Quién soy Yo y para qué vivo???, intentar una respuesta a estas interrogantes, nos ayuda a reconocernos...
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿TAMBIEN PERIODISMO ZOMBIE?

Me hago la pregunta luego de la violenta, agresiva y amenazante reacción de Sebastián Piñera ante una pregunta periodística en programa Tolerancia Cero. La reacción fue la de una persona que ha sido sorprendida en una acción impropia y a quien se le pide aclarar esa situación,  en ningún caso la que corresponde a una persona que pretende ser Presidente de Chile. No se trata de un berrinche de cualquiera y aquí está lo grave y preocupante del asunto.

Sin embargo,  el incidente se torna aún más serio cuando , a la reacción  del candidato, se suma la del comando  del conglomerado de derecha cuyas posteriores declaraciones  revelan, a juicio de  los sindicatos de Chilevisión,  “un desconocimiento absoluto del rol social del periodista que es dar a conocer la veracidad de hechos que a veces no son de público conocimiento” y agregan algo que es todavía más importante:  “lamentamos que el ejercicio periodístico sea blanco de críticas sin fundamento , que atentan contra la libertad de expresión y el deber de todo profesional de las comunicaciones que es investigar e informar”.   Nada más claro entonces, el señor Piñera y la derecha lo que están buscando es amordazar a quienes tienen el deber de comunicar e informar.

Chile vive una crisis de confianza muy seria, a un nivel que está provocando problemas de gobernabilidad y esto afectará al próximo gobierno  cualquiera que  sea el elegido.  La ciudadanía exige una mayor transparencia y seriedad de quienes ejercen o pretenden ejercer cargos públicos. También exige honestidad y transparencia en los negocios y límites claros y visibles entre el dinero y la política.  Todos los sectores políticos y los candidatos se han comprometido ante la ciudadanía a cumplir con los nuevos estándares que exige el ejercicio de la función  pública. Sin embargo en el caso del Sr. Piñera, a la hora de mostrar una mayor transparencia en sus negocios,  se enfada y amenaza. Ni siquiera desea aclarar las razones de fondo que le movieron a comprar una empresa quebrada.

El señor Piñera no puede pretender que la prensa permanezca muda ante lo ilegal o éticamente incorrecto cuando él es el sospechoso. En su caso,  lo que  debe hacer es explicar sus pasos y motivaciones como todo personaje público. Él no es una excepción y le pido no imitar a Trump hasta en estas cosas. De lo contrario,  tendremos que concluir que al pretendiente a La Moneda, no solo le gustan las empresas zombies , sino que también busca para sí   un periodismo zombie.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl