Quienes postulan al crecimiento económico sin restricción, sin respetar el Medio Ambiente... Desprecian la vida!!!.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

ANDENES DE ÑUBLE ADENTRO

Por Fernando Arriagada Cortés
Profesor e Investigador.

Una buena razón para hurgar en nuestro pasado es la de encontrarse con agradables sorpresas que van incrementando nuestro acervo cultural y de paso nos permite adquirir una visión cada vez más abarcadora del tema, especialmente cuando se incorporan otras expresiones del arte, como  poesía, fotografía o el siempre afectivo anecdotario.

Es lo que nos ocurre cuando hojeamos, leemos y admiramos  la segunda edición de un libro escrito por el Profesor Lionel Yáñez Merino, fallecido el año pasado, como es el caso de Andenes de Ñuble Adentro, trabajo publicado en 1991 y que en su segunda edición, 21 años después, remozado y ampliado, ha salido a recorrer los campos de la cultura con paso seguro de provocar la reminiscencia de un pasado ferroviario que fue parte del paisaje de casi todo Chile. En efecto, en nuestra región circularon una docena de ramales y en nuestra provincia, estos fueron cuatro: el costero de Dichato, el de Monte Águila a Polcura, el particular de General Cruz a Camarico en la comuna de Pemuco y el de Chillán a Recinto, motivo de la investigación del señor Yáñez.

En 155 páginas, fue un proyecto elaborado por Fidel Torres, cuenta con un prólogo del doctor en historia Alejandro Witker, presentado por la Municipalidad de Coihueco y financiado por el Consejo de la Cultura y las Artes de nuestra región. El libro es una hermosa invitación a rememorar este tren de trocha angosta que tanto recuerdan personas de la tercera edad y el cual unió tres comunas de nuestra provincia como fue el caso de Chillán, Coihueco y Pinto. Este medio de transporte, circuló entre 1910 y 1957, teniendo conexión a la red ferroviaria central y con las Termas de Chillán, por lo que llevaba y traía pasajeros de cualquier parte del país a nuestra zona.

Sus estaciones, verdaderos hitos en su trayecto, cada una tenía su singularidad, como la de Coihueco, la más grande del trayecto e inicio del sub ramal a Niblinto. Otra estación era la de Pinto, ubicada a dos kilómetros del pueblo o la de Esperanza, en el fundo homónimo. Recinto fue su terminal en la práctica, porque su destino final eran las termas, adonde nunca llegó. Este trayecto se hizo en un principio en coche y más tarde, en autos colectivos.

Entre su anecdotario está el coche pokero, llamado así porque muchos jugadores de las termas, continuaban en el tren sus juegos y apuestas. Famosa también era su lentitud en algunos tramos, como la subida de Las Peladillas, en donde los pasajeros bajaban a comer fruta silvestre. También fueron comunes sus atrasos.

El trabajo del investigador Lionel Yáñez, incluye algunos anexos, como una sección fotográfica, poemas, crónicas, cronología y toponimias de las estaciones, que nos ayudan a comprender mejor una publicación que denota interés, acuciosidad y por sobre todo, el entrañable cariño del autor por un tema de su predilección, al mostrar elementos alusivos que forman parte de sus colecciones particulares y que hoy evocamos como uno de los varios aportes al conocimiento y difusión del pasado de nuestra futura región de Ñuble.

En un mundo de tiempos y medios veloces, Andenes de Ñuble Adentro, nos retrotrae a una realidad que se fue, como los nostálgicos versos del poeta Galvarino Merino Duarte: “Humaredas del adiós / en andenes de avellanos / tus vagones van rodando / por el túnel del recuerdo”.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

5 Comentarios en ANDENES DE ÑUBLE ADENTRO

  1. Bien Fernando, Ñuble le agradece .
    Que buen recuerdo, esto, es parte de la tradición , la cultura y patrimonio de nuestra futura región

  2. No puedo estar mas de acuerdo, la historia de este país, va de la mano con lo que fue el ferrocarril y, prosige con su destrucción, eso también dejó, marcadas huellas.

  3. La importancia del ferrocarril en el desarrollo del país , fue fundamental.
    Con la destrucción del Ferrocarril, se asesinó a muchos pueblos, se aborto el desarrollo rural, se aislo a pequeños pueblos y a sus familias.
    Urgente, a refundar el Ferrocarril.

  4. Que lindo relato, nuestro encuentro con la historia es indispensable, nutrirnos del pasado para avanzar hacia el futuro.
    Ojalá los jóvenes lean y conozcan la historia de nuestros pueblos, haí hay tradición, historia y cultura.

  5. Un Interesante encuentro con la Historia.
    Aún se añora el tren, en distintas localidades y regiones del país.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl