El orgullo en exceso, como forma de vida, da paso a la arrogancia, esta es , sin lugar a dudas un elemento contaminante en las relaciones humanas y en las comunicaciones. ...pero además, ¡¡¡ contribuyen a la soledad y generan enajenación social!!!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

UNA PROPUESTA EDUCATIVA

Mario Bustamante Conejeros

Profesor de Historia y Geografía Miembro del Directorio Fundación Educacional Cristo Rey Arzobispado.

Los continuos estudios sobre la educación chilena, tienen un común denominador, el fortalecimiento de la educación pública.

Este mensaje lleva varios años y la educación pública en lugar de aumentar su musculatura, decrece, cuando nos referimos a la educación pública estamos indicando a la educación que opera bajo la administración municipal.

Prueba de ello, el descenso de matrícula en todos los niveles de enseñanza y la brecha cada vez más significativa de los puntajes del Simce y la PSU con respecto de los colegios particulares.

Pero esto no tiene a corto o mediano plazo un cambio que permita decir, ahora sí la educación municipal va hacia arriba.

En el gobierno de la Presidenta Bachelet se implementó la ley que crea los Sistemas Locales de Educación (SLE) que no apuntan necesariamente a un mejoramiento de la calidad de la enseñanza, sino a traspasar la administración de los establecimientos dependientes de los municipios, a sistemas agrupados geográficamente, reduciendo el número de administraciones.

Es probable que este nuevo modelo, no llegue a su concreción total, por su alta carga de ideología y escaso realismo.

Mi propuesta apunta a una Educación de Estado referido a las Salas Cunas, Jardines Infantiles y Escuelas Especiales.

¿Qué debería tener de especial esta educación Estatal?

a) Las salas cunas y jardines infantiles tienen una administración diversa. Nos referimos a las instituciones vía transferencia financiera VTF dependiente de los municipios y supervisadas por Junji, a las instituciones de Integra, que tienen autonomía, pero con recursos públicos y los organismos Junji propiamente tales.

Se requiere para una mejor dirección una gestión centralizada. Los recursos que requieren estas instituciones son muy altos, por lo pronto varias acciones no se realizan por falta de recursos.

Ahí llegan muchos niños de 4 meses a 4 años con graves problemas alimenticios, donde un equipo médico puede reconocer sobre peso y en algunos casos obesidad infantil severa, con un futuro en su salud bastante precario. La prevalencia de sobrepeso en los niños menores de 5 años ha aumentado entre 1990 y 2014, del 4,8% al 6,1%. Todos sabemos que un niño obeso es un adulto obeso con múltiples deficiencias físicas, que limitan sus potencialidades laborales y aumentan sus gastos en salud. Según datos del Ministerio de Salud, en Chile para el año 2003 las personas obesas alcanzaban 6,8 millones, cifra que se vio aumentada para el año 2010, llegando a 8,9 millones de personas. Además, las estadísticas destacan que en Chile el 22,3% de los niños de pre kínder son obesos, el 23,6% de Kínder, el 25,3% de primero básico. Esto se debe a que los consumos de algunos alimentos calóricos, en Chile, se dispararon. Tenemos el primer lugar con niños (as) obesos en América Latina.

Niños hijos de madres y padres alcohólicos y drogadictos, adictos a la Pasta Base. Estos hijos se formaron en el embarazo y durante la lactancia, con leche contaminada de droga, estos niños ya tienen síndrome de abstinencia y su daño neurológico es muy alto y se refleja en las conductas disruptivas, bajo aprendizaje y escaso equilibrio emocional. Su futuro es precario y su cercanía a la droga lo hace un potencial consumidor. Provienen de familias disfuncionales, criados por abuelas, tías o madrinas, porque sus padres biológicos o están presos o se fueron con destinos desconocidos.

Esta problemática del consumo de drogas por parte de niños y adolescentes en América Latina crece sobre todo en sectores de mayor crisis socio-cultural-familiar que atraviesa América Latina. El consumo de drogas ha aumentado casi un 70% más que otros años. Chile, pasó del 1,9% en 2001 al 5,5% en 2015. Es el país con mayor crecimiento. Reacción o mitigación en escuelas, nada.

Llegan niños que en su vivencia escolar reflejan síndrome asperger y autismo. Si estos niños son tratados precozmente van a tener un buen pronóstico en su vida adolescente y juvenil, pero si se tratan muy tardíamente en una escuela o liceo, el esfuerzo puede ser en muchos casos en vano. ¿Cómo ayudar a los padres con niños Dow[S1] n, con deficiencias mentales severas,  parálisis cerebrales, etc.?

¿Qué hacer? Inyectar muchos recursos humanos. Se requieren varios especialistas ya sea en nutrición, psicología clínica, psiquiatras, abogados, trabajadores sociales, fonoaudiólogos, que puedan trabajar en equipo, con casos personalizados. No todos van a tener un final feliz, pero serán muchos más en comparación con el modelo actual. Los recursos de integración son claramente insatisfactorios y es poco probable mostrar resultados en este esquema organizacional. Un profesional hace un informe para ingresar al programa de integración educacional (PIE) a lo menos un ciento de postulantes, donde la rigurosidad se cae por la alta demanda y el bajo recurso disponible.

Esto requiere una planificación estratégica y no como ocurre hoy, que son iniciativas tácticas, de corto plazo, siempre pensando en la próxima elección.

b) Las Escuelas Especiales. Nuestro país no las ha tratado bien. No hay un trabajo científico efectivo. Los especialistas tienen las ideas de mejoramiento, pero no tienen los recursos, la infraestructura no es funcional a las condiciones de niños y niñas con necesidades especiales. Todo es precario, con buena voluntad, sólo sustentado por un trabajo casi heroico de los profesionales que trabajan en estos centros.

Hay niños con problemas de desplazamiento en escuelas que no permiten circular con eficacia, niños con esquizofrenia junto a niños con retardos leves, tías atendiendo a niños con 5 años junto a otros que tienen 18 años. Ningún neurólogo, ningún terapeuta, ningún departamento de primeros auxilios, sencillamente porque no hay recursos. Lo peor es que no existirán en futuro estos recursos, mientras el modelo actual se sustente en mantener a flote un barco que se hunde. Esos recursos de salvataje deben ser orientados a la Educación de los Jardines Infantiles y las Escuelas Especiales.

Niños y niñas cada año egresan de estas escuelas. ¿Para qué?  Para nada.

Es terrible ver al inicio del año siguiente cómo estos niños se aferran a las puertas que fue su escuela. Al menos ahí eran queridos, mimados, alimentados y socializados con juegos y actividades artísticas.

Egresan ¡para qué!

Estas Escuelas no tienen talleres laborales ni gimnasios que ayuden a su desarrollo neuromuscular, y adecuados apoyos en recursos multi mediales.

Los profesionales de esas áreas tienen claro lo que se debería hacer. 

Pero la sociedad no mira ni escucha.

Ustedes se preguntarán por la educación básica y media municipal. La enseñanza básica y media en todas sus modalidades, van a tener un traspaso progresivo a Corporaciones Culturales Privadas sin fines de lucro, inevitablemente, con o sin leyes. Es un barco que se hunde y no se resuelve con más y mayores subsidios y fondos de sobrevivencia. Estos recursos son cuantiosos y se gastan sólo para mantener viva una ideología. ¡Orientemos los recursos hacia los niños más pobres!

Las familias con niños y jóvenes de escuelas municipalizadas solucionarán el problema escolar en centros, donde efectivamente le van hacer clases, y tendrán un currículum más funcional y eficaz.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl