Quienes postulan al crecimiento económico sin restricción, sin respetar el Medio Ambiente... Desprecian la vida!!!.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

NUEVO: REVOLUCIÓN BOLIVARIANA DE VENEZUELA, UN ACTO DE ILUSIONISMO (III)

Carlos José Vivas Sanchez

Médico. Especialista en Administración de Hospitales

Por un error inicialmente fue enviado un borrador de notas, en lugar del tercer artículo. Pedimos disculpas. (Carlos Vivas S)

La situación económica y financiera de Venezuela, en 1998 es delicada, los ingresos del país han mermado debido a la caída del precio del barril de petróleo, en una economía que depende mucho de ese mercado tan volátil. De un precio por barril en 22 $ en 1996 y 20$ en 1997, hay una caída abrupta a 8$ en 1998, además la moneda  ha perdido valor y el tipo de cambio  está en 573,86 bolívares por dólar norteamericano, un aumento de 514% con referencia al inicio del gobierno 5 años atrás (111,48 Bs/$).

Otro dato relevante es que las reservas internacionales, ascienden a 14.334 millones de US$, y la deuda publica era de 33.000 millones, de los cuales 28.455 correspondían a deuda externa

En el plano social, ese impacto se nota en el índice de desempleo que según estimaciones independientes se ubica en 11%, y la pobreza afecta a 53,3 % de los hogares, de los cuales  21,6 están en pobreza crítica, por otro lado la inflación llega a 33,1% anualizado.

En este contexto, el primer gabinete ministerial de Hugo Chávez tuvo un miembro inesperado, la ministra de hacienda del gobierno saliente Maritza Izaguirre, permanece en el cargo por varios meses más.

El nuevo gobierno además del llamado a la constituyente, debe tomar decisiones en el plano económico y social para dar respuestas a un  país en crisis; se crea el plan Bolívar 2000, mediante el cual se atienden las necesidades de provisión de alimentos a bajo costo, y proveen atención medica quirúrgica entre otras actividades, es el inicio de una práctica que se ira exacerbando en el tiempo, la colonización de los espacios civiles por parte de militares tanto activos como retirados, y el manejo de grandes recursos económicos sin control, convirtiéndose en fuente de corrupción con sus correspondientes escándalos.

En 1999, Chávez acude a una práctica que también ha sido aplicada anteriormente por otros mandatarios, es la solicitud de una “Ley habilitante”, que le permita hacer lo que popularmente la gente llama  “gobernar por decreto”, fue aprobada el 26 de abril, y daba al presidente amplios poderes para legislar en diferentes ámbitos, por ejemplo en la  Administración Pública Nacional se le autorizaba a reformar, fusionar o crear entes de la administración pública, modificar las regulaciones relacionadas con los trabajadores al servicio del estado, en lo Financiero se le autoriza para contraer deuda, en materia tributaria, se aplica el impuesto al débito bancario y el impuesto al valor agregado, en lo Económico Sectorial: se propone una reforma de la Ley de la Seguridad Social, y sus componentes de salud, pensiones, viviendas y paro forzoso; esta propuesta se deriva de una reforma muy polémica  realizada pocos años antes, y que fue tema de campaña electoral acusándose al gobierno de haber despojado a los trabajadores de derechos adquiridos; hasta el día de hoy esa reforma no se ha concretado.

Igualmente se expone un plan desarrollo del gas licuado, y regulación sobre el sistema eléctrico, siendo el punto más importante que el estado se reserva el derecho de definir las tarifas a pagar por este último  servicio.

En octubre del año 2000 y antes de la segunda ley habilitante, se publica el decreto 1011 sobre el sistema educativo, el cual fue rechazado de inmediato por organizaciones educativas,  padres y representantes, aduciendo que era un intento de adoctrinar en la escuela primaria copiándose del modelo cubano; otro elemento era que allí se creaba la figura del supervisor itinerante, el cual sería nombrado por el ministro y tendría entre sus facultades la de poder remover directores de escuelas tanto públicas como privadas, y al cual no se le exigían las mismas credenciales que a un supervisor de menor rango, con el slogan “con mis hijos no te metas” hubo movilizaciones de padres, docentes, y el decreto fue dejado sin efecto momentáneamente.

El 13 de noviembre de 2000, le es aprobada una nueva ley habilitante a Chávez, ahora tiene vigencia por un año, y es precisamente el día de su vencimiento, el 13 de noviembre de 2001, cuando salen publicadas 49 leyes, que van a producir en diferentes organizaciones sociales campanadas de alerta, por su significado en las relaciones productivas.

Ante las críticas, el presidente expresa una salida retórica “Si dividimos 49 entre 12 meses que tiene un año eso nos da 4, redondeemos a 4, cuatro leyes por mes, y como cada mes tiene cuatro semanas resulta que nosotros aquí aprobamos una ley por semana a lo largo de un año”.

Quizás la más polémica fue la “Ley de Tierras y desarrollo agrario”, justificada en una guerra al latifundio, aunque desde inicios de la democracia en 1958, hay una ley de reforma agraria.

Tradicionalmente, había existido una mesa tripartita para la regulación de las relaciones laborales, la conforman Fedecámaras, que agrupa a la mayoría de las cámaras de empresas y productores privados, la Confederación de Trabajadores de Venezuela CTV que era la máxima central sindical, y el gobierno; a partir de ese momento la mesa estaba servida para una confrontación que tendría su clímax el 11 de abril de 2002.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl