El Conocimiento implica dolor, Este tipo de Dolor...Fortalece el Espíritu !!!
(Comente, y razone nuestros artículos con sus autores...luego, comparta-los.)
Actualmente nos leen en:
Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¡CUIDADO QUE VIENE EL CUCO!

Maroto

Desde Canadá.

La segunda vuelta en las elecciones presidenciales se aproxima rápidamente y ante lo impredecible del resultado, surge la ansiedad en los comandos de cada candidato. Esta ansiedad se ha manifestado, particularmente en la candidatura de Chile Vamos, a través de una campaña del miedo.

De manera concertada, los medios de comunicación, personajes claves del entorno directo del candidato de Chile Vamos, algunos personajes de la farándula orquestados por miembros de su equipo de campaña, e incluso el mismo candidato, han recurrido a un burdo ejercicio que intenta asociar la potencial victoria de su oponente a una debacle en el país; y como si esta pobreza creativa no fuera suficiente, han ido un paso más allá, al intentar posicionar en el inconsciente colectivo la idea de una posible venezuelizacion de Chile en el caso de triunfar la candidatura de Alejandro Guillier.

Si bien esta estrategia no debiera extrañarnos, ya que ha sido utilizada por la derecha en repetidas oportunidades en nuestra historia, no termina de sorprender la simpleza del razonamiento utilizado y el menosprecio al sentido común e inteligencia de los chilenos y chilenas que aún deben decidir por quién votar.

Sin perjuicio de las legítimas diferencias políticas entre ambos candidatos y dejando de lado los fanatismos, ¿puede realmente alguien pensar que por votar a favor de la candidatura de Alejandro Guillier se corre el riesgo de que nuestro país termine en condiciones similares a las que se encuentra hoy el pueblo venezolano?

Es cierto, la candidatura de Guillier es de centro izquierda, lo que ha sido proclamado abiertamente y con orgullo por el candidato y quienes lo apoyan. También es cierto que el candidato deberá realizar algunas concesiones programáticas hacia el Frente Amplio, para así captar a parte importante de quienes votaron por Beatriz Sánchez. Sin embargo, estas situaciones no nos acercan en lo más mínimo a la realidad venezolana.

Chile es un país con políticas públicas serias; con una democracia imperfecta pero que goza de importantes niveles de transparencia; con instituciones republicanas estables; con niveles de corrupción internacionalmente reconocidos como bajos; con reformas políticas y sociales que avanzan lento, pero en el sentido correcto, aumentando los niveles de participación, equidad, modernidad y diversidad; y con una economía, que pese a los difíciles momentos enfrentados, se ha mantenido sana.

Chile es además un país, que de acuerdo a los resultados de las votaciones del 19 de Diciembre recién pasado, se manifestó abiertamente en favor de continuar avanzando en las reformas impulsadas en estos últimos años. Reconociendo la existencia de diferentes visiones y matices acerca de la profundidad de las transformaciones requeridas, la rapidez de las mismas y la manera en que estas debieran ser ejecutadas, los votos recibidos por el Frente Amplio, la Fuerza de Mayoría y las candidaturas de Goic, MEO, Navarro y Artes, expresan de manera mayoritaria una voluntad de fortalecer el proceso de cambios iniciado en los gobiernos de la Concertación y continuados en los gobiernos de la Nueva Mayoría.

La propuesta programática de Guillier, necesariamente modificada para incorporar planteamientos realizados por el Frente Amplio y algunos otros candidatos, es una propuesta progresista, que plantea cambios y avances sustantivos en temas relacionados con la educación, las pensiones, la distribución de los ingresos, etc…; sin comprometer de manera alguna los valores democráticos que tanto nos costó recuperar. Las propuestas planteadas durante la campaña, tanto por la Fuerza de Mayoría, el Frente Amplio, Carolina Goic y otros candidatos, buscan avanzar en la profundización de nuestra democracia por la vía de aumentar los niveles de participación, inclusión y responsabilidad cívica,  y la modificación de un modelo económico esencialmente individualista.

Quienes, con la complicidad de los medios de comunicación, afirman lo contrario, atemorizando a la ciudadanía con la llegada de gobiernos populistas y antidemocráticos, pecan de una irresponsabilidad inaceptable e incongruente con su propia historia, probablemente amparada en la falta de ideas sólidas con que dialogar, debatir y captar al electorado. Pecan además de una falta de empatía al recurrir a la banalización electoral de un tema que debiera tratarse con seriedad y altura de miras. Y por último, pecan de una ceguera política al no ser capaces de reconocer que lo que puede acercar a nuestro país a la realidad venezolana es la mantención de las desigualdades que aún existen en Chile, y no los esfuerzos que los movimientos progresistas hacen por acabar con estas.

Confiemos en que, al momento de decidir por quien votar en segunda vuelta, primará el sentido común en la ciudadanía; de manera que esta decisión de tanta importancia para el país, esté basada en una reflexión seria y profunda acerca de lo que queremos para Chile y para el futuro de nuestros hijos e hijas, y no en el temor injustificadamente promovido por quienes, ante la desesperación por mantener sus cuotas de poder económico, ven en la continuación y profundización de los cambios, una amenaza a sus intereses y agendas personales y de casta.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

2 Comentarios en ¡CUIDADO QUE VIENE EL CUCO!

  1. Estimado Maroto, antes que nada un abrazo.
    Sobre tu artículo, y sin ánimo de empatar las cosas
    Te puedo decir que toda la NM,todo el gobierno y todo
    elFA, en coro, están anunciando que si llega a ganar Piñera sería terrible para el país.Asi la campaña de Que viene el Cuco, está en los 2 bloques.Saludos

  2. Me parece increíble, que se esté intentando señalar que Chile pueda transformarse en otra “Venezuela” si Guillermo Guillier gana la presidencia nacional. ¿Chile posée el petróleo que tiene Venezuela?. No podemos seguir ignorando que los EE.UU. está causando la catástrofe existente an la actualidad en Venezuela, para adueñarse de la industria petrolera. Porque les sale mucho más barato llevar el crudo desde Venezuela al país del Norte, que hacerlo desde los países del Medio Oriente, cuya distancia es enorme, por lo tanto los costos del transporte del crudo son muy elevados. Y como Maduro no está de acuerdo con el capitalismo estadounidense, que todo lo quieren barato, para ellos venderlo mucho más caro, y así obtener las ganancias que desean. Los EE.UU. les han creado el caos, tal como lo hizo el gobierno de Richard Nixon en Chile, cuando Salvador Allende comenzó a nacionalizar toda la industria chilena, y tenían que eliminarlo de alguna forma, y se comenzó la preparación del golpe de estado en 1073.

    ¿Cómo es posible que todavía se hable de una Venezuelización en Chile, símplemente por votar a favor de un candidato que no es de extrema derecha, como lo es Sebastián Piñera?. ¿Queremos transformar a nuestro país en una pobre imitación de lo que está sucediendo con Donald J. Trump en los Estados Unidos?.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl