuro.

Al cierre de este comentario, la Democracia Cristiana enfrenta el peor de sus días. La llamada “operación Mercurio” ha tenido éxito y una treintena de militantes ha hecho pública su voluntad de abandonar el Partido. Seis o siete de los emigrantes han ocupado importantes cargos públicos; el resto, a pesar de lo que dice el diario de Vitacura, son claramente irrelevantes. La actitud de Mariana Aylwin no ha sido solo de   discrepancia en cuanto a la orientación  política. En la línea gruesa, que tradicionalmente ha ido dibujando el decano de la prensa nacional, es notorio que sus cerebros, que piensan a largo plazo, han hecho todo lo necesario para quebrar una centro izquierda seria y sólida, representativa de la mayoría del país, y abrir paso a una polarización a dos bandas confiando en que la ciudadanía entregará indefinidamente su confianza a quienes le ofrezcan orden y  crecimiento económico. La habilidad de estos estrategas, ha contado con la colaboración inefable de quienes fueron  aliados de la DeCe hasta hace poco,  y que, cegados por el ideologismo irresponsable, abjuraron  de lo que con tanto esfuerzo y sacrificio construyeron desde el exilio Valdés, Fuentealba, Huepe, Núñez, y Almeyda entre muchos otros. El tema da para largo. Ya habrá tiempo para madurarlo y analizarlo como se merece. Lo claro es que, a partir de ahora, el “Progresismo con Progreso” dejará de tener la tribuna privilegiada que le dio la prensa y que El Mercurio probablemente recibirá su justo premio cuando su director sea nombrado Embajador en España por el Gobierno entrante.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl