La opinión pública tiene el deber y el derecho a oponerse a la impunidad, debe movilizarse y denunciarla !!!
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Vigencia del marxismo: Chile

Si establecer un origen del marxismo en América Latina no es tarea fácil, situarlo en nuestro país, no es menor. Para el caso chileno, la literatura existente tiende a coincidir en un derrotero que tiene tres momentos en los cuales se puede dar cuenta de la presencia de las ideas marxistas. Un primer momento lo situamos desde mediados de siglo XIX en adelante; un segundo momento a comienzos de siglo XX y una última etapa entre las décadas de 1920 y 1930.

Respecto a la primera cabe señalar que existen dos procesos que constituyen indicios de las ideas libertarias y socialistas. La aparición de la Sociedad de la Igualdad y posteriormente la formación de mutuales, pero sobre todo de sociedades de resistencia y mancomunales. La primera de ellas, con la presencia de intelectuales y artesanos, ha sido vista como uno de los primeros espacios en los cuales las ideas del socialismo tuvieron presencia, más bien de un socialismo utópico, particularmente por la presencia de Santiago Arcos. Sin embargo, la incipiente literatura socialista que circuló por aquellos años, no permite aseverar que ésta influyera incidental u orgánicamente en la orientación de la Sociedad de la Igualdad. En esta misma línea podemos mencionar, años más tarde, la formación de las sociedades de resistencia y mancomunales, las cuales si bien estuvieron influenciadas preferentemente por las ideas ácratas, también contaron en su interior con ideas socialistas, eso sí, en menor medida. Al respecto, las sociedades de resistencia considerarán la huelga como el principal instrumento para mejorar las condiciones de los trabajadores. Estas junto a las mancomunales se constituirán por aquellos años en embriones del futuro movimiento sindical chileno.

Cabe agregar que hacia fines del siglo XIX, la recepción de Marx en Chile era más bien limitada, parcial, resumida o vulgarizada, además había otros pensadores que tenían mayor recepción en nuestro país como por ejemplo Louis Blanc, Malatesta, Bakunin y Proudhon. No obstante aquello, en ésta etapa es posible de encontrar algunos intentos de constitución de partidos de inspiración socialista, por ejemplo el Partido Obrero Francisco Bilbao.

Un segundo proceso dice relación con los inicios del siglo XX, específicamente con la fundación en 1912 del Partido Obrero Socialista y la figura de Luis Emilio Recabarren. El objetivo de quienes allí se congregan, sectores populares, es la construcción del socialismo en Chile a través de un partido político autónomo y representativo de la clase trabajadora, que luchara de manera electoral y con acciones tendientes a disminuir la explotación capitalista. Para Recabarren el socialismo era un sentimiento histórico, un proyecto cultural que implicaba armar al pueblo de inteligencia para que conquistara su felicidad y en esa tarea, la autoeducación era fundamental.

Finalmente una tercera etapa, que podríamos denominar de institucionalización y consolidación de la izquierda marxista dice relación con la fundación en 1922 de Partido Comunista. Una orgánica con características homogéneas en cuanto su composición social, de adhesión a las URSS y con la idea de la construcción de una sociedad socialista por etapas; mientras que en 1933 nacerá el Partido Socialista, con una estructura interna heterogénea, de visión latinoamericanista y con la idea de construcción inmediata del socialismo en Chile.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl