La Pandemia mata, el individualismo y la perversidad humana matan mucho más... sólo se sanan con Solidaridad, Bondad,Humanismo y Misericordia con los que más sufren !
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

EL BOSQUE PANUL Y LA LUCHA DE UNA COMUNIDAD

María Gabriela Saldías Peñafiel

Ingeniero Agrónomo- Paisajista. Investigadora y docente, Escuela Arquitectura del Paisaje, Universidad Central de Chile.

Esta es la historia de una comunidad con ideales que descubre un bosque, “El Bosque Panul”, reconociendo en él múltiples valores que la empodera para luchar por su protección y conservación. En parte para el bienestar inmediato, como es el agrado de recorrer un bosque nativo inserto en la ciudad, pero principalmente pensando en las futuras generaciones, los niños y los que están recién naciendo que tienen derecho a vivir en una ciudad saludable y bella.

Gracias a esta comunidad formada esencialmente por jóvenes agrupados en la “Red por la Defensa de la Precordillera”, que con ingenio, esfuerzo y muy escasos recursos económicos, el Bosque Panul aún está en pie. No precisamente por la voluntad de aquellos que por azar y pertenecer a una clase social privilegiada, tienen título de propiedad de estas tierras, sino debido a que los integrantes de la comunidad convocan por medio de las redes sociales a diversas actividades, tales como limpiar, reforestar, regar y educar a los nuevos vecinos de las bondades y cuidados del lugar, impidiendo que los intereses por urbanizar se concreten.

El Bosque Panul es un reducto de vegetación correspondiente a la formación del bosque esclerófilo, enclavado en la precordillera andina de la comuna de La Florida, bajo la Quebrada de Lo Cañas, dentro del fundo El Panul, sobre un tramo de la Quebrada de Ramón en la Región Metropolitana[1]. Abarca un total de 520 hectáreas, de las cuales una gran proporción son terrenos en alta pendiente. Esta zona del país es considerada un hotspot de biodiversidad por su alto nivel de endemismo, con especies exclusivas de esta área del planeta, algunas de ellas en categoría de amenaza como es el caso del Guayacán (Porlieria chilensis) y la mariposa del chagual (Castnia psittachus).

En los tristes días que vivimos, a consecuencia del prolongado período de sequías de más de una década que azota una importante área de nuestro país, vemos decaer el bosque esclerófilo y estos pequeños parches remanentes, como El Bosque Panul, cobran alta relevancia por su escasez, endemismo y también por los múltiples servicios ecosistémicos que éstos cumplen. Destaca la regulación del ciclo hídrico evitando inundaciones, contribuye a mejorar la calidad de los suelos al aportar materia orgánica y vida, a la vez que lo retiene e impide el arrastre de partículas y la erosión. Con su follaje siempreverde, atrapa muchas partículas de polvo y contaminantes que se encuentran en la atmósfera, evitando que se desplacen hacia las zonas más pobladas. A la vez, cumple una muy importante función en la regulación térmica ocurriendo un recambio de aire más frío y limpio hacia las zonas más bajas de la ciudad.

Además de los aportes ambientales, para los habitantes urbanos es una oportunidad de acercamiento a la naturaleza; caminar bajo los árboles, percibir sus aromas, el cobijo bajo las ramas, los sonidos del bosque como el cantar de las aves y el movimiento del follaje. También las vistas a diferentes escalas y alturas, algunas muy íntimas y otras panorámicas hacia el macropaisaje, permiten sentirse parte de esa naturaleza junto a las numerosas aves, insectos, reptiles y otros seres vivos que comparten esta tierra.

En base a los antecedentes anteriormente expuestos, surgen cuestionamientos como el siguiente ¿es sensato que una persona tenga el poder de decidir por el futuro de una zona estratégica del territorio, en la precordillera andina, en la región más poblada del país y de muy alta densidad poblacional, con escasos suelos permeables y vegetación captadora de las precipitaciones? A todas luces resulta un sinsentido, pero lamentablemente los planes reguladores que deberían ser la guía para asegurar ciudades sustentables y con el debido resguardo de áreas valiosas, son insuficientes y todavía la propiedad privada tiene más valor y supremacía frente a decisiones vitales para la ciudadanía.

Esta es una historia que continúa, todavía no se sabe su desenlace. Hay una comunidad que no pierde las esperanzas de lograr que muchos más se sumen a esta causa, que vean en este Bosque y la lucha por su conservación, una manera de aportar para el futuro de este planeta. Y por cierto, que prime la cordura y ser capaces de comunicar en miles de voces para llegar a que los actuales y temporales dueños de estas tierras, encuentren sentido en el valorar, proteger y conservar el Bosque Panul, y al final alcanzar el Parque comunitario soñado, de libre acceso, pero a la vez resguardado del deterioro, con un uso de acuerdo a sus posibilidades, con una adecuada carga de visitantes y actividades que no pongan en riesgo este regalo de la naturaleza.


[1] Red por la Defensa de la Precordillera. 2019. Bosque El Panul, parque comunitario. Segunda edición. Santiago, Chile. 57pp.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

1 Comentario en EL BOSQUE PANUL Y LA LUCHA DE UNA COMUNIDAD

  1. Muchas gracias María Gabriela por su excelente artículo y por aportar a nuestro semanario digital con temas de ecología y medioambiente. El problema que plantea acerca del uso de terrenos rurales por parte de sus propietarios, sin regulaciones ambientales y de uso de suelo, es gravísimo. Hay un vacío en la legislación sobre gobernanza de predios rurales; no hay planes reguladores para el territorio nacional y sus ecosistemas. Mi amigo, Arq. Antonio Zelada Espinosa- colaborador de nuestra página- postula que la reglamentación sobre planes reguladores comunales y metropolitanos «está coja», pues no toma en cuenta la geografía y las demás ciencias sociales y de la Tierra que deben intervenir en sus diseños y modificaciones. Debe haber, -dice- antes de los PRC/PRM, un ‘Plan General de Urbanismo’ de tipo macro que dé las ‘directrices técnicas e ingenieriles’ para elaborarlos; eso no existe y, por tanto, es de suma urgencia diseñarlo y legislar al respecto. Se están loteando predios rurales en todo el territorio en parcelas de 5[ha] sin regulación y sin control dado el libertinaje existente que, como bien usted lo destaca, está fomentando la destrucción de valiosos bosques y ecosistemas delicados. Sugiero unir fuerzas entre todas la agrupaciones ambientalistas relacionadas con esto para tratar de cambiar esta grave situación.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl