La defensa del Medio Ambiente... Es compromiso con la vida!
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

Carta a la doctora Bachelet

Carlos José Vivas Sanchez

Médico. Especialista en Administración de Hospitales

Estimada Dra. Michelle Bachelet

Esta semana como parte de sus responsabilidades como Jefa de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, usted estará visitando mi país Venezuela, para “ver con sus propios ojos”, la realidad de esta tragedia que ya va para 20 años.

Por tal motivo, me voy a permitir hacerle algunos comentarios, sobre lo que enfrentamos a diario los venezolanos, y que usted muy probablemente ya sabe, pero que no es malo citarlo.

Usted mejor que nadie, sabe lo que es la persecución política por parte de una dictadura. Nuestros dirigentes políticos sufren una brutal persecución que incluye, irrespeto a la inmunidad parlamentaria que les garantiza la Constitución, “procesos penales” amañados, con cargos sin pruebas y sentencias dictadas por jueces que, como reza el Talmud  “merecen ser juzgados”, si se atiene a las declaraciones de los representantes del régimen; la población venezolana está conformada por una inmensa mayoría de “traidores a la patria”.

Pida por favor entrevistas personales con algunos presos políticos. Le sugiero el nombre del vicepresidente de la Asamblea Nacional, diputado Luis Zambrano, quizás así logre obtener para la familia alguna información de sus condiciones físicas. O con el general Raul Baduel, también con el diputado Juan Requesens y  preguntar ¿desde cuándo está preso, y cuántas veces ha sido suspendida la audiencia inicial de su caso? Igual puede pedir reunirse con algunos de los miles de ciudadanos que están siendo juzgados por protestar, y que tienen prohibido hacerlo de nuevo, bajo la amenaza de ser enviados a la cárcel.

Por supuesto que, Nicolás Maduro va a decirle que es víctima de una guerra económica  liderada por Donald Trump, de la oligarquía colombiana y “la derecha”, que ha sido el objetivo de “atentados”, que hay una guerra mediática para ocultar “sus logros”; le dirá que ahora hay más de tres millones de pensionados. Le doy este dato, la pensión mensual es de 40.000 bolívares soberanos (con 8 ceros menos y devaluándose a diario), y según el cambio “oficial” eso es algo menos de 7 dólares. También le hablará de los millones de compatriotas que se “benefician” con la venta de bolsas de comida conocidas como “Clap”, sin ninguna referencia a la mala calidad de los productos y a la corrupción ligada en todo el proceso de compra, venta y distribución de las mismas; quizás pueda visitar fugazmente un supermercado y ver anaqueles vacíos, o un mercado popular y ver lo que hay y los precios.

Dra. Bachelet, usted es pediatra y epidemióloga, así que entenderá fácilmente cuál es la causa por la que tenemos niños desnutridos, enfermos con sarampión y difteria. Tenga la seguridad que le van a decir que millones de venezolanos son atendidos con calidad en el programa Barrio Adentro, y que ellos han salvado “decenas de miles” de vidas. Sepa que, desde 2016, no se publica el boletín epidemiológico semanal -es la tercera vez que se suspende esta publicación- por lo tanto, desde hace tres años no se sabe oficialmente de la dantesca y criminal epidemia de malaria que azota el país, tampoco se sabe cuántos niños han muerto antes de cumplir un año de edad, o cuántas mujeres han muerto por cáncer de cuello uterino o por causas relacionadas con el embarazo y parto, y no sería malo preguntar por los tratamientos contra el cáncer, la diálisis de los pacientes renales o los medicamentos para infectados del virus VIH.

Ahora que somos un “país libre y soberado”, “dueños de nuestro petróleo” se sorprenderá de ver largas colas en las pocas estaciones de servicio que se encuentren despachando gasolina, verá ciudadanos transportándose sobre camiones porque más del 50% de los autobuses están averiados y sin repuestos.

Si tiene oportunidad de hablar con gente “de a pié”, pídales que le enseñen cuánto efectivo en monedas y billetes cargan en sus bolsillos y/o pregúnteles cómo hacen para poner comida en su mesa o adquirir medicinas.

Supongo que se va a entrevistar con varias organizaciones de derechos humanos, ahí va a conseguir mucha tela para cortar, un inventario rápido, periodistas, agredidos, perseguidos, juzgados, y medios de todo tipo cerrados (radio, prensa, tv), canales de televisión internacionales boicoteados, TV Chile, Antena 3 de España, Caracol de Colombia y por supuesto CNN, productores agropecuario, empresarios e industriales a quienes se les han “expropiado” sus bienes y empresas sin pago justo y actualmente cerradas, es decir, ni producen ni dan empleo, apagones diarios de varias horas, o también puede reunirse con los rectores de las universidades y saber de primera mano el ahogo financiero que les viene haciendo el régimen, o con maestros de primaria, para que le digan que los padres no envían a sus hijos a la escuela porque no tienen para útiles escolares, uniformes ni para transporte, o que dolorosamente no quieren enviarlos porque no les han podido dar algo en el desayuno, y así existe un muy largo etcétera. 

Finalmente, hay una gran polarización política. Sepa que sus palabras serán repetidas, analizadas, juzgadas, aprobadas, rechazadas o descalificadas por mis compatriotas, dependiendo de su propia visión política. No le pido que me crea, tampoco creo que usted llegue engañada o sea engañable, si algo puedo pedirle es que diga las cosas por su nombre, no sea complaciente con ninguno de los bandos, si dice que no está de acuerdo con la intervención militar la van a “siquitrillar” (1), porque a muchos de nuestros “demócratas” se les ha olvidado que política y democracia significan, diálogo, acuerdo, elecciones y paz.

De verdad, deploro que su visita sea en este país destrozada, que no seamos el oasis de democracia, tolerancia y desarrollo que recibió a sus compatriotas cuando en los años setenta llegaron huyendo de la dictadura.

Suyo respetuosamente,

Un venezolano.

56(1)“Siquitrillar” coloq. Ven. Destruir moralmente a una persona. (DRAE)

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl