El desarrollo de la nación debe estar presidido por el respeto al Medio Ambiente.
Actualmente nos leen en: Alemania, Francia, Italia, España, Canadá, E.E.U.U., Rusia, Australia, Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Uruguay, Bolivia y Chile.
machistas femeninas

EL MATRIARCADO ENCUBIERTO

Violeta Cáceres, escritora

En Chile, queramos o no, existe un poderoso matriarcado agazapado tras un mal llamado machismo y aunque es doloroso el acto del femicidio y ataques sufridos por mujeres a lo largo y ancho del país y en el correr de este año 2016, no podemos dejar de reconocer algunas verdades y analizar, someramente, el por qué hemos llegado a esta extremosa situación: nada es casualidad sino causalidad.

Sabemos que los hombres: el mal llamado sexo fuerte; que de fuertes sólo tienen la fuerza física, el resto de atributos, por evolución, es bastante diferente al  sexo débil; que tampoco tiene nada de débil, sino todo lo contrario, porque también por evolución, las integrantes del grupito poseen mayores ventajas y mayores posibilidades, por ejemplo, de supervivencia ante cualquier dificultad, sobre todo a consecuencia de los embarazos pues ya están evolutivamente adaptadas para la posibilidad de maternidad propias; en cambio, los integrantes del sexo masculino, son más lábiles y delicados por lo  que requieren de mayores cuidados  en sobrevivencia y así constatamos que cuesta más criar a un varón y estadísticamente así está demostrado: el varón es más delicado de salud física y sobre todo emocional, aunque la mayoría de nosotros somos analfabetas emocionales, las madres se han encargado de criar, instruir y educar varones (esos mismos que les cuesta tanto conservar) inculcándoles que no deben manifestar emociones y siempre deben ser atendidos como reyes, pero fundamentalmente nunca han aprendido a  manejar emociones porque nadie les ha enseñado, muchas veces, ni en el hogar de origen y menos en la escuela; también , estadísticamente, el promedio de vida de un varón es menor al de las mujeres: vivimos más y mejor, mientras no hagamos méritos para que nos arranquen la vida antes de eso.

Por otro lado, en estos tiempos bien llamados del destape, donde las féminas airean sus presas, provocativamente a diestra y siniestra, pretendiendo que los hombres no reaccionen, no las piropeen, no las miren siquiera, en definitiva no se exciten, aun cuando fisiológicamente van a manifestar signos de excitación por tener los genitales expuestos, a diferencia de las mujeres, cuyos  órganos reproductivos están a resguardo y lógicamente nunca van a reaccionar iguales.

Antiguamente se decía que “los caballeros no tienen memoria” y esto actualmente y según las estadísticas se ha trocado en que “las damiselas no tienen memoria”, por el alto grado de infidelidades de parte de ellas, y de la mala costumbre adquirida de mirar para el lado; entonces, de qué nos quejamos: si hemos adquirido tantos derechos en desmedro de un género al que se le exige que sea fundamentalmente un proveedor, un protector, un mero espectador de la hazañas feministas y aunque es cierto  que todo lo anterior no les da ningún derecho a matar, entonces enseñemos primero, como madres, a fortalecer su equilibrio emocional, a aceptar las igualdades y derechos adquiridos de la que fuera creada de su propia costilla, dicen; y después cobrémosle las cuentas y condenemos a los desalmados y  posiblemente, potenciales cornudos.

Recuerda que puedes seguirnos en facebook:

Déjanos tu comentario:

Su dirección de correo electrónico no será publicado.

*

8 Comentarios en EL MATRIARCADO ENCUBIERTO

  1. Columna digna ? Qué se puede extraer ?nada, sólo la profunda y lamentable ignorancia.

  2. Me parece que la columna es digna de discusión. Lo necesario es profundizar en las distintas aristas que se pueden extraer del texto; Evolución, igualdad, educación, respeto, idiosincrasias Etc.

  3. Sra o señorita Cáceres…Leyó lo que escribió, Yo no lo puedo creer!!!
    Que le pasa a usted con sus congéneres, tanta rabia, tanto dolor.
    Póngale alegría a la vida usted puede mírese a su interior y encontrará belleza, la que hoy aparece bloqueada.
    Usted puede escribir cosas hermosas.

  4. Qué lamentable artículo de la Sra. Cáceres, primero por el fondo de su planteamiento, las mujeres son las culpables que las violenten, asesinen, por provocar, y los pobres hombres , seres que sólo obedecen sus instintos, porque las madres no los han educado de otra manera.
    Me pregunto en qué siglo se quedó Cáceres. Qué educación tuvo, cuál fue su vida familiar, porque en ella se expresa resentimiento y el peor de los Machismos. Y más me pregunto cómo puede llamarse escritora, lo es en realidad ? , a la luz de lo leído es difícil de creer. Y ya no por sólo por el fondo, también por la forma, el artículo está mal escrito, desde el punto de vista literario, argumentativo, y a ratos llega a ser grosero. Al leerlo pienso en una persona que vacia sus resentimientos y trancas personales en un conjunto de frases mal hilvanadas, pero no en una escritora.
    Me ha asombrado, indignado, y finalmente dado lástima, y rechazo su artículo y las ideas ahí expresadas categóricamente.
    Gracias a que estamos lentamente avanzando como sociedad en la toma de conciencia profunda del No a la violencia contra las mujeres, tanto por mujeres como por hombres, es que creo que lo burdo de sus palabras quedará sólo en eso, un conjunto de palabras lamentables, desafortunadas y burdas.

  5. En todo el mundo y desde todas las actividades la gente sensible y con valores humanitario combaten la violencia hacia la MUJER.

    Nota al Pie:

    Soy ( NO SOY) hincha de los bleus.
    Cuando ya faltan pocos días para la Eurocopa de football en Francia, personalidades deportivas y otras, participan en la.campaña contra las violencias hacia la Mujer.

    Un juego de palabras con el nombre del equipo de Francia : Les Bleus, que significa azul y “Moretón”, el resultado de un golpe.

    A buen entendedor pocas palabras bastan.

  6. Yo, aireo mi hermoso cuerpo, grácil,armónico,bello, lo hago sin temor, complejos… dejo que el sol acaricie mi piel. No me avergüenzo de la creación de DIOS de mi humanidad, todo lo contrario… me sorprende su hermosura, todo en su lugar, derrochando armonía.Jamás aceptaré que una grosería altere ni agreda esta belleza y armonía.
    He sido una eterna y ferviente defensora de las libertades individuales y colectivas y,sobre todo, lo que es la libertad de las MUJERES.
    Las mujeres necesitamos y merecemos respeto, el artículo de la señora Cáceres, lamentablemente, no lo expresa.

  7. Profundamente conmocionada y ofendida como persona, por el artículo que aparece en La Ventana Ciudadana.

    La prensa tiene y debe ser democrática y pluralista. Democrática porque todos pueden participar siempre y cuando, eso sí, no se transmitan ideas irrespetuosas ni falacias. Pluralista porque las ideologías pueden ser diferentes. Pero no podemos permitir en nombre de éste, imágenes ni palabras injuriosas hacia la mujer.

    El obscurantismo tanto en la forma como en el fondo, nos golpea de frente e inmediatamente, tanto así, que resulta difícil seguir leyendo, por qué…

    Porque el desorden del texto refleja un pensamiento caótico. La escritura es una mezcla de superlativos, comparaciones y palabra sueltas. El todo al parecer, echado en una licuadora y luego tirado encima de una página.

    Malala Yousafzai, paquistaní de 17 años, víctima del obscurantismo Talibán, recibe en 2014 el premio Nobel de la paz por su combate por la educación, sobre todo de las niñas.

    Matriarcado agazapado. Dos palabras que denotan inmediatamente culpabilidad. El poder de las mujeres es un poder oculto, así pues, negativo. Ellas educan los hijos varones, el padre desaparece. Acá no hay sociedad ni cultura ni educación. La madre es la culpable: el pecado original está aún vigente. Así nada es Casualidad sino que Causalidad, es decir, si hay femicidios es porque la mujer ha hecho todo para recibir ese castigo. La mujer airea sus “presas” (que terrible vocabulario en la pluma de una mujer), y provoca al hombre, el cual se ha convertido en este artículo, en un ser sin raciocinio, obedeciendo sólo al instinto que lo domina.

    Bien, detrás de éste poderoso matriarcado hay un “mal llamado machismo “, es decor, según Cáceres el machismo no existe, sólo existen “las malas costumbres” y hazañas de mujeres que “miran hacia el lado”( ?), por lo tanto “hacen mérito” para que les arranquen la vida “.

    La verdad es que éste escandaloso artículo de la señora Cáceres – escritora – provoca náuseas. El Estado islámico quedó atrás.

    El obscurantismo es peligroso, más aun cuando viene de una mujer.

  8. No logro entender si la señora Violeta Cáceres , escribe en serio o es una provocación a quienes pretendemos cambiar el orden de cosas en una sociedad plagada de nefasto y manifiesto machismo Machismo.
    por otro lado el artículo de la Señora Violeta adolece de un tema metodológico fundamental: titula su artículo de “Matriarcado Encubierto” y no define ni analiza dicho término y lo de encubierto, tampoco es desarrollado con claridad.
    Lo único que hace falta hoy respecto del tema es Condenar con mucha fuerza los femicidios , los que cada vez se hacen mas brutales y mas seguidos.

sertikex-servicios-informáticos www.serviciosinformaticos.cl