La ciudadanía no puede permitir que lleguen al gobierno, los que se coluden contra sus intereses.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El Futuro Incierto de la Acción Afirmativa en los EE.UU.

Guilmo Barrio Salazar

Desde Georgia, E.U.A.

Como  ex-Director Municipal, desde el año 1979 al año 1990, del programa federal llamado Acción Afirmativa, el cual otorga  igualdad de oportunidades de empleos, de estudios, de poder obtener contratos municipales, estatales y federales, a la vez de poder contar con la posibilidad de tener una vivienda digna, para los grupos minoritarios de este país, hoy deseo hablarles sobre este programa, el cual está tomando un curso completamente equivocado en la actualidad, como  consecuencia de la mentalidad gubernamental del presidente número 45 de los Estados Unidos de Norteamérica.

Durante mi dirección por 11 años consecutivos, luché fehacientemente por la protección de esa igualdad de oportunidades, particularmente en beneficio de nuestra comunidad latina, a  nivel municipal y estatal en Massachusetts, al noreste de esta nación.  Lamentablemente, debido a que hoy se tiene a un presidente del país muy racista, discriminador y homofóbico, nacionalmente él desea darle prioridades solamente a la raza blanca, que no es la minoría, sino la mayoría en esta nación.

Permítanme explicarles. La Corte Suprema, con jueces colocados por Donald J. Trump, el año pasado intentó eliminar el programa de Acción Afirmativa, pero ayer, el Director del Departamento de Justicia, Jeff Session, anunció que comenzaría a analizar las funciones de dicho programa una vez más, con la finalidad de realizar serios cambios.

Todo comenzó cuando el periódico The New York Times señaló que había obtenido una dirección que se la entregó a la Dirección de los Derechos Civiles del Departamento de Justicia, solicitándoles a los abogados de dicha división, una investigación relacionada con una discriminación intencional basada en la raza de los estudiantes, en la admisión universitaria, sugiriendo una demanda judicial a las universidades que discriminen contra los estudiantes de la raza blanca.

Lo más curioso de esto, es que en la Universidad Harvard, una coalición de 64 asociaciones Asiáticas-Americanas, en el mes de Mayo del año 2015, habían presentado una queja, debido a una abierta discriminación en la admisión de estudiantes de origen asiático en dicha universidad, pero en el mes de Julio del mismo año 2015, el Departamento de Educación, desechó esa queja, rehusando continuar con esa investigación, a pesar de ser una preocupación relacionada con los derechos civiles en la educación.

En el año 1957, el Departamento de Justicia, como parte de la Ley de los Derechos Civiles, creó la División de los Derechos Civiles, con el fin de proteger los derechos a todos los ciudadanos y residentes en este país, especialmente los miembros de aquellas comunidades más vulnerables.  Notablemente, esa división está encargada de hacer cumplir el IV Título de la Ley de los Derechos Civiles, el cual prohíbe la discriminación basada en la raza, el color, la nacionalidad de origen, el sexo y la religión,  en todas las instituciones educacionales públicas, especialmente en las universidades.  Esta sección de la ley intenta no segregar al cuerpo estudiantil, y sus metas son poder proveer a todos los estudiantes de  una igualdad de oportunidades educacionales, sin caer en el exclusivismo dentro del estudiantado en las instituciones públicas, y el programa de Acción Afirmativa se preocupa de que esto se cumpla en todo sentido.

La Ley de los Derechos Civiles fue creada debido a que había grupos en la sociedad estadounidense, que eran sistemáticamente discriminados a través de la historia de este país.  Una de las demostraciones que impactaban con esta clase de discriminación, se veía en las instituciones de alta escuela, donde se mantenía segregados a los estudiantes.  Por eso la Acción Afirmativa fue establecida, para solucionar esa clase de problemas sin tener que llegar a una demanda judicial, lo cual es necesario solamente cuando no existe otra alternativa de poder solucionar un problema de esa naturaleza.

Volviendo atrás, en el año 1997, el que fuera un senador, Jeff Sessions, le señaló al Senado Judicial que la Acción Afirmativa era: “una causa de crear irritaciones y tal vez atrasa la clase de movimiento para obtener una armonía racial, necesitamos seguir adelante, y pienso que esta Acción Afirmativa causa que la gente sea infeliz si pierden un contrato o el derecho de ir a una escuela, o no tienen el privilegio de atender a una universidad, simplemente debido a su color o su raza”.

Hoy, la Universidad de Harvard, por primera vez, comenzará el nuevo año escolar, el cual se inicia en el mes de septiembre, y se termina en el mes de junio de cada año, con una mayoría de estudiantes que no son de la raza blanca.  Ahora el proceso de admisión de sus estudiantes, considera a cada solicitante como una persona total, sin ver la raza, el sexo, el color o la nacionalidad de origen, revisando muchos otros factores, los que son consistentes con los estándares legales establecidos por la Corte Suprema de los Estados Unidos de Norteamérica.

A pesar de lo que piensa el Director del Departamento de Justicia, Jeff Sessions, la ley es muy clara al indicar que las universidades deben tomar los pasos para promover un cuerpo estudiantil con una diversidad racial, cumpliendo con la Acción Afirmativa, y nos da la impresión de que la Universidad Harvard está actualmente haciendo eso.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl