El Neoliberalismo, ante tragedias medio ambientales, prefiere cerrar colegios y no las empresas que contaminan, en definitiva, el Neoliberalismo valora más al empresariado que los niños, los colegios y la ciudadanía… Y, nosotros qué hacemos?
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

DE AUTONOMÍA Y DEMOCRACIA

Andrés Cruz Carrasco

Abogado Doctor en Derecho (Universidad de Salamanca) Magister en Filosofía moral Magister en Ciencias Políticas, Seguridad y defensa

Por autonomía debemos entender la capacidad que tenemos para reflexionar y determinarnos a nosotros mismos. Para deliberar y actuar con arreglo a diversas posibilidades que podamos escoger. El proyecto de autonomía se funda sobre la plataforma de un proyecto de emancipación que tiene por objetivo liberar a los individuos de jerarquías, instituciones, tradiciones y pertenencia a grupos familiares o respecto de comunidades de cualquier naturaleza. Es la promesa realizada para que cada uno pueda adoptar sus objetivos, sus valores y las prácticas que resulten conformes con el camino que cada uno ha elegido para alcanzar su felicidad de manera independiente de toda presión y limitación que pueda ser impuesta por otros. El ideal es fundar sobre esta autonomía del ser humano libre y racional la legitimidad de una sociedad. Esta autonomía debe materializarse sobre la base de ciudadanos que pueden ser legítimamente críticos. Es esta capacidad y prerrogativa para ser críticos lo que configura el corazón del orden democrático. Todas las decisiones adoptadas por parte de quienes ejercen el poder soberano pueden ser inmediatamente y en cualquier momento sometidas a escrutinio. Para el ejercicio de este derecho resulta ser indispensable que el sistema reconozca las instituciones a través de las que podrá recurrirse con tal objeto. Los contra-poderes resultan ser esenciales para el desenvolvimiento de la ciudadanía, debiendo reconocerse la diversidad e incluso la oposición entre los diversos grupos sociales. La democracia debe estar en condiciones de enfrentarse a sus propios errores y deficiencias, por cuanto ha sido gestada por y para el desenvolvimiento de erráticos y falibles seres humanos, debiendo contemplar la opción de enmendar las elecciones precedentes y de contrarrestar las decisiones adoptadas por quienes han sido legalmente elegidos para el ejercicio de diversos cargos. Con la democracia se renuncia a la utopía de afirmar la existencia de algún “bien absoluto”, afirmándose sobre la complejidad de las relaciones entre individuos socialmente vinculados. Es decir, deben convivir diversos ideales en su seno.

La autonomía del ser humano no debe ser sólo política. Debe ser condición de todas las relaciones interpersonales, de modo que éstas sean igualitarias y libres entre todos los individuos, admitiendo las preferencias, calidades y capacidades de todos para desenvolverse con arreglo a sus propias competencias, para no imponerse ni absorber al otro, sino que colabore y lo acepte como es, integrándolo y no sometiéndolo conforme a los intereses egoístas de unos pocos, que son en definitiva quienes ejercen el poder.

Fuente de figura: https://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com/2015/05/ante-todo-democracia-y-libertad.html

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl