Esta ventanaciudadana, necesita y pretende, interpretar los intereses generales de la nación, los intereses de la ciudadanía...para ello, invitamos a nuestros lectores a participar activamente de esta experiencia, dialogando con nuestros colaboradores autores de los artículos publicados semanalmente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.

El Hombre del Machete

Guilmo Barrio Salazar

Desde Georgia, E.U.A.

Un día, a mediados del mes de Marzo de este año, James Cason, el diputado asociado que es el Secretario del Departamento de Relaciones Interiores (DOI, siglas en Inglés), convino una reunión inesperada con los miembros con más señoría de la Oficina de Administración de la Tierra.  Debo decir que Cason, quien tiene su oficina en el sexto piso de ese Departamento de Relaciones Interiores, es muy raro verlo en los pasillos, y muchos empleados en los servicios civiles nunca se han encontrado con él.  Es un hombre de conversación suave y no se crée más que los demás, que ha estado envuelto con la administración republicana desde 1980, y desde entonces siempre ha evadido la prensa y la atención pública.  Pero, los que han trabajado con Cason lo conocen como un administrador altamente efectivo y como un discípulo de algunos líderes más notorios en el sentido de que son anti-medio ambiente,  y según algunos empleados del Departamento de Relaciones Interiores, lo describen como “el hombre del machete”, por su forma de operar durante la administración del ex-presidente George W. Bush.

Alrededor de 30 empleados fueron acomodados en la sala de conferencias, donde James Cason les anunció que la señora Kristin Bail, directora temporal de la Oficina de Administración de la Tierra, sería reemplazada por Mike Nedd.  Eso no fué una gran sorpresa, porque la señora Bail, que venía de un pasado muy conservador, fué nombrada para esa posición en los últimos días de Barack Obama en su administración, como directora temporal;  Mike Nedd que era un asistente de director en el campo de energía, en minerales, y en administración de bienes raíces desde el año 2007, fué visto como mejor capacitado para implementar la agenda industrial de esta nueva administración de Donald J. Trump.

Pero la forma en que Cason condujo la reunión, les envió un rígido mensaje. De acuerdo con dos personas que estuvieron presentes, indicaron que a la vez de agradecerle a Kristin Bail por sus servicios, le dijo que ella ya no era necesaria en ese departamento, ellos piensan que eso fué lo más irrespetuoso para una profesional.  Porque eso apareció como un desempleo público, y una precaución para los demás presentes.  La reunión terminó abruptamente, tal como comenzó.  Al final del día Kristin sacó todas sus cosas de su oficina.

Tres meses más tarde, en lo que algunos miembros de ese departamento ahora le llaman “la masacre del Jueves en la noche”, James Cason les envió unos memorandums a más de dos docenas de empleados en altas posiciones en su Departamento de Relaciones Interiores, informándoles que habían sido re-asignados a nuevas posiciones;  ellos tenían 15 días para aceptar las nuevas posiciones o retirarse totalmente del Departamento.  La Oficina del Inspector General está actualmente investigando sobre cómo las transferencias laborales fueron determinadas, sin consultarles a los empleados;  algunos de ellos créen que fueron designados a renunciar de sus puestos por tener muchos años trabajando en esas posiciones, como parte de eliminar a los científicos climáticos, que Donald J. Trump no los quiere como parte de su administración.

Cason, quien se ha descrito asímismo como “el Zar de los reglamentos” en el Departamento de Relaciones Interiores, también ha supervisado como se desmantelan los reglamentos que gobiernan el desarrollo energético en los terrenos públicos.  El Departamento de Relaciones Interiores, está preparado para comenzar a perforar millones de acres (2 1/2 acres = 1 hectárea), en diferentes minas, desde el Estado de las rocas coloradas, Utah, a las costas frígidas y congeladas del Estado de Alaska, a la vez de eliminar las protecciones básicas del medio ambiente, y al mismo tiempo reducir la transparencia.  A través de la administración Trump, el nuevo logo es “la dominación energética”, una visión mundial en el cual los EE.UU. ampliará su influencia con una dramática expansión del petróleo, del gas, y la producción del carbón, sin importar los costos que sufrirá el medio ambiente.

Los hachazos a los reglamentos y al personal, está ocurriendo con una velocidad increíble.  En contraste con otros Departamentos Federales enlodazado por un liderazgo inepto en la era de Trump, un pequeño grupo interno ha mantenido dudosas formas de gobernar en el Departamento de Relaciones Interiores, con James Cason dentro de ellos.

Uno de los ex-empleados ha dicho: “De lo que puedo decir, Jim Cason está corriendo el show.  Yo pienso que él está supervisando absolutamente todo”.  Además de estar creando las nuevas responsabilidades del personal y reformando o eliminando muchas pólizas o leyes propuestas en la era de Barack Obama.  Cason escribió la noticia en Federal Register anunciando la revisión controversial de 27 monumentos nacionales, y se le ha dado carta blanca para realizar cambios relacionados con la Oficina de Asuntos con los Indios Nativos del país, y no necesita la aprobación del Senado.

Hay grandes esperanzas que los intereses energéticos logren sus metas durante la administración de Trump.  Finalizando un reglamento para limitar los conductos de metano y un llamativo uso de los pozos están como los primero de la lista.  Socavando las protecciones de las especies en peligro en las tierras federales es otra de las cosas importantes.  Asegurar que futuras administraciones sean incapaces de finalizar lo que la Asociación Independiente de Petróleo de América (IPAA, siglas en Inglés), le llama “peligroso”, los reglamentos de la calidad del aire, porque esta asociación dice que limitaría su desarrollo en las costas.

La antigua consejera Kate Kelly y la ex-Secretaria del Interior Sally Jewell, que actualmente es la directora del equipo de las tierras públicas en el Centro para el Progreso Americano, previenen que es difícil apreciar que tan radicales son las leyes del Departamento de Relaciones Interiores, las que han cambiado y no se sabe lo que esto significa para la protección del medio ambiente.

James Cason comparte el sentimiento de la industria de tener una rara oportunidad de reformar la ley de mantención de la tierra.  En la ciudad de Denver, en el Estado de Colorado, él meditó que la elección de medio término no estaba tan lejos, y que la dinámica en el senado, y posíblemente aún en la Cámara de Representantes, cambiaría, haciéndolo más difícil el avance de una agenda que cambie los reglamentos.  El dijo: “Usted piensa que van a pasar cuatro años para hacer las cosas, pero aquellos de nosotros que hemos estado al lado del gobierno federal, decimos que no necesitamos cuatro años.  Y si usted desea efectuar un cambio, debe tener un sentido de urgencia desde el primer día”.

Con razón Cason tiene el machete en la mano todo el tiempo, y desea saquear los Parques Nacionales estadounidenses, planificándose llevar un gran botín mal usando las tierras públicas de esta nación.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

Sé el primero en comentar

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl