«La paz es hija de la convivencia, de la educación, del diálogo. El respeto a las culturas milenarias es hacer nacer la paz en el presente». Rigoberta Menchú, activista por los derechos indígenas.

Actualmente nos leen en: Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, México, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El Entusiasmo

Guilmo Barrio Salazar

Desde Georgia, E.U.A.

A pesar de la pandemia que se está viviendo en la actualidad, hoy quise entregarles un recurso de todos los logros personales, para que no se me depriman con la cuarentena, ni piensen que lo negativo impera en nuestras vidas.

Mi estimado lector o lectora de La Ventana Ciudadana, usted puede hacer cualquier cosa con entusiasmo.  El entusiasmo es la levadura que hace que sus esperanzas personales se levanten hacia las estrellas.  El entusiasmo es el brillo de sus ojos, el vaivén de su caminar, el apretón de su mano, es la irresistible inquietud de su voluntad y su energía para ejecutar sus ideas.  Las personas entusiastas son luchadoras constantes.  Tienen fortaleza.  Tienen cualidades estables y permanentes.  El entusiasmo es la base de todos los progresos.  Con él hay logros.  Sin él, solamente hay excusas.

En una oportunidad, un reportero le preguntó al fabricante de automóviles, Henry Ford, «¿Qué haría si un día perdiera todo lo que tenía?».  El señor Ford le respondió: «Recuperaría todo de nuevo en aproximadamente unos 5 años».  En otras palabras, él podría estar temporalmente en bancarrota, pero nunca sería pobre.  Y continuó diciéndole al reportero: «Si el dinero es la esperanza de su independencia, usted nunca lo obtendrá.  La única seguridad real que una persona puede tener en este mundo, es una reserva de su conocimiento, de su experiencia y su habilidad».  Y el entusiasmo es la fuerza motivadora detrás de todas estas destrezas personales.

Permítanme indicarles, que el novelista francés, Anatole France, un crítico y ganador del Premio Nobel de Literatura en el año 1921, hace un siglo atrás, una vez escribió : «Yo prefiero la locura del entusiasmo a la indiferencia de la sabiduría».  Sí, es verdad que la gente entusiasta también cometerá errores de vez en cuando, pero esa es la naturaleza de la autosuperación.  Solamente aquellos que se animen a tomar riesgos saldrán adelante en la vida.

Acertadamente, Douglas Malloch escribió :

«Si no puedes ser camino, sé un sendero,
si no puedes ser el sol, sé una estrella,
no es por el tamaño que ganamos o fallamos,
sino por hacer lo mejor de lo que somos».

Con estos ejemplos, mis estimados lectores de La Ventana Ciudadana, es de esperar que en el transcurso de este año 2021, ustedes mantengan vivo el entusiasmo, o lo inicien como una de las resoluciones personales para este nuevo año, y ya verán que antes de finalizarlo, podrán ver los resultados positivos que obtendrán, gracias a su propio entusiasmo personal que irradiará externamente, contagiando a toda persona que se les acerque, no del Corona Virus, sino de ese gran entusiasmo que los hará triunfar.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl