La Pandemia mata, el individualismo y la perversidad humana matan mucho más... sólo se sanan con Solidaridad, Bondad,Humanismo y Misericordia con los que más sufren !
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

CORONA VIRUS Y DESIGUALDAD

Mario Bustamante Conejeros

Profesor de Historia y Geografía Miembro del Directorio Fundación Educacional Cristo Rey Arzobispado.

Escribir sobre la desigualdad es una tarea sencilla, pues existen muchas evidencias de que la situación no es igual para todos.

Fernando Flores decía: “ no debemos emitir juicios porque provienen de emocionalidades, de ideologías pre establecidas, de dogmas instaladas en la opinión generalizada, y por cierto no están sujetas a comprobaciones científicas. Una evidencia es una afirmación que se sostiene por hechos comprobables, tangibles, medibles, registrados y calificados como ciertos. En general estamos con la constante tendencia a emitir juicios, porque es sencillo, lo dicen todos y no asumimos responsabilidades por lo dicho.”

Vuelvo al tema de la desigualdad.

Un grupo de expertos de la ONU señala que la desigualdad es uno de los mayores retos de nuestra era y supone un obstáculo no solo para el desarrollo, sino una amenaza para la paz. Además, es una de las principales causas de la migración. Esa desigualdad en el desarrollo también es de género.

La desigualdad en los ingresos está en aumento, ya que el 10 por ciento más rico de la población mundial gana hasta el 40 por ciento del ingreso total. Algunos informes sugieren que el 82 por ciento de toda la riqueza creada en 2017 fue al 1 por ciento de la población más privilegiada económicamente, mientras que el 50 por ciento en los estratos sociales más bajos no vio ningún aumento en absoluto.

Según las cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la desigualdad de ingresos en sus países se encuentra en su nivel más alto en 50 años. El ingreso promedio del 10 por ciento más rico de la población, es aproximadamente 9,5 veces más alto que el del 10 por ciento más pobre. La desigualdad de riqueza es aún más pronunciada, con el 10 por ciento superior que posee la mitad de la riqueza total, mientras que el 40 por ciento inferior tiene solo el 3 por ciento.

Hace 50 años eran muy demandados los textos de Josué de Castro, que escribía sobre las zonas que han sufrido la crisis de modo predominante y que han sido y son las de los países emergentes, fundamentalmente por la huida de capitales en busca de calidad. Pero hay otros países que ni siquiera son emergentes y pertenecen a un estadio anterior a la crisis financiera. Países que padecen el subdesarrollo y las hambrunas a finales del milenio. Países como Sudán, Liberia, Ruanda, Burundi, Sierra Leona, Somalia, Afganistán, la zona de la Amazonia brasileña, Níger, Irak, Corea del Norte, etcétera. De Castro denunciaba la injusta suerte de las capas más desfavorecidas de la población, a las que razones ante todo políticas, privaban de la posibilidad de acceso a los alimentos. El hambre era la conclusión de políticas económicas equivocadas. Además, decía que un país subdesarrollado da 1 paso y el desarrollado da 22 pasos, o sea la brecha aumenta.

He sacado este tema a propósito de la pandemia Coronavirus. Las grandes potencias, que a su vez son potencia en infraestructura productiva, servicios de salud, educación, cultura, vivienda, etc., hoy viven graves consecuencias con alta cantidad de muertes, aunque sus gobiernos han destinado grandes recursos para aplanar la curva ascendente de contaminados.

Italia, el país con más personas contagiadas después de China, decretó un aislamiento total, puso en práctica una batería de medidas de auxilio que incluyen suspender el pago de impuestos e hipotecas para aliviar la presión sobre las pequeñas empresas y los hogares.

Estados Unidos redujo este domingo las tasas de interés a casi cero y lanzó un programa de estímulo de US$700.000 millones en un intento por proteger su economía. Alemania está estudiando aplicar medidas para enfrentar la crisis, relajando la política fiscal con el objetivo de ayudar a quienes resulten más afectados por la fuerte caída de la actividad económica. Estas son algunas de las medidas económicas que han tomado algunos países desarrollados, para ayudar a las personas y las empresas más afectadas por el coronavirus.

Por otro lado en Italia y España se suspendió esta semana el pago de hipotecas a las familias afectadas por el coronavirus, medida que permite congelar el pago de los créditos hipotecarios a todas aquellas personas que se hayan quedado sin empleo, o que hayan sido despedidas temporalmente de sus empresas debido a la pandemia. El plazo de la moratoria puede llegar hasta los 18 meses y cuando se reinicien los pagos, seguirán bajo las mismas condiciones que tenían antes de la crisis sanitaria.

Respecto a los impuestos, España estableció una moratoria de seis meses para el pago de estos a pequeñas y medianas empresas (pymes) y trabajadores autónomos, con bonificación en los intereses. También Italia anunció que impulsará una paralización en el pago de impuestos por parte de las pymes (incluyendo, por ejemplo, la suspensión a las cuotas a la Seguridad Social), así como una moratoria fiscal y de cotización para los empleados autónomos.

Alemania prometió el viernes liquidez ilimitada a las empresas, como una medida de protección frente a los efectos de la pandemia. Es un programa de garantías de la banca pública para préstamos sin un tope máximo. El gobierno de la canciller Ángela Merkel calificó las medidas como «inéditas» en la historia del país. España dispuso una línea de financiación específica a través del Instituto de Crédito Oficial para atender las necesidades de liquidez de las empresas y trabajadores autónomos del sector turístico, así como de las actividades relacionadas que se estén viendo afectadas por la crisis sanitaria. En el caso de Italia, las pequeñas empresas podrán solicitar el aplazamiento del pago de un crédito. Francia estableció que se garantice hasta el 70% del crédito a pymes que tengan problemas para obtener préstamos de su banco, y también se han puesto en marcha medidas como permitir el pago escalonado de contribuciones sociales de las empresas.

La Casa Blanca propuso reducir las cotizaciones sociales temporalmente, para que la renta neta de los trabajadores después de impuestos y retenciones sea mayor. El objetivo es que los estadounidenses tengan más dinero en su cuenta de banco a final de mes, y puedan lidiar con mayor facilidad  las dificultades que plantea la epidemia.

En cuanto a la reducción de horas de trabajo, Alemania aprobó un plan de apoyo a las empresas que tengan que llevar a cabo esta acción. Francia también puso a disposición recursos para que los ciudadanos que lo necesiten puedan reducir la jornada de trabajo. Italia definió entregar ayudas en forma de permisos laborales para los trabajadores con hijos a cargo, así como un bono cercano a los US$660 para las personas que no puedan trabajar desde la casa y deban contratar a una persona que cuide a los niños.

El sistema alemán establece que la agencia de empleo estatal financia hasta el 60% de la pérdida neta de salario causada por la reducción de horas trabajadas. En el nuevo escenario de emergencia, este sistema se amplía.

Vuelvo al inicio, al tema de la desigualdad.

¿Qué pasará en Chile y los países pobres que también son víctimas de la crisis sanitaria? ¿Habrá que esperar que los países desarrollados estabilicen los precios internacionales y den solidez a las bolsas de valores, para poder recibir algún chorreo? ¿La gente que quede cesante, aquellos emprendimientos medianos y pequeños, tendrán espaldas para enfrentar esta contracción financiera?

Los niños y jóvenes de establecimientos municipalizados y de universidades sin acreditación, ¿podrán igualar, aunque sea parcialmente, la acción remedial y apoyo didáctico que reciben los niños y jóvenes de sus instituciones privadas?

Estar en cuarentena ¿es igual la estadía en una casa convencional o en un campamento o vivienda social?

¿La provisión de bienes y servicios será equitativa en medio de esta situación?

El tema de la desigualdad es atroz. Este tema no se resuelve desde una comuna, región o país.

Es la globalización que se sustenta en la permanencia de países pobres que entregan los commodities a los países ricos, los cuales entregan ciencia, tecnología y bienes de consumo a precios que ellos determinan internacionalmente. Fijan los precios de lo que compran y de lo que venden. Y Mientras tanto nos quedamos en casa esperando que los países ricos salgan del problema, porque después de eso, será nuestro turno.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en CORONA VIRUS Y DESIGUALDAD

  1. Verdaderamente senor Mario Bustamante Conejeros, usted ha dado en el clavo, y realmente nos presenta algo muy real en la vida de hoy. La desigualdad en este tiempo del Coronavirus, donde el 1% se eleva aun mas, mientras que el 99% permanece en el hundimiento socio-economico-social, y en espera de que el 1% algun dia, se comprometa a asistir al mas necesitado, cosa muy poco probable.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl