Ciudades Sustentables... Una necesidad Urgente en el camino del desarrollo Integral del Ser Humano.
Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

¿El despertar de las cooperativas?

Hay temas que son porfiados y que insisten en ocupar espacios. Los “expertos en economía” ( procedentes en gran número de la Pontifica Universidad Católica de Chile), pese a haber sido criados al alero de un plantel de educación superior que, en teoría al menos, debiera cultivar un pensamiento cercano a la Doctrina Social de la Iglesia, tienden a reconocer filas en el más extremo neoliberalismo. Ninguno de ellos es  capaz de trabajar concepciones alternativas a las que les impregnaron los “Chicago boys”. ¿Será posible, entonces, enmendar ese rumbo”?

Hay ciertos principios de este modelo neoliberal que saltan a la vista. Defensa irrestricta de la propiedad privada (la “función social” de la propiedad” es cosa del pasado y de pontífices añejos), libre competencia (lo que implica bajar los costos de producción y,  entre ellos, los salarios), reducción de todo rol económico del Estado, afán de lucro motor de la actividad económica, y, consecuentemente, concentración de la riqueza en unas pocas manos.

Watts Alimentos S.A. constituye un ejemplo de lo dicho. Nacida como empresa familiar en 1941, hoy, en manos del consorcio Larraín Cruzat controla mercados de los lácteos, aceites, margarinas.  Chef, Cristal, Astra, Palmín, Frugo, Wasil, Regimel,  Danone, Calo, Loncoleche, Calán, Lácteos Valdivia, Frutos del Maipo, han sido absorbidas por el consorcio  año tras año. Todo bien hasta que se dieron cuenta que la Cooperativa La Unión, (COLÚN),   se había ido consolidando en el Sur y expandiéndose.  y decidieron atacar por el lado tributario arguyendo que el régimen impositivo de las cooperativas era diferente y las favorecía. Con la colaboración desinteresada de “El Mercurio” alcanzaron la tribuna necesaria.

Sin embargo, parece que Watts fue por lana y salió trasquilado. Doscientos un  agricultores de las regiones de Los Ríos y Los Lagos, buscando emular a COLÜN, decidieron organizarse cooperativamente, Sustentándose en 16.540 hectáreas, cerca de 23.100 vacas en  ordeña y 20.000 terneros han decido dar vida a  FUTUROCOOP. Ello les permite producir más de 115 millones de litros de leche anuales e incursionar en el mercado de los productos lácteos con marcas propias.

El ingeniero civil Ricardo Ríos, cabeza de FUTUROCOOP, ha sido categórico al dar a conocer los fundamentos del proyecto (“El Mercurio” 10.09.2018):

  • “Los agricultores chilenos hemos contribuido a financiar la expansión de Watts, Fonterra y Nestlé”;
  • “Producto de lo anterior, Chile dejó de ser autosuficiente en la producción de lácteos y hoy importa alrededor de un cuarto de su consumo total”;
  • “El círculo es vicioso y cada día más productores abandonan el sector para nunca más regresar”.

La iniciativa, que cuenta con socios importantes como Chilterra y Futurolac,  está abierta a todos quienes deseen sumarse y ya decidió instalar una planta automatizada con una inversión de 12 millones de dólares para incursionar en el mercado. Los organizadores de la nueva entidad, han agradecido públicamente al Ministro de Agricultura Antonio Walker,  por su apoyo. Walker, que no pertenece a los tan vilipendiados “chicagoboys” ha comprometido desarrollar este importante sector de la economía, en base al fomento de la asociatividad.

Sería necesario que colectividades como la Democracia Cristiana (que tienen en su ideario modelos de empresas familiares, mutuales, cooperativos,  que se fundan más en el bien común que en la motivación del lucro, más en la solidaridad que en la competencia) desempolvaran los principios olvidados y promovieran una nueva visión de la economía en sectores tales como el comercio detallista, la salud, para empezar. Por supuesto, siempre que los ministros Felipe Larraín y Valente, no se molesten. Punto aparte.

Clínica Las Condes es uno de los más grandes hospitales privados del país y atiende casi exclusivamente al sector ABC1. El presidente de su directorio es Andrés Navarro (dueño de Sonda y de AFP Modelo) y su gerente general el ex ministro de Salud Jaime Mañalich. Sin un grupo controlador exclusivo, su principal accionista es la señora Cecilia Karlezi. Un alto número de médicos es también accionista lo que crea claros problemas de gestión por el evidente conflicto de intereses.  Aunque Mañalich dice  que todo marcha sobre ruedas, Karlezi no lo deja respirar e insiste es que resulta  incomprensible  que de la contabilidad de la clínica hayan desaparecido más de 10 mil millones de pesos sin justificación alguna. Argüir que se trata solo de un error de línea que se mantuvo por casi una década, es inaceptable, en tanto que los miembros del directorio del período, tratan de cerrar filas y, también, de cerrar el tema. En la complicada situación de CLC, ha llamado la atención  que se haya hecho público que un perfil bioquímico en CLC cueste $30.331 y en el Hospital PUC $10.990: que una ecografía obstétrica en CLC cueste $152.095 y en el Hospital PUC $9.060; que un electrocardiograma en CLC cueste $34.135 y en Hospital PUC $11.300; un perfil lipídico $47.412 en CLC y $8.140 en Hospital PUC; y un hemograma, $24.563 en CLC y $3.890 en Hospital PUC. Bueno. Los problemas, cuando se presenta, hay que solucionarlos de cualquier manera.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl