La ciudadanía en general, los humanistas y demócratas en particular, no podemos permitir ni aceptar el desembarco del Fascismo nuevamente en CHILE.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿El cielo es el límite?

Pamela Espinosa

Psicóloga, Magíster en Desarrollo Organizacional Coach Profesional Pontificia Universidad Católica Directora Consultora Desafío

No, el límite eres tú mismo. Cuantas veces nos encontramos deshaciéndonos en explicaciones para argumentar por qué no podemos realizar ese cambio, aquél viaje, ese deporte, la aventura con tu pareja, ese desafío personal. “Es que no tengo tiempo, no tengo dinero, mi trabajo me lo impide, no tengo la energía, tengo otras prioridades, me faltan tantas cosas”, etc.

Cuando veo a las personas quejarse por la vida que no tienen, me pregunto, ¿Cuál es el verdadero impedimento, tus circunstancias, tus traumas o las limitaciones de tu propia mente?

Recuerdo las palabras de Nick Vujicic, el joven que sin tener piernas ni brazos, logró cambiar una vida sin sus extremidades, por una vida sin límites; el dice: “¡Yo tengo una ventaja sobre ustedes, mi silla de ruedas la veo, la toco y la quito si lo necesito, en cambio ustedes, tienen la silla de ruedas en sus cabezas, son sus miedos quienes dan explicaciones a todo y les impiden tener una vida infinitamente mas rica y satisfactoria y ni siquiera se dan cuenta!”

¿Qué es lo que verdaderamente hay detrás de tus “no puedo”?  Comodidad, miedo, inseguridad, flojera… tal vez todas las anteriores. Quiero compartir con ustedes la recomendación de la coach y psicoterapeuta Wendy Jago, y la conferencista TED Margarita Pasos: Tu razón para no desafiar tus límites puede ser que estás cómodo, y tal vez incluso orgulloso de ser como eres. Pero no caigamos en la trampa de dar por sentado que cambiar sólo hace referencia a arreglar cosas. Trabajar contigo mismo, te permite realizar elecciones informadas en tu vida, no controladas ni limitadas por tu respuestas automáticas y temores inconscientes. La mayoría de los límites de nuestra vida, aquellos que consideramos absolutamente ciertos e inamovibles, son en su mayoría irreales y aprendidos. ¡Piénselo! Incluso aquellos límites que consideramos obvios: volar fue imposible, hasta que alguien inventó los aviones; comunicarse con la familia estando al otro lado del mundo, era impensable hasta que alguien inventó el teléfono (e incluso ahora es casi gratis). La tierra era plana, el sol giraba en torno a nuestra tierra, etc. Puedo seguir nombrando ejemplos de convicciones que delimitaron las fronteras de lo que es posible y que finalmente no eran ciertos. Piense un momento, ¿Quién es la persona con la que usted más habla?, ¿con quién intercambia más impresiones, creencias, juicios, quejas etc.? Aunque usted no lo crea, la mayor cantidad de conversaciones que tenemos en nuestra vida, es con nosotros mismos. ¿Qué nos decimos a nosotros mismos? ¿Son palabras amistosas y de aliento o es el peor crítico de su vida? El estilo explicativo, es la manera en la que nos explicamos lo que nos sucede en la vida, es aquella conversación que interpreta lo que te está ocurriendo. Es por eso que frente a una misma situación, dos personas reaccionan de maneras completamente diferentes. Pensar en esto, nos permite observar si somos un apoyo para nosotros mismos o nos dilapidamos con comentarios descalificadores, culpamos a los demás ó nos invitamos amablemente a desafiar nuestros puntos de vista. ¿Es usted de las personas a las que a cada solución, le encuentra un problema? ¿Por qué no deja de darse explicaciones y mejor se atreve a ir por más en esta vida? Está comprobado que el 95% de las cosas negativas que nos imaginamos nunca llegan a suceder.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl